En diciembre de 2019, Distributed Denial of Secrets (DDoSecrets, por sus siglas en inglés) filtró más de 130 gigabytes de archivos que denominaron #29Leaks. La filtración pone al descubierto las oscuras actividades financieras de Formations House (ahora, The London Office), uno de los mayores bufetes londineses que prestan servicios corporativos a las grandes fortunas de todas partes del mundo.

Según varios medios internacionales, Formations House creó una poderosa red de bancos ficticios en Gambia que sirvieron “como instrumento financiero para cometer fraudes y estafas en diferentes partes del mundo”, señala elconfidencial.  Y lo más probable es que, detrás de la operación que un alto funcionario de la embajada de Guinea Ecuatorial pretendió supuestamente construir en las dos grandes capitales del país serían financiados por “bancos fake” de Gambia, entidades financieras sin fondos que servían hasta la filtración de los datos para cometer grandes fraudes.

La filtración de DDoSecrets (ahora su cuenta en twitter bloqueado permanentemente) disponible en su base de datos pública – hunter.ddosecrets -, detalla cómo los ecuatoguineanos utilizaron el bufete londineses para solicitar una línea de crédito de 40 millones de euros para construir 4 megaproyectos probablemente ficticios en Guinea Ecuatorial. 


La información se desprende de una serie de correos electrónicos intercambiados entre los ecuatoguineanos y la directora de Formations House, Charlotte Pawar. En una de esas conversaciones, Charlotte Pawar propuso al funcionario ecuatoguineano identificado con el nombre de Francisco Nve Osa Afang, entonces Segundo Secretario de la Embajada de Guinea Ecuatorial en el Reino Unido, gestionar un encuentro con el presidente del gobierno ecuatoguineano para proponerle la posibilidad de llevar inversores extranjeros, generar empleos y, la creación de una zona económica libre “Enterprise Zone”

Para conseguir los 40 millones de euros, Francisco Nve Osa Afang y sus colaboradores, Elviro Neftali Ncoko Nchama y la misteriosa mujer, Ernesta Nchama Ondo, utilizaron una probable empresa fantasma, Guigestion & Transaccion Horizonte SL. Se desconoce en qué jurisdicción se registró la sociedad, pero sí, según se desprende de los emails, Elviro Neftali Ncoko Nchama actuaría como representante de la misma en Guinea Ecuatorial.

La operación se orquestó entre enero y noviembre de 2013, un año después de que Mari Cruz Evuna Andeme presentara sus cartas credenciales como Embajadora de Guinea Ecuatorial en el Reino Unido en julio de 2012. 

La filial francesa en Malabo, Societe General de Banque fue presentada por los ecuatoguineanos como la entidad que actuaría como avalista del crédito que Charlotte Pawar iba a conceder para financiar la construcción de 2 centros comerciales, 2 gasolineras (Malabo y Bata) y 2 embarques.  

El supuesto proyecto fue catalogado como una oportunidad para operar en la dictadura de Teodoro Obiang. El bufete londineses presionó a los ecuatoguineanos para acelerar la operación. Debido a la nula capacidad de los ecuatoguineanos de redactar un proyecto viable, ofrecieron sus servicios para redactar un plan de negocio por un importe de 5000 euros.

Según los términos del crédito, los ecuatoguineanos tenían que presentar lo más pronto posible la garantía bancaria de la filial de Societe General en Malabo, donde supuestamente Guigestion & Transaccion Horizonte SL disponía de una cuenta bancaria. A partir de ese momento los ecuatoguineanos en especial Ernesta Nchama Ondo desvarían y se empieza a notar las incoherencias en sus conversaciones hasta tal punto de que Charlotte Pawar solicita hablar con una persona más capacitado del grupo. 

La entidad financiera que concedería el crédito del que Charlotte no cita en ningún momento de las conversaciones tenía otra condición sine qua non no abierta a negociación. Las obras debían ser construidas MHL Holdings, empresa que según Charlotte Pawar, el banco confiaba en ella, porque “habían realizado proyectos conjuntos en Gambia, Ghana, Chad y Senegal”.

