Queridos compatriotas:

Siendo conscientes de que nuestro país lleva muchos años atravesando por momentos delicados, no cabe duda que, para el pueblo guineano, los momentos actuales lo son de manera especial, dado que, por enésima vez, la dictadura se prepara para burlarse del Pueblo en otras elecciones fraudulentas, con el único fin de perpetuarse.

 Considero que el pueblo guineano en su conjunto; residentes en Guinea Ecuatorial o en el extranjero, exiliados o no exiliados, está en la obligación de creer que podemos y debemos procurar para nosotros un país mejor. Debemos creer en la posibilidad de un Estado de Derecho. Un estado que sustituya las prácticas de la actual dictadura por un Estado democráticamente solvente, que ilusione y enorgullezca a sus ciudadanos, que tanto anhelan un cambio para su país. Es el momento de creer y luchar por la Libertad.

De igual modo, es el momento de entender, aceptar y asumir con la debida naturalidad que cualquier grupo o iniciativa social o política posicionada en contra de la dictadura de Guinea Ecuatorial es y será siempre objeto de críticas y sospechas por parte de la sociedad a la que se pretende servir y por la que se dice luchar. Nuestra sociedad, durante muchos años y no en pocas ocasiones, ha sido testigo de engaños y comportamientos poco éticos por parte de personas vinculadas a formaciones políticas en la oposición. Todo eso, de alguna manera, nos equipara al modus operandi de la dictadura a ojos de los ciudadanos y perjudica nuestra credibilidad. Nuestro deber es saberlo entender e interpretar. No podría, el pueblo guineano, entender que su país estuviera dirigido, en un futuro hipotético, por personas acomplejadas e incapaces de asumir y reconocer errores. Hemos de dar ejemplo con lo que proyectamos desde nuestras formaciones políticas, pues nuestros hechos serán materia suficiente para que sepa la gente lo capacitados que estamos si nos tocase la responsabilidad de dirigir los destinos de nuestro pueblo algún día. Predicar una cosa y hacer otra a vista de todos, no deja de ser un verdadero engaño a la inteligencia de propios y de extraños.

De un modo o de otro, todos, en algún momento, hemos tenido momentos de bonanza personal y profesional. Hemos pasado, también, momentos no tan buenos. Lo importante, entiendo, es que sepamos que nuestro tiempo, en la vida y en la política, es limitado, por lo que debemos aprovechar el tiempo del que disponemos y los momentos buenos, cuando los tenemos, de la mejor forma posible. La juventud y las generaciones que nos suceden son la clara expresión de que todo tiene su fecha de caducidad. Trabajar para esas generaciones así como reconocer el momento para dejar paso son facultades de las que no debemos prescindir. Todo lo contrario. Debemos aceptarlas como parte natural de la vida y entenderlas más como fortalezas que como debilidades.

Muchas veces, tal vez de forma inconsciente, los que hemos sido o somos parte de alguna formación política olvidamos que el verdadero objetivo es transformar nuestro país en algo mejor de lo que es hoy, para lo que es condición indispensable el derribar a la dictadura. Olvidamos que nuestro principal obstáculo es Obiang; y esa amnesia nos ha llevado, en ocasiones, a celebrar triviales e insignificantes hechos como si fueran hazañas. Incluso, algunos hemos caído en personalismos excesivos que en nada favorecen el objetivo común. El tiempo y los acontecimientos nos han demostrado que sólo con un nombre y dos apellidos no se resuelven los problemas. Hoy más que nunca, en la lucha contra la dictadura, todos somos necesarios pero nadie es imprescindible. Esta carta pretende ser, por un lado, un acto de contrición en el reconozco algunos de los errores una oposición de la que, a mucha honra, formo parte. Por otro lado, es una invitación, casi una súplica, a todos los guineanos interesados en el rescate y la reconstrucción de nuestro pueblo. Es tiempo de aparcar las diferencias, que las hay y  muchas. Es tiempo de convocarnos, a los que queramos estar para sumar, y plantearnos todas las cuestiones que sean necesarias: llegados a este punto qué podemos y debemos hacer; y cómo, y cuándo, etc.

Quiero terminar con una mención especial a la persona de D. Celestino Okenve. Quien, el año pasado, ya se plantó ante la dictadura repartiendo octavillas contra la C.A.N en las calles de Guinea Ecuatorial. Acción que no estuvo exenta de críticas. Algunos le tomaron por poco menos que un suicida. Sin embargo, soy de la opinión de que si hubiésemos estado junto a él algunos más la situación, posiblemente, hubiera sido distinta. Ahora, con el antecedente de aquella manifestación en contra suya, liderada por su propio hermano, acaba de infligir otra ‘bofetada’ a la dictadura asumiendo la responsabilidad de dirigir un partido político en el territorio nacional… La manifestación de los estudiantes que acabo con el cese de Lucas Nguema Esono; los despidos constantes y el paro creciente en el país; la grave situación económica que atraviesa Guinea, por la caída del precio del petróleo pero, sobre todo, por la mala gestión del gobierno; las fratricidas luchas internas por el poder en el seno de la familia presidencial o la visible inestabilidad social y política son factores que muestran que la dictadura no atraviesa su mejor momento. Así las cosas, todo parece indicar que es el momento idóneo para que todos los guineanos conscientes de situación del país pasemos de los dichos y las intenciones a los hechos concretos, y empecemos a ganar una partida que ya llevamos años perdiendo. Precisaremos de seriedad y trabajo en equipo. Un proyecto común del que todos seamos partícipes y del que todos nos sintamos parte. Nadie puede hacerlo solo. Y nadie puede hacerlo por nosotros. Hace falta tener altura de miras, valentía, coraje y conciencia de país. Unirnos no para estar juntos, sino para hacer algo juntos.

