Una nueva injusta detención se ha realizado en la capital de Guinea Ecuatorial. El joven ecuatoguineano, Cristobal Obina, ha sido secuestrado por el Subdirector de Inteligencia del PDGE, Gabriel Nsi Ngomo.

Gabriel Nsi Ngomo

El miembro del Partido del Régimen, ex cuñado de la Secretaria de Estado Encargada de la Tesorería General, Milagrosa Obono Angue, ordenó la detención sin ninguna orden judicial del empresario Cristobal Obinna con el falso argumento de no haber pagado el arriendo de un coche desde diciembre de 2018 que el detenido utilizaba para la empresa a la que representa en Guinea Ecuatorial, cuando lo cierto es que, ya han sido cancelados casi 500.000 de los 900.000 Fcfa de la referida deuda y el resto se pagaría el próximo mes.

Los asuntos relativos al pago del monto debido por Obinna, ya se encontraban siendo resueltos en una comisaría desde la que en ningún momento la detención del empresario fue contemplada, al mostrarse este siempre colaborativo a pagar lo que es debido, pero en un acto déspota, Gabriel Nsi Ngomo, capturó al empresario fuera de toda justicia y lo trasladó hasta la Policía de Candy, es decir, la antigua Policía Central.

El motor de Gabriel Nsi Ngomo habrían sido los celos, debido a las conversaciones que Obinna mantuvo con otra de las camareras empleadas para el funcionario del PDGE, la cual era objeto de atracción para el miembro del Régimen -a esto-, cabiendo agregar además que Obina ya había sido amedrentado anteriormente por Nsi Ngomo con una arma de fuego.

En este medio conocemos el comportamiento habitual de los miembros de la cúpula gubernamental de Guinea Ecuatorial y su arbitraria forma de actuar, impulsada no sólo por una agenda política y económica para su propio beneficio, sino que además por sus mismas emociones sin ningún tipo de contención, por lo que ya existiendo actos de violencia en el historial criminal de Gabriel Nsi Ngomo, el joven Cristobal Obina se encuentra en este momento en peligro de muerte producto de esta venganza personal, ante lo que su familia exige su inmediata puesta en libertad. Si bien Obina ya se ha puesto en contacto con su abogado para llevar este atropello ante los tribunales de justicia, ya que amenazan con someterlo a crueles torturas, se hace de igual forma imperante la presión social para impedir la perpetración de un nuevo crimen contra un ciudadano de nuestro país.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)