El Tribunal Supremo ha condenado a 11 años de cárcel a un chófer de la Embajada de Guinea Ecuatorial en España que contactó vía Facebook con una joven compatriota residente en el país africano, a quien engañó con promesas para que viniera a Madrid y, cuando ella estaba en España, la violó.

El reo ofreció la posibilidad de gestionarle un viaje a España y ayudar a permanecer aquí de modo permanente a la joven, pero le ocultó que en realidad lo que quería era tenerla a su disposición para mantener relaciones sexuales con ella siempre que quisiese.

Haciéndola pasar por su sobrina (no tenían parentesco ni se conocían de antes de su contacto por Facebook), consiguió un visado para la joven.

Tras su llegada a Madrid en octubre de 2012, la chica fue recogida en el aeropuerto de Barajas por unos familiares que la llevaron a su casa en Alcalá de Henares.

Al día siguiente, el acusado contactó con ella, la invitó a comer, la llevó a un hotel y la obligó a mantener relaciones sexuales amenazándola con forzar su devolución a Guinea si no accedía. El acusado, que esportador del VIH, no usó preservativo, aunque de momento el virus no se ha revelado en la chica.

En junio de 2014, la Audiencia de Madrid condenó al hombre a 7 años de cárcel por agresión sexual y 6 años por delito de trata de seres humanos. El Supremo mantiene la primera pena, pero considera que el otro delito que cometió es contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, ya que no encaja en el de trata de seres humanos, por lo que le impone una pena de 4 años. En total, 11 años de prisión.

Fuente: ABC

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)