El préstamo se reembolsaría en un plazo de 10 años con “un aplazamiento de 2 años mientras se llevan a cabo las obras de construcción” señala Pawar. Después de este periodo de gracia, la deuda se devolvería con los fondos obtenidos tras la venta de cada establecimiento construido en los centros comerciales. 

Todo estaba cerrado y los supuestos 40 millones de euros estaban disponibles para construir las obras. Pero no llegaba la esperada garantía de crédito de Societe General de Banque en Malabo. En ocasiones Francisco Nve alegaba que después de unas supuestas conversaciones mantenidas con “Societe General en Malabo y el Gobierno, estos solicitaron datos del banco prestamista para incluirlos en la garantía de crédito.  

Pasaban los días sin noticias concretas de Francisco Nve. La directora de Formations House le comunicó que el crédito había sido utilizado para otro proyecto, pero que, ellos refiriendose a Formations House estaban interesados en ejecutar el proyecto. Le adelantó que, en marzo de 2013, el banco dispondrá otra línea de crédito, pero era necesario proporcionar el aval de Societe General de Banque. 

Charlotte Pawar solicitó los datos de Societe General y escribió al Director Comercial en Malabo en 2013, Alain Couteau un email con copia al Director General Bruno Massez, solicitando información detallada de la garantía de crédito que habían asegurado conceder a Guigestion & Transaccion Horizonte SL, “nuestro cliente nos ha informado que su banco Societe Generale ha aceptado emitir una garantía bancaria. Me han dicho que pueden enviarme la documentación la próxima semana como prueba”, añadiendo que “la garantía debe ser de 50 millones de euros”, es decir, más del supuesto crédito previsto.  

La respuesta de SGBGE Malabo no dejó ninguna duda de que estaban ante un posible fraude o estafa internacional, “Guigestion & Transaccion Horizonte20 SL no era cliente de la filial francesa en Malabo. Por lo tanto, no se ha emitido ninguna garantía bancaria”.  

El 15 de abril del mismo año, Charlotte informa por email al diplomático ecuatoguineano la respuesta de Societe General “confirma que no conoce a su empresa Guigestion & Transaccion Horizonte y no conoce a los funcionarios de la empresa a los que he dado los nombres”. A pesar de los inconvenientes, Formations House insiste en ejecutar el proyecto sugiriendo a Francisco Nve que “tus colegas hablen con el Sr. Massez y el banco para verificar la garantía del banco”

Después de estas últimas conversaciones parece que las partes cortaron las relaciones no pudiendo ejecutar sus planes. Hemos contactado con algunas de las partes ecuatoguineanas involucradas, pero no han contestado a nuestras preguntas. Se desconoce si la embajadora de Guinea Ecuatorial en el Reino Unido durante los hechos era conocedora de la operación. 

 
Quién es Ernesta Nchama Ondo.

Ecuatoguineana de origen y nacionalizada como ciudadana española, Ernesta Nchama Ondo aparece en la red social de empresas linkedin como autónoma en Advantages.  

El nombre de la empresa coincide con la nomenclatura del correo electrónico ([email protected]) utilizado por Nchama Ondo para intercambiar los mensajes con el bufete Formations House. Regenta un bar de copas en Alcorcón (Madrid) en el que frecuentan mayoritariamente ciudadanos ecuatoguineanos, aunque según confirman fuentes próximas a ella, reside actualmente en el extranjero.

Las últimas noticias públicas que se supo de ella, son las publicadas en los diferentes medios locales irlandeses en febrero de 2017, donde se informa de la detención de varias mujeres extranjeras que dirigían burdeles en Letterkenny. Los hechos se detallaron durante un juicio que fue recogido por la prensa donde dos ecuatoguineanas entre ellas, Ernesta Nchama Ondo reconocieron dirigir un burdel en Letterkenny. 

Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)