• Los poderes constitucionales temen las represalias que pueda tomar Armengol Ondo Nguema si actúan en su contra

La empresa Sociedad Nacional de Vigilancia, más conocida como Sonavi, propiedad de Armengol Ondo Nguema, hermano menor del dictador Teodoro Obiang Nguerma Mbasogo, tiene el monopolio desde hace décadas de la seguridad de todas las empresas petrolíferas que operan en Guinea Ecuatorial. Dicha entidad, que también actúa como Agencia de Trabajo Temporal, despidió en 2013 a 14 vigilantes de la petrolera ExxonMobil que llevaban en sus puestos algo más de 15 años.

La razón que esgrimió el propietario para justificar este despido masivo fue que los empleados además de exigir el pago de las horas extras que trabajadas desde el 2005, habían agredido físicamente al director de Recursos Humanos de Exxonmobil.

Ante esta situación, los trabajadores acudieron al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, que presidía Heriberto Meco Mbengongo, para obtener su apoyo. El ministro dictó una resolución el 23 de julio de 2013 considerando dicho despido de carácter nulo porque según manifestó “la firma Mobil a pesar de haber enviado una carta el 16 de julio a Sonavi, manteniendo su postura de despedir a los implicados en la agresión física, no siguió el procedimiento que se requiere para estos casos”.

Tras esta resolución, Heriberto Meco Mbengongo ordenó la readmisión de estos empleados en sus puestos de trabajo y obligó a la empresa a pagarles los días que habían estado ausentes debido a esta causa cuando recibieran su nómina a final de mes.

El ministro, sabiendo quién era el dueño de la empresa SONAVI, optó por actuar con prudencia y cautela, derivando toda la responsabilidad y los gastos a Exxonmobil. Por ello, concluyó diciendo “siendo la firma Mobil, la que obligó a la firma SONAVI, a practicar los despidos NULOS, es esta la que debe responder de las consecuencias de tales despidos”. De esta manera, conseguía evitar las amenazas del poderoso Armengol Ondo Nguema.

Armengol Ondo Nguema

A pesar de que el ministro de Trabajo y Seguridad Social falló a su favor, los 14 ex empleados no fueron readmitidos ni cobraron los sueldos pendientes. El hermano menor del presidente de la República de Guinea Ecuatorial y la petrolera Exxonmobil se negaron a acatar la resolución.

No obstante, los trabajadores no se quedaron impávidos ante esta injusticia y no dudaron en denunciar los hechos ante el Congreso de los Diputados. Su objetivo era intentar que hicieran valer su poder legal para exigirle a Armengol Ondo Nguema el pago de sus liquidaciones por despido improcedente, practicadas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, mediante Resolución N.º 1/2013, de fecha 24 de julio de 2013.

La respuesta que obtuvieron los trabajadores ante su reclamación solo puede calificarse como vergonzosa. Por una Guinea Mejor, el entonces presidente del Poder Legislativo y sus diputados rechazaron resolver el asunto por miedo a las represalias que podría tomar el hermano menor del presidente Obiang. “Esta Cámara lamenta no poder dar solución a esta queja, ya que la parte demandada no se aviene a una mediación y manifiesta su total disconformidad con el pago que se le exige”, argumentaron los honorables diputados, recomendando a los trabajadores que “presenten dicha cuestión ante otras instancias con poderes para enfrentarse al hermano del dictador”.

Debido a esto, los 14 empleados no tuvieron más remedio que presentar el 23 de junio de 2014, por medio de sus abogados, una demanda laboral ante la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte contra SONAVI. Por aquel entonces, la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte estaba presidida por la actual Secretaria de Estado en el Ministerio de Justicia, Culto e Instituciones Penitenciarias, Rimme Bosio Riokalo.

De nuevo, los empleados volvieron a tener un veredicto beneficioso para sus intereses ya que el 25 de agosto del 2015, la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte declaró nulo los despidos masivos practicados por SONAVI y les condenó a “readmitir inmediatamente a los trabajadores en sus respectivos puestos de trabajo con abono de 6 meses de salario, en vez de por el tiempo transcurrido desde la fecha del inicio de la situación que les condujo a los juzgados. En total han de abonar una suma de 37.865.406 Fcfa por despidos improcedentes a 14 empleados guineanos.”