Luciano Ndong.

Activista político.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

8 Comentarios to: Carta abierta al pueblo de Guinea Ecuatorial

  1. Interesante, pero penoso

    enero 30, 2016

    Porque, siempre que alguien no puede ver más allá de sus narices todo se hace penoso.

    Creo que Don Luciano Ndong le ha faltado mucho objetivismo en su artículo, sobre todo al hablar de la crisis económica nacional, que por ende reconoce intrínsecamente que tiempo atrás no había crisis. Pero, no ha sabido explicar cuáles son las razones reales, no subjetivas, de esta crisis. Porque, si las razones son las que alude en su artículo entonces ve solo bajo sus narices, lo que es una gran pena.

    Otra observación y siempre en este mismo sentido, porque efectivamente este articulo está dirigido sobre todo a los llamados opositores políticos al PDGE. Y a ello me vienen en mente ciertos dichos famosos de gente muy entendida en la materia. Hago referencia a unas de esas célebres frases, porque es lo que realmente estoy viendo en la escena teatral que nos rodea hoy.

    Dijo un tal Groucho Marx, “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico FALSO y aplicar después los remedios equivocados”.
    Y Edward Moore Kennedy, “En política sucede como en las matemáticas: todo lo que No es Totalmente Correcto, está mal”.

    Estos ilustres señores acertaron, si no todo, parte de la verdad de esta escena teatral que nos rodea. Porque, si se puede decir algo en este caso, los humanos somos unos seres que creemos ser demasiados perfectos más que a Dios mismo que parece no creó; por eso muchas veces prometemos de construir un puente aunque no hay rio, y la pobre gente nos cree…

    Se ha hablado de un tal Celestino Okenve, un hispano-ecuatoguineano que justamente causó mucha confusión durante las CAN del año pasado. Sr. Luciano, a parte sus reflexiones limitadas a su visión muy limitada y subjetiva, sobre lo que habría deseado que ocurriera, ¿se ha preguntado por qué la gente no apoyó dicha iniciativa?. Claro que su respuesta la ha dado y aquí estamos; porque para usted, nadie, ningún ciudadano pudo haber pensado libremente de no abogar por la supuesta y fracasada idea de Celestino.

    No sería malo que la oposición política se una, puede ser una novedad, sobre todo si orientada a propuestas dignas para una Guinea Ecuatorial cada vez y siempre mejor, y no para egos personales o por intereses ajenos al pueblo. Y si fuera el caso, se espera que no se vaya crea Extraños compañeros de Cama, solo porque decimos de hacer política, porque no lo sería absolutamente. Y, sabemos que es lo que se está cociendo, UN FRACASO TOTAL Y como siempre.

    Responder
  2. Crisis

    enero 29, 2016

    Llevamos un mes y dos días sin luz, en Bata, mi hijo ahora sufre una dermatitis, del calor que hace.
    Estamos sumergidos en la miseria en el 2020 me veo rebuscando en la basura para dar de comer a mis hijos.
    NO HAY DERECHO A ESTO.
    Mientras está gentuza, vive cómodamente en sus palacios el pueblo está sufriendo y por lo visto, les da igual.

    Responder
  3. Crisis

    enero 29, 2016

    Llevamos un mes y dos días sin luz, en Bata, mi hijo ahora sufre una dermatitis, del calor que hace.
    Estamos sumergidos en la miseria en el 2020 me veo rebuscando en la basura para dar de comer a mis hijos.
    NO HAY DERECHO A ESTO.
    Mientras está gentuza, vive cómodamente en sus palacios el pueblo está sufriendo y por lo visto, les da igual.

    Responder
    • Sr. Crisis

      enero 30, 2016

      Habrá siempre gentuza, ha habido en el pasado, la hay ahora y la habrá siempre. No debe haber duda de ello.

      Lo que pienso debería hacer es buscar de aliviar su hijo de esa dermatitis, ¿y sabe cómo? hacerlo? Simple: preguntar qué es lo puede/debe hacer para su País, y no el viceversa.

