Con más de la mitad de sus empleados contagiados de COVID-19, el personal sanitario del Centro Médico la Paz recibió un preocupante correo electrónico del Jefe de Recursos Humanos, Santiago Ndong Mitogo Obono que enfureció a todos. Momentos en los que no cesan de llegar pacientes con síntomas de Coronavirus en el Centro Médico la Paz que dirige con mano de hierro el zimbabuense Irnvi Simarashe sobrino de la esposa del finado Robert Mugabe, tomaron la decisión de comunicar a su personal entre ellos los que permanecen en cuarentena por COVID-19 retomar sus funciones laborales a partir del miércoles 1 de julio.

El Centro Médico no está funcionando correctamente tanto en Malabo como en Bata. En esos centros, los empleados ecuatoguineanos son discriminados por su color de piel, a diferencia de los extranjeros blancos “sí reciben un trato justo, mejores sueldos y material sanitario para protegerse del Coronavirus.

En realidad, nunca han sido justos con el personal ecuatoguineano aseguran las diferentes fuentes consultadas por Diario Rombe. Por lo general, los empleados ecuatoguineanos tienen que buscar por sus propios medios las mascarillas que son esenciales para protegerse frente al contagio de Covid-19, “no hemos recibido las prometidas por el Vicepresidente Teodoro Nguema Obiang

En cambio, “los empleados blancos sí reciben con frecuencia las mascarillas”, una política discriminatoria muy común secundada por el régimen de Teodoro Obiang Nguema.

La gota que colmó el vaso y que provocó el tremendo malestar en el seno del personal sanitario de los centros médicos la paz de Bata y Malabo, es el hecho de que se vean trabajando junto a sus compañeros que están contagiados y sin protección.

Nos hemos cansado de exigir que se nos dote de equipos de protección no solo las mascarillas, sino batas y guantes, pero el director general está más preocupado por cuidar la salud de los extranjeros”, añaden los denunciantes que han pedido mantener su anonimato por miedo a la violenta reacción de Irnvi.

Sumado a estas desigualdades que sufren los ecuatoguineanos en el hospital, existen discrepancias y comunicaciones tensas entre algunas enfermeras extranjeras motivadas por las relaciones sentimentales que han mantenido con el director general.

En la actualidad, hay un ambiente muy tenso que provoca el anormal funcionamiento del Centro Médico la Paz de Malabo. Recientemente Irnvi Simarashe despidió al Ginecólogo doctor Reinaldo Valero y su mujer, Odalis sin motivo fundado.

Según ha sabido Diario Rombe, Irnvi sospecha que habrían utilizado su supuesta influencia ante los funcionarios de la Embajada de Estados Unidos a fin de que él y su pareja no obtengan el visado.

A partir del 1 de julio la situación puede empeorarse y los trabajadores han contactado con varias fuentes del Comité Técnico de Vigilancia y Respuesta contra el Coronavirus exigiendo que actúen en consecuencia para evitar malos mayores.

Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)