NOTA INFORMATIVA
CPDS ocupa los escaños que le reconoció la dictadura

Desde 2004, CPDS se viene planteando en cada proceso la oportunidad de participar o no, y la de aceptar o no los escaños que el régimen le reconoce en los sucesivos comicios.

CPDS es un partido político que, desde más de veinte años, ejerce su actividad política de oposición dentro de Guinea Ecuatorial y aspira a conquistar el poder mediante la lucha política democrática, esforzándose por establecer siempre un diálogo crítico y exigente con el poder establecido. Tratándose de la dictadura que todos conocemos, nadie pretendió jamás, desde nuestras filas, que fuera una tarea fácil ni de resultado inmediato. Somos conscientes de que es un trabajo de largo aliento que exige firmeza y perseverancia.

No es secreto para nadie: desde el comienzo del mal llamado “proceso de democratización” en nuestro país con la reforma constitucional de 1991, los quince procesos electorales organizados por el régimen del Presidente Obiang han sido descaradamente fraudulentos, a excepción de las elecciones municipales de 1995, en cuyo censo y el resto de proceso participó la comunidad internacional. 

Después de las elecciones del 26 de mayo pasado y el monumental fraude que las caracterizó, CPDS convocó una reunión extraordinaria de su Consejo Nacional, el más alto órgano del partido entre congresos, para decidir sobre la conducta a adoptar, dada la división de opiniones sobre el particular. El régimen acababa de usurparnos más de cincuenta mil votos, según nuestro primer recuento interno. La primera reacción inmediata sería rechazar los controvertidos escaños que el régimen declaró reconocernos. Pero el Consejo Nacional decidió por 65 votos a favor, 37 en contra y 2 en blanco NO RECHAZAR los escaños que la dictadura nos había reconocido. El Consejo Nacional de CPDS acababa de tomar una decisión soberana.

Por qué el Consejo Nacional de CPDS decidió no rechazar los escaños.

1 – Porque la postura de la silla vacía no es políticamente productiva.

2 – Porque ha quedado más que claro que el proyecto del Presidente Obiang es reimplantar el sistema de partido único en Guinea Ecuatorial, y alguien tiene que impedírselo, cada formación política a su manera. El deseo de materializar dicho proyecto anima al dictador a hacer todo lo posible por apartarnos de cualquier institución. El hecho de reconocernos, sistemáticamente, un escaño en el Parlamento, supone una provocación deliberada del dictador para que CPDS decida voluntariamente no seguir participando en las elecciones y en las instituciones que de ellas derivan. En estas condiciones, si CPDS se retira voluntariamente de las Instituciones del Estado, y por consiguiente del escenario activo, entonces hará exactamente lo que desea y espera el Presidente Obiang. La presencia de CPDS en el escenario político institucional de Guinea Ecuatorial, recordándole pública y diariamente que es un dictador, es una de sus pesadillas. Si CPDS se retira, el paso siguiente del Presidente Obiang será la reactivación de un falso CPDS en las Instituciones, como lo viene haciendo con todos los demás partidos de la oposición, con lo cual se habrá consumado su proyecto de retorno al partido único.

3 – Esto se manifiesta cuando, siempre después de las elecciones, invita a CPDS a entrar en su Gobierno como manera de absorbernos o presentarnos como un partido cuyos dirigentes solo buscan cargos. O cuando financia a dirigentes de nuestro partido con ánimo de crear una bicefalia en el mismo, sin conseguirlo; a estos ex dirigentes de CPDS, el Presidente Obiang ya les está concediendo cargos y puestos en su Gobierno o en las Instituciones estatales en representación de su partido. Se manifiesta también cuando un grupo de falsos exiliados, que no representan a ningún partido político ni a ninguna organización conocida, se agita desesperadamente en el extranjero para criticar y desacreditar la postura de CPDS, como si la política de CPDS se hiciera a partir de sus postulados interesados, o como si nuestro partido fuera el culpable de la dictadura que desde hace décadas asola la República de Guinea Ecuatorial.

4 – Porque el hecho de no rechazar los escaños no impide en absoluto a CPDS seguir exigiendo lo que el régimen del Presidente Obiang le ha usurpado, ni condiciona ni limita ninguna actividad política que CPDS, como partido de oposición, juzgue oportuno llevar a cabo. 

5 – Porque, ocupando los escaños, CPDS entiende respetar y ejercitar el mandato que le han concedido aquellos guineanos que tuvieron el coraje de acompañarle durante el proceso electoral y acudir a las urnas para darle su voto.

6 –Porque, rechazando los escaños como ya lo hizo CPDS en 1999, la dictadura seguirá actuando invariablemente de la misma manera.

7 – Y porque no sabemos responder a la siguiente pregunta: ¿Si rechazamos los escaños, qué ganamos y qué hacemos después? Una pregunta que no ha recibido respuesta alguna desde ninguna latitud.
Como cualquier observador atento de la política guineana, CPDS es el primero en reconocer lo frágil de la situación y el riesgo que existe de que el régimen utilice este argumento para presentar a CPDS como un partido ávido de escaños, omitiendo que, en realidad, lo que persigue es tener vía libre para el totalitarismo absoluto en Guinea Ecuatorial.

Para CPDS, el fin de un proceso electoral marca el comienzo del siguiente. Esta vez, la ocupación de los escaños por CPDS no debe considerarse como un acto aislado. Se ha tratado siempre de buscar, encontrar y poner en marcha mecanismos para llevarle al régimen del Presidente Obiang a negociar, con la Oposición y ante la Comunidad Internacional, una verdadera apertura política y, en consecuencia, nuevas condiciones electorales en el país. Sobre este particular, y mediante carta remitida en propias manos al Ministro del Interior el 02/07/2012, con un recordatorio el 17/12/2012, CPDS ya le presentó al Presidente Obiang una serie de exigencias. Pero la carta no recibió respuesta. 

La llamada a negociar se llevará a cabo mediante acciones reivindicatorias continuadas, así como una perseverante y firme campaña de información y sensibilización a la opinión pública nacional e internacional.

En esta línea de actuación política se inscribe la manifestación pacífica legalmente convocada por CPDS el pasado día 25 de junio, reprimida y dispersada violentamente por las fuerzas del orden del régimen. Nuestra formación política seguirá realizando oportunamente este tipo de acciones, programando nuevas movilizaciones para exigir la democratización del país y el respeto de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial.

A este respecto y desde ahora, CPDS expresa su disponibilidad e invita a todos los colectivos guineanos realmente opuestos a la dictadura, a la escasa sociedad civil y al pueblo en general, a unirse, a unir criterios y acciones para nuevas movilizaciones pacíficas destinadas a llevarle al régimen a la mesa de negociaciones ante la Comunidad Internacional.

Malabo, 18 de julio de 2013

LA COMISIÓN EJECUTIVA NACIONAL

Fuente; CPDS

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)