El evento «Guinea Ecuatorial 2019 – Año de la Energía», se prepara entre las críticas por la falta de una adecuada licitación pública ante intereses nacionales y su posición coercitiva con las empresas del sector.

En momentos en los que la industria del petróleo y el gas natural -principal fuente de negocios de nuestro país-, necesita una recuperación producto de la histórica deficiente e irresponsable administración del régimen de Obiang y sus ramificaciones, un nuevo suceso, dentro de muchos relativos al latrocinio y otros delitos vuelve a marcar el desigual desarrollo de Guinea Ecuatorial.

El evento, «Guinea Ecuatorial 2019 – Año de la Energía», impulsado por Gabriel Mbega Obiang desde su rol de Ministro de Minas e Hidrocarburos, tiene, según su misma promoción, el supuesto fin de posicionar a Guinea Ecuatorial como la capital energética del continente africano entre los días 1 al 5 de abril de 2019, promover las empresas locales y los logros de Guinea Ecuatorial y apoyar la agenda del resto de los países productores de petróleo y gas en África.

Ahora bien, dicho evento, de carácter nacional, el cual debiese ser financiado por el mismo Ministerio de Minas e Hidrocarburos, está exigiendo ser solventado a través de la colaboración “especial” de una importante suma de dinero que debe ser aportada de parte de las empresas nacionales del sector. De esta manera, muchas empresas del sector han recibido una carta firmada por el Ministro Gabriel Mbega Obiang Lima, en la que se les conmina a pagar 80.000 USD, en su condición de haber sido elegida por el Ministerio de Minas e Hidrocarburos.

Las empresas seleccionadas para participar en el evento, muchas nacionales y otras con roles meramente temporales, las que se encuentran sufriendo la crisis económica que golpea a Guinea Ecuatorial desde hace considerable tiempo, deben así abonar para su participación los 80.000 USD en la cuenta N.º MU54AFBL……2500 de la empresa Africa Oil & Power abierta en la entidad financiera AfrAsia Bank Limited, comúnmente conocido como AfrAsia Bank, siendo lo correcto que tal monto fuese ingresado al Ministerio de Minas o a la Tesorería del Estado, no a la empresa Africa Oild & Power, sociedad registrada desde 2016 en las Islas Mauricio, la que por tanto tiene un alto nivel de invisibilidad en sus operaciones internas.

Y es que en efecto, desde esta editorial no sólo estamos realizando un análisis desde nuestra visión, sino que además replicamos el criterio de las denuncias en voz baja de algunos funcionarios de la Empresa Nacional de Petroleo de Guinea Ecuatorial cercanos al director General, Antonio Oburu Ondo, que, comprendiendo esto como una anomalía en la forma común de organizar un evento de este tipo, nos han hecho llegar desde su descontento la documentación de esta abusiva dinámica de negocios, motivados además por su expresa desconfianza ante la figura de Gabriel Mbega Obiang Lima -del cual conocen las formas en que ha generado su dinero a través de diferentes sociedades offshore- como también por sus temores ante los históricos actos delictivos de la cúpula de Guinea Ecuatorial.

Los operadores

Sin un orden aparente en la valorización del costo de participación en el evento y apuntando a una estrategia de conseguir cualquier monto posible de las empresas convocadas, otras informaciones pertenecientes al círculo del negocio de los hidrocarburos, afirman que, «una periodista extranjera se presenta en las oficinas de varias empresas comunicándoles que por el evento del Año Energético 2019, pide que paguen más de 15.000 euros por participar” añaden funcionarios cercanos al director de Gepetrol, que “esta persona lleva consigo un documento de Alejandro Evuna».