No obstante, Armengol Ondo Nguema volvió a negarse a acatar la decisión judicial. Por este motivo, el 5 de noviembre del 2015 la presidenta de la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte, Rimmé Bosio Riokaló, dictó una providencia requiriendo a la empresa SONAVI que abonase en un plazo de 72 horas en la cuenta de la Magistratura de Trabajo abierta en CCEIBANK los 37.865.406 Fcfa en virtud de la ejecución del Auto N.º 04/2015. Asimismo, le advirtió que “el incumplimiento de dicha providencia daría lugar al embargo de los bienes suficientes como para cubrir la obligación legal conforme establecida por la ley”.

Estas advertencias no sirvieron para doblegar al hermano de Obiang, por lo que la Magistratura de Trabajo tuvo que desentenderse del caso, no sin antes recordar a los demandantes que si seguían insistiendo podrían terminar en la cárcel. Esto no sería algo nuevo, pues hace dos años el magistrado de Trabajo, Levi, fue encarcelado durante dos semanas por ordenar embargar los bienes de la empresa SONAVI.

Como consecuencia de sus intentos por recuperar lo que merecen, los trabajadores han recibido serias amenazas del director general de SONAVI, Celestino Obama Nsue. Además, bajo las órdenes de Armengol Ondo Nguema se encarga de intimidar a todas las instituciones que pretendan embargar los bienes de SONAVI, recordándoles que “ellos son la ley en Guinea Ecuatorial”. Según ha sabido Diario Rombe, Celestino Obama Nsue, solicitó la intervención del ministro de Seguridad Nacional para que los 11 demandantes fueran encarcelados por reclamar la ejecución de la sentencia. El propio ministro decidió escurrir el bulto decretando que el caso fuera tratado en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

El 30 de junio de 2016, los extrabajadores redactaron una carta dirigida al Defensor del Pueblo, Marcelino Nguema Onguene y miembro de la familia del presidente Obiang, suplicando la intervención de este órgano constitucional para que “ordene a la empresa Sonavi el abono de los derechos laborales que nos corresponden, por entender que los mismos son irrenunciables”. Sin embargo, el Defensor del Pueblo nunca contestó a las plegarias recibidas por los ciudadanos que acudieron a él porque entendieron que este órgano velaba por sus derechos.

Finalmente, su última baza era convencer al vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial, encargado de la Defensa y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue. Él es considerado la única autoridad política de la familia del dictador que puede ordenar mediante la fuerza el cumplimiento de las sentencias en las que se implique a cualquier miembro de la familia.

El 5 de diciembre de 2017, los exempleados de Sonavi acompañados del Director General de Sonavi, fueron recibidos por el Director General de Protocolo del vicepresidente de la República para solicitar una audiencia formal con él.

El objetivo de dicho encuentro, que nunca llegó a celebrarse, era informarle de que “a pesar de varias resoluciones dictadas por las autoridades para solucionar dicho conflicto, la parte contraria -Sonavi- no quiere acatar las mismas, negándose a pagar a los 14 exempleados la cantidad de 37.865.406 Fcfa en virtud de la ejecución del Auto N.º 04/2015 de fecha 25 de agosto del 2015 dictada por la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte”.

Los extrabajadores dieron por seguro que el vicepresidente, considerado por las personas de bajos recursos como el “Jesucristo de los milagros”, ordenaría a su tío Armengol Ondo Nguema la ejecución de la sentencia. Pero nunca obtuvieron respuesta de Teodoro Nguema Obiang Mangue, ya que según comentó el Director de Protocolo a los trabajadores, “Teodoro Nguema no intervendrá en los asuntos relacionado con su tío Armengol, quien además se niega a pagar nada”. Ante tal respuesta solo cabe preguntarse: si estas instituciones y el mismo vicepresidente no tienen la capacidad de reclamar nada al hermano de Teodoro Obiang Nguema, ¿quién podrá hacerlo?

