DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DEL CONSEJO NACIONAL DE CPDS

Sobre el resultado de las elecciones del 26 de mayo de 2013 en Guinea Ecuatorial

El Consejo Nacional de Convergencia para la Democracia Social (CPDS), reunido en Bata este sábado día 08 de junio de 2013, ha asumido y enriquecido el análisis realizado y publicado el pasado día 1° de junio de 2013 sobre los resultados de las elecciones a la Cámara de los Diputados, Senatoriales y Municipales del 26 de mayo de 2013. Dicho análisis denuncia las siguientes irregularidades constatadas durante el desarrollo todo el proceso electoral:

  1. La negativa del Presidente Obiang a un diálogo con todas las fuerzas políticas del país para mejorar el conjunto del sistema electoral nacional;
  2. La prohibición de entrada al país de la prensa y observadores internacionales neutrales;
  3. La elaboración de un censo electoral caracterizado por la inscripción de personas ausentes, fallecidas y menores de edad, y no expuesto al púbico como exige la Ley;
  4. La constitución, por el partido en poder, de una coalición electoral no ajustada a la ley;
  5. La no publicación de las listas de los candidatos del partido en poder por lo que los electores emitieron su voto sin conocer previamente a los candidatos;
  6. La persecución y detención de militantes, simpatizantes y candidatos de la oposición, con el resultado de tres profesores expulsados de sus puestos de trabajo por razones políticas.
  7. El nulo acceso de la oposición a los medios de comunicación del Estado, monopolizados por el partido en poder, así como la perversa manipulación de las imágenes de candidatos de CPDS;
  8. La interrupción de actos y mítines electorales de la oposición a cargo de militantes del partido gubernamental previamente organizados por sus dirigentes.
  9. La financiación tardía y desigual de la campaña electoral, cuando el partido en poder usa los recursos del Estado para su financiación;
  10. La fusión de las candidaturas de las tres elecciones en una sola papeleta y una sola urna, restringiendo así la libertad de elección de los votantes;
  11. El reparto descarado de grandes sumas de dinero para comprar las voluntades y el voto a favor del partido en poder, práctica tajantemente prohibida por la ley;
  12. La expulsión de interventores y apoderados de la oposición de las mesas electorales el día de las votaciones, y la no entrega de actas de escrutinio a los interventores que fueron admitidos.
  13. El desplazamiento clandestino de mesas electorales oficiales y la creación de mesas clandestinas. 
  14. La creación en recintos castrenses de mesas electorales presididas y controladas exclusivamente por militares y policías;
  15. La emisión del voto público y del voto múltiple principalmente en las mesas del interior de la Región Continental del país, así como la inexistencia de la tinta indeleble en algunas;
  16. La insuficiencia de papeletas de la oposición en la inmensa mayoría de las mesas de todo el país, así como la presencia única de las del partido en poder durante toda la jornada electoral en numerosas mesas electorales de la Región Continental;
  17. La emisión del voto a favor del partido en poder con carnets electorales suplementarios (no recogidos por sus titulares en los días de su reparto); 
  18. El cierre anticipado de mesas en las que se vislumbraba la victoria de la oposición, y el no reconocimiento en la inmensa mayoría del país, de los votos a favor de la oposición, incluso de votos emitidos por los propios candidatos de CPDS;
  19. El escrutinio secreto en las mesas electorales y el anuncio anticipado de resultados por la Junta Electoral Nacional cuando en las Juntas municipales y distritales se estaba todavía contando las papeletas, y
  20. Las juntas electorales municipales y distritales que en ningún momento del proceso se reunieron para su cometido, ni siquiera para realizar el escrutinio, limitándose sus presidentes a enviar al presidente de la Junta Electoral Nacional los datos que este les exigía.

Todo cuanto antecede ilustra la nula voluntad democratizadora del Presidente Obiang, su intención de retornar al sistema de partido único y su proyecto de establecer una sustitución hereditaria en el poder en Guinea Ecuatorial.

Por todo ello, el Consejo Nacional de CPDS:


PRIMERO: Rechaza rotundamente los resultados publicados por la Junta Electoral Nacional, por ser injustos, fraudulentos, prefabricados y fruto de una manipulación organizada por el Gobierno y el partido gubernamental, resultados que no se ajustan a la realidad registrada en las urnas y que otorga a CPDS una representación institucional de 17 diputados, 10 senadores y 46 concejales.

SEGUNDO: Exige a la Junta Electoral Nacional la realización, ante observadores internacionales creíbles, de un recuento de todas las papeletas de voto y la presentación y examen de todas las actas de escrutinio emitidas y firmadas el día de las votaciones en todo el ámbito nacional.


TERCERO: Apela al pueblo de Guinea Ecuatorial y a la comunidad internacional, en especial Estados Unidos, España, Francia, Alemania y el resto de la Unión Europea, así como a la Unión Africana, a emprender todas las acciones necesarias para poner fin a la deriva irracional y totalitaria a la que ha llegado el régimen del Presidente Obiang en Guinea Ecuatorial.

CUARTO: Decide convocar una manifestación pacífica de protesta en Malabo, la capital de la nación, contra estos resultados en una fecha que se hará pública próximamente.

Malabo, 08 de junio de 2013
EL CONSEJO NACIONAL

Fuente: www.cpds-gq.org

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)