Andrés Jorge Mbomío fue nombrado Ministro de Juventud y Deportes el 14 de abril de 2015, siendo a la vez Presidente de la Federación Ecuatoguineana de Fútbol (FEGUIFUT) tras ser elegido en una operación aparentemente concebida ‘ex profeso’ (deliberadamente) para consumar la defenestración de su antecesor, Domingo Mituy Edjang (Ekua Osa), rival acérrimo de Ruslán Obiang en la entidad en ese momento. Es verdad que se le atribuye a Andrés Jorge Mbomío méritos por la clasificación de la selección nacional de fútbol de Guinea Ecuatorial (NZALANG NACIONAL) para los cuartos de final en la CAN 2015, celebrada en Guinea Ecuatorial. Este modesto éxito y su contundencia en la destitución del entrenador anterior, el español Andoni Goikoetxea, influyeron posiblemente en su nombrado para el cargo de ministro.

Andrés Jorge Mbomío

Andrés Jorge Mbomío

Llegado hasta aquí, cabe preguntarse si existe o no incompatiblidad entre ser ministro y presidente de la Federación, dado que Andrés Jorge Mbomío sigue ostentando ambas responsabilidades hasta la fecha. ¿Qué dicen los Estatutos de la FEGUIFUT al respecto? En caso de laguna estatutaria, es decir, que no hubiera en ellos regulación concreta en este aspecto, la lógica elemental nos dice que son incompatibles, y la conveniencia de descentralización de funciones para una mayor eficacia así lo aconseja.

En estos momentos Andrés Jorge Mbomío está de gira por Río Muni, donde es recibido en cada provincia y distrito por Gobernadores, Delegados de Gobierno, Alcaldes y vagos de la ASHO, con aplausos, baleles y cánticos, seguidos de reuniones e ‘inspecciones’. En estas circunstancias, dada su manifiesta ambición de concentrar el poder en su persona, ¿el señor Ministro de Juventud y Deportes es capaz de delegar algunas de sus funciones en la FEGUIFUT en sus colaboradores durante su ausencia de Malabo? La prueba de que es posible que no lo haga es la situación de abandono en la que se encuentran en un aeropuerto de un país del África Oriental, allá arriba en el Cuerno de África, Etiopía, con frontera con la convulsa Somalia, donde rebeldes armados campan a sus anchas, los jugadores de NZALANG NACIONAL, que representan al País entero. ¿Tendrá posibilidad material el ministro para ocuparse de los asuntos de la Federación, como el presente caso, en medio de tanta animación y lejos de la capital?

Incidentes de este tipo se deben a la falta de comunicación de las autoridades de Guinea Ecuatorial, en este caso, del Ministerio de Juventud y Deportes y, en particular, de la FEGUIFUT, con la Embajada en Addis Abeba, aunque esta circunstancia no le exime a esta última del deber de asistir a los jugadores en la medida de sus posibilidades, una vez tenido conocimiento de su situación.

Por otra parte, con anterioridad a su gira por Río Muni, Andrés Jorge Mbomío permanecía buena parte de la jornada laboral ausente de su despacho oficial en Malabo durante semanas, paseándose por varios ministerios y otras entidades, como la CICTE, para consultas sobre la conveniencia de que el Gobierno firme o ratifique un tratado sobre los derechos del niño africano.

Como ministro, si, una vez que haya debatido con sus colaboradores el texto del tratado, entiende que Guinea Ecuatorial debe manifestar su consentimiento en obligarse por él por ser beneficioso para los intereses del País, elévelo al Consejo Interministerial con las observaciones que crea oporunas, si las hubiera, para que sea debatido allí, y luego en el Consejo de Ministros. Éste, a su vez, lo remitirá al Parlamento con las reservas que estime pertinentes, si existieran. Aprobado por sus dos Cámaras, el tratado será firmado por el Presidente de la República, lo que se comunicará inmediatamente a la Secretría General o Presidencia de la institución promotor del tratado en la forma prevista, de modo que pueda entrar en vigor para Guinea Ecuatorial en los términos establecidos en el mismo, y punto.

Andrés Jorge Mbomío

Andrés Jorge Mbomío

Desfilar por los despachos de sus homólogos para consultas sobre una cuestión que compete al Consejo de Ministros, el Parlamento y al Jefe de Estado, es anómalo y pérdida de tiempo, más encima agarrado a la presidencia de la FEGUIFUT, mientras que los chicos de la selección están abandonados a su suerte en el extranjero.

En fin, renuncie ya, señor ministro, a la presidencia de la FEGUIFUT en favor de su colaborador inmediato, que sería su vicepresidente; o dimita como ministro si prefiere seguir al frente de aquella, porque ambos cargos son manifiestamente incompatibles.

El Observador

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

2 Comentarios to: Concentración de poderes en el ministro de Juventud y Deportes, Andrés Jorge Mbomío

  1. ekuku

    septiembre 4, 2015

    CONCENTRACION DE PODERES NO ES ESPANOL.IGUAL QUE UN PERIODISTA SALUDA CINCO VECES EN UN SEGUNDO.

    Responder
  2. APOCALIPSIS

    septiembre 4, 2015

    “ES LO QUE HAY” HNOS BUBIS COMO OS QUEJAIS VEAN ASI FUNCIONA GUINEA SACARON A FUERZAS A DOMINGO MITUY EDJANG DE LA FEGUIFUD PORQUE ES UN ORIUNDO DE EBIBEYIN NO TIENE DERECHO Y MUY APESAR DE QUE GANO LAS ELECCIONES DEMOCRATICAMENTE A RUSO EL HIJO DEL INMORTAL OBIANG CLARO PARA DARLO A LINDO DE ADUANAS SOBRINO DE TAL SOLO EN GUINEA OCURRE COSAS IGUALES ANDRES JORGE MBOMIO DESPUES DE AMASAR MILLONADAS EN LAS ADUANAS APERTURA DE MULTIPLES FARMACIAS AHORA EL MANAA DE LA FEGUIFUD Y MINISTRO DE JUVENTUDES AMBOS CARGOS SIENDO INCOMPATIBLES EL PARLAMENTO CALLADO LA MISMA FEDERACION YA NO DICE NADA COMO CUANDO QUERIAN SACAR A EKUA OSA AHORA TODO FUNCIONA BIEN CON LOS JUGADORES DE NZALANG ABANDONADOS ANIMO SEÑO ANDRES JORGE MBOMIO ERES EL MEJOR DUANERO, MEJOR FARMCEUTICO,MEJOR DEPORTISTA, MEJOR PRESIDENTE DE TODOS LOS HABIDOS, MEJOR COMERCIENTE, EL MEJOR GESTOR QUE ABANDONA A LOS JUGADORES CON GIRAS ESTUPIDAS, TE FALTA EL CARGO DE SENADOR ASI SERAS EL MEJOR SENADOR LES RECUERDO QUE SI LOS PARTIDOS POLITICOS TUVIERAN CULO PDGE SERIA EL CULO DEL MUNDO

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)