El nepotismo, “la desmedida preferencia que algunos dan a los parientes para las concesiones o empleos públicos”, y el amiguismo, “tendencia y práctica de favorecer a los amigos en perjuicio del mejor derecho de terceras personas” (DRAE), son una práctica habitual en Guinea Ecuatorial. Pero donde más casos de esta clase de corruptelas se registran es en el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional, especialmente en las misiones diplomáticas, permanentes o consulares.

Agapito Mba Mokuy

Agapito Mba Mokuy

Y el hecho de que sea así obedece al carácter polifacético y a la vastedad o extensión del campo de actuación del referido Ministerio. Al ser el encargado de coordinar y ejecutar la política exterior del Gobierno en el marco de la cooperación bilateral o multilateral, pues en él están representados muchos otros ministerios por sus funcionarios en las misiones diplomáticas, permanentes y consulares, quienes han de ser designados previamente a propuesta del ministro concerniente, siendo la base de esta designación, en muchas ocasiones, el parentesco o la amistad del funcionario con aquél, y no la formación, experiencia y honestidad.

Existen tres niveles de nepotismo y amiguismo en el Ministerio ecuatoguineano de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional, los cuales se describen a continuación en orden descendente según su gravedad.

El primer nivel lo ocupan los nombramientos de embajadores y otros jefes de misión de rango equivalente –los representantes ante Organizaciones Internacionales–, y de jefes de oficinas consulares. En principio, cualquiera puede ser embajador o cónsul sin pertenecer a la carrera diplomática y consular, al ser cargos de confianza y, por consiguiente, de designación discrecional o libre por parte del Presidente de la República. De hecho, se habla de embajadores políticos para referirse a aquellos jefes de misión no pertenecientes a la carrera diplomática y consular. Pero su nombramiento debe estar sujeto a otros criterios como la formación, honestidad y experiencia en cualquier otro ámbito de gestión. En todo caso, el nombramiento de embajadores políticos debería ser la excepción y no la regla, como ocurre en Guinea Ecuatorial, con más embajadores políticos que de carrera.

Gran parte de responsabilidad de esta situación recae en los ministros que llevan las propuestas de nombramiento al Presidente de la República, empezando con el mismo Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional. La situación ha empeorado con D. Agapito Mba Mokuy como Ministro, quien discrimina abiertamente a los diplomáticos de carrera del Ministerio dando especial preferencia a sus parientes, amigos y paisanos en los cargos internos del Departamento, como el de Secretario General y Directores Generales, así como de las misiones diplomáticas, permanentes y consulares en lo que respecta tanto a embajadores como a otros funcionarios del personal diplomático, administrativo y técnico y de servicio.

Antonio Bibang Nchuchuma

Antonio Bibang Nchuchuma

Le sigue el Ministro Delegado de la Presidencia de la República, Encargado de Política Exterior, D. Juan Antonio Bibang Nchuchuma, quien ha promocionado en un abrir y cerrar de ojos a consejeros, secretarios de embajada o a cónsules a gente de su círculo, sin ser diplomáticos, aprovechando su facilidad de despachar con el Presidente de la República. Tampoco queda demasiado atrás el Ministro de Estado de la Presidencia de la República, Encargado de Misiones, D. Alejandro Evuna Owuono Asangono.

En el segundo nivel se sitúan los nombramientos de los funcionarios de otros Ministerios destinados en las misiones diplomáticas, permanentes y consulares. Si las funciones de dichas misiones son, entre otras, defender los intereses del Estado acreditante y de los nacionales en el Estado receptor dentro de los límites permitidos por el Derecho Internacional, fomentar la cooperación bilateral en todos los ámbitos, económico, comercial, tecnológico, defensa, o cultural, etc., según la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, pues resulta lógico que el Estado acreditante envíe a sus representaciones en el exterior a funcionarios que mejor entiendan de estas materias como asesores del jefe de misión. Razón por la que una embajada puede tener una consejería o agregaduría económica, cultural o de defensa, y las restantes. Los responsables de estas áreas son propuestos por el Ministro concerniente, y como es de esperar en Guinea Ecuatorial, la base de su designación es el parentesco o la amistad con el ministro, lo que significa que no todos los que son nombrados son necesariamente merecedores de estos puestos.

