Esta mañana apareció publicado en Internet, un nuevo vídeo del jefe de Boko Haram, el inubicable Abubakar Shekau, quien prometió la derrota definitiva de las fuerzas militares de la región que combaten al grupo yihadista en el noreste de Nigaria, en Níger y en Camerún. Con su habitual sarcasmo, el líder yihadista señaló: “Su alianza no llevará a nada. Reúnan todas sus armas y enfréntense con nosotros. Ustedes serán bienvenidos”. Tropas chadianas, camerunesas y nigerianas le prestan ayuda al ejército nigeriano desde hace varios días contra el grupo islamista, quien amenaza con arrasar a los países vecinos.

10405532_1535114500086349_7275303681788207055_n

La novedad en esta ocasión, ha sido la presentación de un vídeo del jefe de la organización Estado Islámico -EI- Abou Baqr al-baghdadi, así como imágenes de archivo con una voz en off, que hace referencia al poderoso Califato de Sokoto, un dominio islamista que se estableció en el siglo XIX, en una región que cubre el norte actual de Nigeria, y que fue derrotado y sometido en 1,903 por el colonizador británico.

Esta nueva presentación, confirmaría los estrechos nexos de estas dos organizaciones terroristas y los proyectos expansionistas de la banda nigeriana, de constituirse en un Califato africano, con toda la connotación geopolítica y desestabilizadora que este objetivo significaría para la región. Shekau, en una parte del vídeo proclama amenazante: “Vamos a combatir al mundo entero, aplicando el principio: quien quiera desobedecer a Allah y al Profeta, será sometido, esclavizado y eliminado”.

En unas imágenes anteriores, el jefe de Boko Haram ya había mencionado al-baghdadi, pero esta vez, parece querer inscribir a la banda terrorista nigeriana, en un contexto yihadista más global. Boko Haram, que atacó numerosas veces el norte de Camerún, desde este último fin de semana, también ha ejecutado operaciones militares de envergadura en ciudades del sudeste de Níger, ampliando de esta manera su accionar violentista, a cuatro países de la región.

Aparentemente, siguiendo la lógica de expansión territorial, para luego constituir bases de consolidación y finalmente la instalación del Califato, como lo constituyó el EI en menos de un año, en la amplia zona limítrofe entre Irag y Siria.

Hablar de un Califato, es hablar de palabras mayores. Palabras mayores e incendiarias para occidente y sobre todo, para el mundo árabe-musulmán. Un califa es el sucesor de Mahoma, una figura que desde que muere el Profeta en el 632 causó controversia. Entre sunitas y chiítas y en el mundo islámico en general. Con todo, hubo numerosos califas que gobernaron la Umma (comunidad musulmana del mundo) y el último fue el turco Abdul Mejid II, que tuvo poder hasta 1,924.

Al Baghdadi, el líder del EI, revive la utopía del Califato, es decir, el gobierno total desde la fe musulmana y con una versión altamente rigorista de la Sharia (ley islámica). Y no es un cuento, actualmente controla, en Siria e Irak, la vida de 8 millones de personas. Ese modelo de dominación, es el que piensa imponer Boko Haram, en la costa occidental de África, es decir, un Afganistán en el corazón africano.

En su discurso de 28 minutos, en el cual habla por turnos en árabe y luego en hausa (la lengua la más hablada al norte de Nigeria), Shekau se burla de la fuerza militar de 8.700 soldados, que han constituido los ejércitos de Nigeria, Níger, Chad, Camerún y Benin que han empezado a operar en los Estados del noreste de Nigeria, con la finalidad de combatir a las hordas de Boko Haram.

El líder rebelde nigeriano, en tono burlón se refiere a esta fuerza multinacional, de esta forma: “Ustedes envían a 7.000 soldados, por qué no envían 70 millones, no es mucho. ¿Solamente 7.000? Por Allah, es poco. Vamos a capturarlos uno por uno”, se mofaba en árabe. Por otra parte, según Washington, Boko Haram contaría con 4.000 a 6.000 hombres, muy bien equipado, entrenados y con una gran capacidad militar, demostrada en los numerosos y exitosos ataques contra las bases militares nigerianas.

Como vemos, el proyecto de esta banda de fanáticos nigerianos, no solo obedecería a reivindicaciones religiosas locales o al simple rechazo a las invasivas costumbres occidentales; por lo visto Boko Haram, siguiendo la lógica de su par yihadista del Medio Oriente, estaría buscando un Califato africano.

Por: Javier Fernando Miranda Prieto

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)