      Responder
  4. enero 29, 2016

    Muy deacuerdo con Luciano Ndong, lo que da miedo y deja mucho que pensar es oir a una parte de la oposición decir al pueblo que no cense, y que con siguiente no voten, es lamentable ver a una parte de la oposición ecuatoguineana verse vencido sin antes haber entrado en la lucha. Tan solo escuchar a algunos opositores hablar, se descubre fácilmente que no tienen un proyectos político, y que con sus insulta demuestran sus debilidades y falta de ideas para lo que desean. El pueblo de Guinea Ecuatorial no será salvado con solo insultos y descalificaciones, necesitamos algo mas que las niñerías políticas; necesitamos politicos con cabezas, con estrategias que tenga que ver con el juego político y la democracia. Si pueden, que repitan como se hizo en una de las elecciones municipales en que ganó la oposición, y que por falta de entendimiento y ansia de poder la misma oposición volvió a echarlo todo a perder.

    ¡ÁNIMO SEÑOR LUCIANO NDONG!, necesitamos hombres como usted

    Responder
  5. DESCONTENTO

    enero 29, 2016

    CUALQUIER ARTICULO PUEDE SER UTIL Y COMO NO UTIL DEPENDIENDO DEL MOMENTO Y LA META TRAZADA MI OPINION ES QUE TODOS CUALQUIERA QUE FUERE EL PARTIDO QUE RETIREN SU CANDIDATURA PARA LAS ELECCIONES ASI OBIANG SE PROCLAMA CANDIDATO UNICO GANA EL 101% DEMOSTRANDO ASI QUE NO ES DICTADOR Y QUE EL PUEBLO LE QUIERE AL FRENTE DE GUINEA Y TODO GUINEANO QUE SIENTE QUE TIENE DOS HUEVOS QUE SE QUEDE EN SU CASA SIN VOTAR AQUEL DIA CLARO COMO ALGUNOS POLITICOS YA TIENEN PROGRAMADOS LOS 500 MILLONES QUE OBIANG LES SUELE DAR NO SE PUEDE ESPERAR ALGO BUENO Y ESOS FALSOS POLITICOS COMPROBADO ESTA QUE SON LOS VERDADEROS TRAIDORES DE ESTA NACION COMO LO DIJO ALGUIEN SOLO UN MOVIMIENTO JUVENIL PODRA DERROCAR ESTE MISERABLE GOBIERO FAMILIAR Y CHUPACULOS DE OBIANG VIVA LA JUVENTUD GUINEANA ABAJO EL PDGE ABAJO ASHO Y SUS DROGADICTOS ARRIBA LA REPUBLICA DE GUINEA ECUATORIAL MUCHAS GRACIAS

    Responder
  6. despotismo no ilustrado

    enero 28, 2016

    Estoy de acuerdo al 100% con lo que dice el artículo. Como un ciudadano que soy (no SIMPLE ciudadano) no afiliado a ningún partido político, uno se da cuenta de que el país, en general, TODO EL PAÍS, está mal. Los guineanos en todo el ámbito nacional estamos sufriendo mucho y no debería ser así. Si los partidos de la oposición no ven más allá del interés de sus partidos NUNCA van a conseguir NADA. Eso no es política, eso es gestionar una empresa. De la misma forma Obiang no administra los bienes del Estado como Jefe de Estado o Administrador, sino como dueño y señor; y que Dios me corrija si me equivoco pero eso no es así.
    Estoy seguro que en el seno del propio PDGE (dirigentes y sobretodo militantes) todos se dan cuenta de que hay algo que no está bien, y que por inercia no va a mejorar. Es verdad, es hora de ser valientes, tanto los representantes de los partidos en la oposición como los ciudadanos (afiliados a partidos o no) y tomar la decisión que sea positiva para el país, porque también es hora de portarse como guineanos que aman a su país y no como alguien que solo busca su propio interés porque realmente está cavando su propia tumba… y la de todos. Lo que es bueno para Guinea Ecuatorial es bueno para cada uno de sus ciudadanos, no solo para unos pocos. un saludo a todos mis compatriotas sin excepción y enhorabuena por el artículo, somo muchos en la calle los que pensamos así, ojalá eso salga adelante.

    Responder
  7. anonimo

    enero 28, 2016

    O sea es hora de ser Guineanos y no personas individuales….. a ver si los egos y las ganas de venganza que tal vez son justificadas se ponen a unlado, a ver si los intereses personales y la arrogancia se apartan, aver si el senalar el uno al otro con el dedo se aparta y damos una leccion de nacionalismo, a ver si nace la humildad y finalmente os podeis reunir, mirar con objetividad y analizar quien de entre tantos realmente vale como lider… no necesitamos muchos con tres o cuatro lideres es suficiente para la oposicion de este pais donde solo hay poco menos de un millon de habitantes…. sed objetivos y reconoced los que tienen sed de venganza que no se puede dirigir un pais con sed de venganza, los que tiene sed de dinero y poder tampoco es mucho “poder” el ser un Jefe de estadp y se necesita mucha prudencia para no corromperse… necesitamos a un lider que ame a este pueblo lo suficiente como para dar su vida para servirle….

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)