Alejandro Evuna Owuono Asangono

Alejandro Evuna Owuono Asangono

A esta discriminación habría que añadir otro problema igual de grave, y es que muchos funcionarios procedentes de otros ministerios no consideran a su embajador como su jefe, sino al ministro que le envió; no le respetan y actúan a su antojo. Los que más obran de esta manera son los agregados militares, el personal de seguridad y los agregados o jefes económcios, pertenecientes al Ministerio de Hacienda y Presupuestos. Incluso, muchos de los cuales actúan como contrapoder del embajador o cónsul, le vigilan y mandan informes acusatorios en su contra.

En el tercer nivel está la selección del personal de las misiones por parte de los propios embajadores. Algunos con influencia extra por su condición social –pariente o amigo del Presidente (o del Ministro de Asuntos Exteriores)– se encargan de seleccionar al personal de sus misiones, si estas son de nueva creación, o incorporarlo a las antiguas. Y como solo escogen a sus parientes, amigos o paisanos, algunas embajadas se han convertido en lo más parecido a empresas familiares, donde todos o la mayoría de sus miembros tienen lazos de parentesco o de amistad. La situación se agrava porque algunos embajadores son casi vitalicios e intocables por su condición social, llevan al frente de la institución diplomática durante más de una década y la consideran una propiedad privada para hacer negocio y, de paso, promocionar a los suyos, y nada más. La posiblidad de cambios para el correcto funcionamento de las mismas en este contexto, es muy remota.

En fin, las nefastas consecuencias de este estado de cosas pueden resumirse en dos aspectos: el crónico incumplimiento de las funciones arriba indicadas por parte de algunas misiones ecuatoguineanas perjudica enormemente al Estado ecuatoguineano en sus relaciones internacionales; y el personal de la carrera diplomática y consular del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional tiene la moral por los suelos, por la discriminación que practica sin tapujos el Ministro D. Agapito Mba Mokuy y otros a la hora de designar al personal del Ministerio y de las misiones en el exterior.

En este contexto, que el Ministro de Asuntos Exteriores retire las firmas a dos funcionarios consulares, como informa Diario Rombe, es una buena noticia. Pero, comparado con el caos anteriormente descrito, resulta risible si el mismo Ministro cree haber actuado con ello para aliviar el desastre en cuestión cuando él mismo encabeza la línea del nepotismo y amiguismo en el Departamento.

El Observador

5 Comentarios to: El Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial es el que más casos de nepotismo acumula

  1. Ramiro

    julio 25, 2015

    En España siempre se ha dicho, y ha sido publicado reiteradamente por la prensa, que Obiang nombre Embajadores y personal diplomático a sus partidarios, para que puedan hacer «negocios» al amparo de esas Embajadas, usando y abusando de la VALIJA DIPLOMÁTICA (que no puede ser abierta o inspeccionada por el país receptor), para hacer toda clase de negocios sucios: posible tráfico de drogas, de dinero negro, «venta» de visados, pasaportes, permisos de residencia, autorizaciones varias, etc.
    Vamos, que las Embajadas son un «negocio» para el clan de Mongomo, y que el servicio a sus conciudadanos realmente les importa una higa.
    Y creo es verdad. Es triste decirlo, pero es así.
    Por cierto, Delfín, enhorabuena, pues con el nuevo diseño y presentación de diario ROMBE, habeís ganado mucho. Espero que también en audiencia.

