El gobierno de Guinea Ecuatorial está tratando de comprar las acciones de CCEIBank correspondiente a la parte camerunesa Afriland First Bank. La información se desprende de fuentes próximas al Ministro de Hacienda, Economía y Planificación, Cesar Augusto Mba Abogo, que advierten de que “este interés del gobierno de hacerse con dicha institución bancaria no solo es incomprensible, sino que conllevaría muchos riesgos financieros para Guinea Ecuatorial”

La presencia de la familia del dictador y sus colaboradores en el accionario de CCEIBank. 

CCEIBank Guinea Ecuatorial es la subsidiaria del grupo camerunés Afriland First Bank. Se instaló en Guinea Ecuatorial en 1994, convirtiéndose en el principal banco del país después de la bancarrota y cierre de Guinextebank. El clan de Teodoro Obiang adquirió al menos el 14.44% de las acciones de CCEIBank, nombrando al frente del Consejo de Administración a su sobrino Baltazar Esono Edjo

El Estado ecuatoguineano controlaría el 2.10% de las acciones, mientras que el dictador Obiang y su familia tendrían, a través de su empresa Abayak S.A., el 3.9% y, por último, el 4.4% pertenecería al Representante de la Misión Permanente de Guinea Ecuatorial ante las Naciones Unidas, Anatolio Ndong Mba representado por su hijo, Anatolio Ndong Mansogo. 

La dudosa asistencia técnica de Afriland First Bank a CCEIBank Guinea Ecuatorial 

Desde su creación, hace más de 26 años, CCEIBank GE funcionaba bajo la asistencia técnica de su casa matriz, que le costaba al banco millones de francos al año, siendo éste el único caso conocido en la zona de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC). Cabría resaltar aquí que, un sector importante del régimen ecuatoguineano recomienda que se interpele a la Comisión Bancaria de África Central (COBAC) como controlador de bancos para que explique por qué se ha permitido esos elevados pagos. 

Cuando un banco se establece en un determinado lugar, como es el caso de CCEIBank GE, éste se traslada con su propio personal directivo. Normalmente, suele permanecer entre uno y dos años teniendo el país receptor que pagar dicha asistencia técnica. Eso se traduciría en que, la riqueza que crea CCEIBank GE es la encargada de pagar una parte a la asistencia técnica a los directivos procedentes de Camerún. 
 
¿Por qué CCEIBank Guinea Ecuatorial está pagando desde hace más de 26 años por una asistencia técnica onerosa y eterna? Todos los puestos estratégicos de CCEIBank GE están controlados por los cameruneses, mientras que la parte ecuatoguineana controla los puestos de poca relevancia como la dirección de agencias, recursos humanos, encargados de comidas, etc… El control de los puestos estratégicos le ha permitido a la parte camerunesa manejar el banco a su antojo.  

La cartera de créditos problemáticos de CCEIBank 

La posible debacle de CCEIBank GE está reviviendo en las memorias de los ecuatoguineanos los fantasmas de la extinguida Guinextebank, el banco mixto hispano-guineano que cerraría sus puertas en 1989. 

Director General de CCEIBank GE, Joseph Célestin Tindjou & Presidente del Gobierno de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema

Muchos se acordarán de aquella histórica declaración del exministro de Finanzas y expresidente del Consejo de Administración, Felipe Hinestrosa que calaron en las mentes de los ecuatoguineanos tras la quiebra de Guinextebank: “el banco había funcionado al margen de toda ortodoxia bancaria en la concesión de créditos sin informes y avales de ningún tipo”. 

Después de 31 años de aquella fatídica quiebra de Guinextebank que provocaría el deterioro de las relaciones diplomáticas entre el dictador ecuatoguineano y el Reino de España, debido a una política de créditos arriesgada y como mínimo irresponsable, CCEIBank GE dispondría de una cartera morosa que superaría con creces los 300 mil millones de Fcfa que le deben las empresas constructoras. El problema de estos créditos morosos es que, están avalados por el gobierno de Guinea Ecuatorial que hoy se encuentra ante la incapacidad de pagar este agujero por falta de liquidez. 