Esta operación, éticamente criticable para la periodista de origen estadounidense Diane-Monique Forrest, concreta su adjetivo de rechazable al estar participando de esto el mismo Alejandro Evuna Owono Asangono en su rol de Ministro de Estado a la Presidencia de la República Encargado de Misiones, conformándose así una actividad que desde cualquier perspectiva no es apropiada para la forma de un país de mantener relaciones con las empresas, en la que la firma de Evuna y la actitud de Forrest en su rol de coordinadora pública, funcionan como un método de presión ante sus interlocutores, acción que sorprende a este medio de comunicación, además, por la forma en que se desvirtúa el trabajo de un periodista, aun en su faceta dentro del mundo de las relaciones corporativas.

Si bien -tal como lo mencionamos- la sociedad Africa Oil & Power fue creada el año 2016 en las Islas Mauricio, realizando eventos para el público de la industria de los hidrocarburos desde aquel año con un rol bastante difuso en su relación a los países en los que se llevó a cabo anteriormente, este año se realiza en la capital de Guinea Ecuatorial, por lo que no podemos dejar de notar la anomalía de la arbitraria intervención de esta sociedad ante las empresas que explotan los recursos del Estado, labor, que si va a ser ejecutada por un privado, debiese antes que nada este haber pasado por un proceso de ganar una licitación para ello, lo cual en este caso jamás ocurrió, sin existir tampoco registros de concursos públicos relacionados al caso.

Es así, que la Industria, sea la relacionada al petróleo y al gas natural, como la de otras áreas en diferentes casos, se ve truncada por las manipulaciones de la cúpula de la familia del dictador que impide un desarrollo armonioso de la economía. Las empresas internacionales, como sobre todo, los mismos ciudadanos de Guinea Ecuatorial en sus diferentes intentos de emprendimiento, nunca sabe hacia dónde van los recursos que se ven obligados a entregar, si al Estado, como es debido, para el bien mancomunado, o al contrario, a diferentes miembros del Régimen. En este caso particular, la interrogante se resuelve de forma evidente, producto de diversas interconexiones, hacia la figura de Gabriel Mbega Obiang Lima.

Antecedentes y relaciones

Gabriel Mbga Obiang es sin duda uno de los miembros con mayor poder fáctico de la cúpula gubernamental y familia del dictador, no sólo por su condición de Ministro de Minas e Hidrocarburos de Guinea Ecuatorial, sino que además por su preparación y capacidad estratégica, las que le han permitido perfilarse como el posible regidor de una nueva administración presidencial con la colaboración de la oposición interna y externa. Si bien por mucho tiempo la supuesta integridad política y empresarial de Mbega Obiang se mantuvo intacta, por causa principalmente del miedo que su capacidad de acción genera, Diario Rombe se ha encargado de revelar, hasta el momento -y seguimos trabajando en ello-, parte de la compleja trama de sociedades offshore con las que se relaciona, vinculado a sus más diversos negocios, los cuales tienen como principal característica lo nebuloso de sus operaciones.

Es así, que en este extenso proceso de investigación, también hemos podido dilucidar las relaciones que existen con elementos operativos desconocidos, tales, como en este caso de, James Chester, Director y Confundador de la empresa Africa Oil & Power, Africa Branding Corporation -una agencia de marketing y gestión de marcas de empresas en su mayoría vinculadas a Gabriel Mbega Obiang Lima) quien junto a tener registrado a su nombre el dominio de africaoilandpower.com, perteneciente al evento que hemos analizado, también tiene registrado a su nombre centurionlg.com, canalsol.com, egronda.com, dmwaresources.com, investineg.com, clgafrica.com, icecubefarm.com etc, sociedades vinculadas a Gabriel Mbega Obiang Lima.

Este detalle, junto al sólido argumento de que es el rol del Ministro de Minas e Hidrocarburos es velar porque el despliegue del referido evento no se desarrolle de forma ilícita ni abusiva para con el empresariado y por consecuencia también, para los intereses de los ciudadanos, pone a Gabriel Obiang Mbega Lima en el foco de esta nueva investigación, con repercusiones en el mundo industrial y corporativo, círculo que hasta el momento, había representado el más importante aliado del aspirante a sucesor de la Presidencia y desde el que ahora claman voces de descontento.

Dejar un comentario

  • (not be published)