El ministro de Educación y Ciencia del gobierno en funciones, Engonga Ndong agredió la semana pasada a uno de los funcionarios del Cuerpo Especial de su departamento. Los hechos que ocurrieron en la ciudad de Djibloho dejaron atónitos al resto de empleados de la institución.

Engonga Ndong

Según los testimonios recogidos por este diario, el ministro exigió al funcionario las llaves de la vivienda en la que se hospedaba y, ante la respuesta de éste, la emprendió a puñetazos con él. El empleado aseguró que no las tenía porque no era el responsable de ellas, una contestación que Ndong interpretó como una auténtica tomadura de pelo. Solo la intervención policial pudo frenar la agresión que dejó inconsciente al empleado público. El ministro abandonó el lugar esposado en dirección a la comisaría de Policía de Añisok sin hacer uso de las alegaciones o la defensa que el artículo 136, inciso 2, de la ley de Procedimiento Administrativo le otorga los funcionarios civiles.

Al parecer, el ministro Engonga Ndong desconoce en gran medida la legislación de su país ya que el artículo 78 de la ley de Funcionarios Civiles del Estado sanciona que “el Estado dispensa protección al funcionario que requiere en ejercicio de sus funciones, y le otorga el tratamiento y la consideración debidos a la jerarquía y dignidad de la función pública.”

Además, no sabe que los artículos 109, 110 y 111 de la misma norma tipifican sanciones específicas para cada falta cometida según su grado y que el procedimiento administrativo para sancionar a un funcionario Civil del Estado viene recogido en el artículo 112, del inciso 1 al 10. No obstante, no es la primera vez que un alto cargo del Gobierno golpea a un empleado público. El pasado año, el ministro de Agricultura se enfrentó a un directivo.

El pueblo exige que el ministro Engonga Ndong responda a la confianza que le otorgó el jefe del Estado. La población demanda que deje de actuar como hasta ahora: tratando mal y cesando del cargo a los funcionarios sin aludir causas, apropiándose de los fondos que pertenecen al erario, nombrando a familiares y amigos que forman parte de su red de corrupción, proponiendo nombramientos a personas sin experiencia en la enseñanza y creando pánico entre los empleados públicos.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)