    Responder
  2. mari

    julio 25, 2015

    LO UNICO QUE PIDO AL PUEBLO DE GUINEA ECUATORIAL ES QUE DE LA ESPALDA A OBIANG EN LAS ELECCIONES, POR FAVOR PUEBLO GUINEANO ESTE GOBIERNO NO APORTA SOLUCIONES NI INTERÉS DE CAMBIO A NUESTRA SOCIEDAD. GUINEA ESTA ESTÁ HUNDIDA PERO HUNDIDA Y OBIANG NO LE INTERESA SÓLO QUIERE PERMANECER EN EL PODER Y QUE SUS COLABORTADORES DEL RÉGIMEN VIVAN SIEMPRE BIEN NADA MAS . NO VOTAR AL PDGE OBIANG VETE YA SI ERES VALIENTE. EL PUEBLO HA VISTO QUE NO CREES NADA EN DIOS CREES EN TU BRUJERÍA POR QUE ESE PODER QUE AFANA NO VIENE DE DIOS

    Responder
  3. Davenneso

    julio 24, 2015

    Lo descrito por el Observador es la tónica general con respecto a nuestro personal destinado en las misiones diplomáticas para la representación de Guinea Ecuatorial por allende. Era de esperar que los pocos medios de difusión no alineados a los dictados del presidente fundador tarde o temprano darían cobertura de esta inoperante e inmune nepotismo que se da en el Ministerio que preside Agapito Mba Mokuy. Entre los tres niveles a los que hace referencia el Observador, no sé si cabría añadir uno o resaltar más sobre diversos embajadores y personal nombrados por la connivencia, afinidad o parentesco a lo referido en artículo, que los hay totalmente ANALFABETOS que no saben leer, ni escribir, por lo tanto, incapaces de poder redactar correctamente algún informe detallado, así como reunir los mínimos requisitos que harían falta por los servicios a los que son confiados.
    Hay casos de elementos que son embajadores sin ninguna formación académica mínima, como son: Marcos Ndong Edu Nchama, alias Koko, de Mongomo embajador con destino en Gabón; sin ninguna formación académica, policia ninja al servicio de Obiang. Enrique Nsue Anguesomo, alias Chico Henry embajador en Chad, de ebebeyin, elemento ninja, chico de recados al servicio de Armengol Nguema, ninguna formación académica conocida y en su haber tiene acumulado muchos asesinatos, es incapaz de mantener una conversación fluida en español.
    Benigno Pedro Matute Tang, alias Bote embajador en Brasil, un ladronzuelo y chivato por los barrios de Bisa, Comandachina de Bata, forma parentesco con Milam Tang, no pudo terminar la educación primaria en Nvo Okenve, por sus trapicheos fue enviado a algún país de Oriente Medio, a la vuelta como muchos se hizo cargo de la mafia árabe libanesa con los del poder y así hasta ir de representación de nuestro país primero a Egipto. Como estos tenemos en diferentes legaciones diplomáticas auténticos inútiles sin formación adecuada ni preparación para lo que significa que no todos los que son nombrados son necesariamente merecedores de estos puestos. Tenemos los casos de los hijos de Evuna Asanagono. Mari-Cruz Evuna Andeme embajador en Inglaterra y Miguel Evuna Andeme embajador en los EE. UU. y que decir de la famosa Oyana y su Madre Purificación Angué Ondo en la delegación diplomática de nuestro país en Madrid. Es completamente una locura que semejantes personajes representen a un país por muy insignificante que puede resultar en el escenario internacional como nuestro país.

    Responder
    • pedro

      julio 25, 2015

      Hace años se expulsó a varios «diplomáticos» guineanos de la Embajada en Madrid, por andar metidos en tráfico de drogas y negocios «sucios». El diario El País dió cumplida información sobre ello.
      Obviamente la noticia no llegaría a los medios de Guinea, o, en todo caso, se diría que la culpa era de España, que actuaba como una potencia imperial, avasalladora de la pobre Guinea…
      Pobres los guineanos que tienen que sufrir a semejante déspota, sanguinario y sanguijuela del dinero público del país. Ellos si que son pobres y desgraciados.

      Responder
  4. hbliuh

    julio 24, 2015

    Donde habeis dejado al primer incitador del nepotismo en G.E.? El sátrapa Obiang Nguema Mbasogo al ser el primer el deportista del país, primer magistrado, primer economista, primer ingeniero, primer arquitecto, primer brujo, primer mujeriego y primer dictador de normas del pais, también ocupa el rango de primer incitador del nepotismo en G.E. Basta observar como su prole explota su finca particular que se llama G.E.

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)