Para que se hagan una idea de cómo funcionaba las concesiones de créditos, CCEIBank GE dirigida por cameruneses, concedía créditos millonarios a las constructoras que se presentaban con la simple tenencia de un “certificado de orden de servicio” otorgado por la Oficina Nacional de Planificación y Seguimiento de Proyectos de Guinea Ecuatorial (GE-Proyectos). Una operación de esta envergadura, en un país sin seguridad jurídica donde prima la corrupción, y para evitar que se repitiera el escándalo que provocó el cierre de Guinextebank, era necesario que CCEIBank solicitase un aval bancario que cubriera los riesgos de impagos. Los cameruneses que controlaban el banco tenían que haber realizado estudios profundos de la capacidad financiera, así como su solvencia para verificar si podían responder terceras personas en caso de impago. 

Sin embargo, en la práctica eso no fue lo que sucedió. Según varias fuentes del ministerio de hacienda, el “compromiso del gobierno” era la única garantía que los cameruneses exigieron para la concesión de préstamos a las constructoras. Habría que señalar que, la dirección general del banco se aprovecharía de la confianza y la proximidad que tendrían con las autoridades del régimen ecuatoguineano para conceder créditos sobre la base de las autorizaciones de GE-Proyectos. Después de recibir los créditos, muchas empresas abandonaban Guinea Ecuatorial endosando la deuda al Estado por obras no realizadas o parcialmente realizadas. 

Las acciones del exministro de hacienda, Lucas Abaha Nchama para reflotar CCEIBank GE 

Ante la gravedad de los hechos, el exministro de Hacienda, Economía y Planificación, Lucas Abaga Nchama, logró obtener un apoyo puntual del Banco de los Estados de África Central (BEAC) para sustentar temporalmente el caos generado por los directivos de CCEIBank GE antes de ejecutar la fatídica propuesta de comprar el banco con ese enorme agujero. El exministro intentó sin éxito auditar CCEIBank GE encontrándose con una rotunda negativa de la parte camerunesa.

Una parte importante del régimen que no están de acuerdo con el agujero presentado por los contables cameruneses, han insistido en repetidas ocasiones, por el bien de la salud financiera de Guinea Ecuatorial, practicar una auditoría externa de todos los créditos concedidos por los directivos cameruneses de CCEIBank GE. 

El estado ecuatoguineano tiene la obligación de conocer si esos créditos corresponden al presupuesto que las empresas presentaron al Gobierno”, sugiere una fuente del ministerio de Hacienda. La dirección del banco lograría que no se hiciera la auditoria solicitada por los asesores del gobierno ecuatoguineano para evitar que se supiese la posible existencia de “sobre-créditos” que el estado seguramente ya ha pagado. Teniendo en cuenta que CCEIBank GE es un banco mixto y que los contables son cameruneses, deberían permitir la presencia de contables ofrecidos por la parte ecuatoguineana. 

A diferencia del exministro de hacienda, economía y planificación, su predecesor Cesar Augusto Mba Abogo propone una solución que conllevaría la emisión de bonos públicos para saldar el agujero provocado por la concesión de créditos sin aval. Un riesgo que, según aseguran varias fuentes consultadas, “no asumirán las personas físicas o jurídicas”. Si se hubiese hecho la auditoría (todavía están a tiempo de hacerla), se podría descubrir qué parte (Camerún o Guinea Ecuatorial) abusó de su poder. 

Las inquietudes 

Técnicamente nadie consigue obtener un razonamiento lógico que explique cómo Guinea Ecuatorial pretende comprar un banco que tiene un agujero de alrededor de 300 mil millones de Fcfa cuando no hace muchos meses el régimen ecuatoguineano anunció a bombo y platillo haber solicitado un préstamo de 280 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional para supuestamente inyectar estabilidad financiera y económica al país, que está en una recesión profunda desde hace más de ocho años. ¿Qué sentido tiene?, ¿De dónde sacará Guinea Ecuatorial dichos fondos para hacerse con CCEIBank GE y qué explicación dará a las autoridades del FMI?. 

Adquirir un banco en estas condiciones es tanto como pegarse un tiro en el pie. El estado ecuatoguineano comprará un activo que ya no tiene valor en el mercado financiero. Los que han puesto a CCEIBank GE en esta crítica situación son los mismos que la van a vender a sus socios capitalistas (Guinea Ecuatorial) a precio de oro llevándose el dinero, pero ¿qué ganan los ecuatoguineanos?. 

Auditar el banco es la única solución para repartir y depurar las responsabilidades del agujero provocado por las concesiones de créditos, porque Guinea Ecuatorial se encuentra ante una situación de adquirir una deuda desconocida. Señalar que, si se hubiese hecho la auditoria desde el principio, eso habría permitido eliminar los activos podridos a la hora de ponerle un precio real y justo para el banco, que es dirigido y controlado por personas de Afriland Firts Bank.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)