Esta es la prueba de que se cumple el dicho que circula en la sociedad guineana que hace referencia al poder que tiene Armengol Ondo Nguema:“Si Teodoro Obiang te encarcela, te pone en libertad su esposa Constancia Mangue; si es Constancia Mangue, te pone en libertad Armengol Ondo Nguema; si es el hijo, Teodoro Nguema Obiang, te pone en libertad su padre; pero si es Armengol Ondo Nguema quien ordena encerrarte por interferir en sus intereses, nadie te pone en libertad”

La VI Mesa de Diálogo Nacional, una nueva oportunidad

En la convocatoria del dictador a la VI Mesa de Dialogo Nacional para, entre otras cosas debatir sobre los problemas sociales que afectan a la gran mayoría de los ciudadanos, los exempleados de SONAVI han visto una nueva oportunidad para lograr sus objetivos. Ellos entienden que, ante la presencia de los observadores internacionales y formaciones políticas nacionales y del exilio, es el mejor momento para exigir ante el mismo presidente que su hermano cumpla con la ejecución de la sentencia. Asimismo, demandarán que se les explique a qué órgano del Estado deben acudir en el futuro para que los miembros de sus familias respeten la ley, tal como se les exige a los ciudadanos.

En todas partes del mundo, en los países demócratas, existen convenios laborales entre distintos actores: los empresarios por un lado y los sindicatos o demás grupos defensores de los derechos de los trabajadores, por el otro, ya sean estos asalariados por cuenta ajena o los emprendedores autónomos. Todas estas personas actúan según los convenios que reflejan sus derechos, dentro de un marco legal, para evitar abusos por ambas partes. Del mismo modo, en todos los estados el moderador, es una especie de juez que actúa siempre respaldado por el gobierno, por el Ministerio de Trabajo, o por medio de agentes gubernamentales que velan por el correcto funcionamiento de las instituciones.

En la Guinea surgida después de la independencia nada funciona igual. Solo hay que ver el vía crucis que han emprendido los afectados de SONAVI, sin obtener ningún resultado a sus pretensiones. Como hemos dicho en infinitas ocasiones, Obiang comanda el país como lo que es, “el jefe de su clan”, y por desgracia esto es algo que ha ido calando en la sociedad empobrecida de este país. Solo importan ellos, los de su Clan; el resto no existe. Hasta los mismos trabajadores ignoran sus derechos y los que intentan velar por el cumplimiento de la ley, se topan con que el individuo al que han de exigir y sancionar está en la cúspide del clan del dictador. Ahora más que nunca el dicho de que en la Guinea de la dictadura de Obiang, hay personas con las que no se debería enfrentar nadie. Esta lista está encabezada por Armengol, como el garante de la custodia de la seguridad. La ley son ellos y el resto no cuenta para nada, por ello hay que refundar la República de Guinea Ecuatorial.

Documentos: Resolución del Parlamento; Auto de la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte; Providencia de la Magistratura de Trabajo de Bioko Norte; Resolución del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social; Petición de Auxilio al Defensor del Pueblo; Petición de Auxilio al Vicepresidente de la República Encargado de la Defensa y Seguridad Nacional.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Un Comentario to: 40 extrabajadores de Sonavi boicotearán el VI Diálogo Nacional si no se ejecuta la sentencia

  1. Armengol

    julio 3, 2018

    Diálogo: si en Guinea Ecuatorial sobra la paz, por qué en ada momento se dialoga? MISERIA DE DIRIGENTES.

    Puedo predecir que esos extrabajadores no podrán accede al lugar donde se vaya a desarrollar el monólogo del regimen, los agentes de la seguridad serán bien instruidos al respecto.

    Pero bueno, hermanos reclamantes, a seguir adelante con vuestras reclamaciones, y si nada conseguís del faso diálogo que se planea, guardar bien la documentación, la sentencia se ejecutará al final tras el cambio del régimen, y se ejecutará incluyendo daños y perjuicios, los hijos o nietos se encargarán del asunto estando o no vosotros en vida.

    SONAVI CAERA EN QUIBRA TAN PRONTO COMO CAIGA EL REGIMEN, A PARTE DE LAS DEUDAS QUE TIENE, UN TONTO COMO ARMENGOL NO PUEDE TENER EMPRESA ALGUNA EN UN MERCADO TOTALMENTE COMPETITIVO.

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)