102 Hlllair Circle, White Plalns, NY 10605

Tras la publicación de la supuesta investigación que el Ministerio de Asuntos Exteriores estaría llevando a cabo sobre los dos apartamentos que el Gobierno compró [ Purchase of Suites 305 & 310 at 800 Second Avenue ] – sedes oficiales de la misión permanente de Guinea Ecuatorial ante las Naciones Unidas y por los que Anatolio Ndong Mba se embolsó la suma de $1.772.800, funcionarios de la misma legación diplomática, como acto de protesta por la corrupción que envuelve a la Misión Permanente, habrían facilitado al Gobierno más documentos que revelarían otras operaciones similares donde Ndong Mba se llevaría una ingente cantidad de dinero en dólares tras inflar los contratos.

Estos documentos, de carácter confidencial -cheques, contratos, transferencias y demás materiales sensibles que comprometen la Misión Permanente- se encontraban en un despacho sin llaves ubicado frente a la oficina de Victoriana Mbasogo Mangue, sobrina del Dictador.

En agosto de 2010, según se desprende del contrato de compraventa al que ha tenido acceso este periódico, en representación del gobierno de Guinea Ecuatorial, Anatolio Ndong Mba compró una lujosa residencia situada en la 102 Hlllair Circle, White Plalns, NY 10605, en la que viviría el actual y  el sucesivo representante de la Misión diplomática ante las Naciones Unidas. Esta residencia costó el monto de $1.315.000, habiendo presentado el embajador Ndong Mba al Gobierno un presupuesto alterado  de $2.315.000, en donde incrementó el precio real de ésta en $1.000.000.

20 Millington Street, Mt Vernon

La principal motivación que llevaría al régimen de Malabo a investigar a ciertos diplomáticos por corrupción -según fuentes extraoficiales del exterior-, no es la búsqueda de un comportamiento ético y honesto de sus funcionarios en pos del crecimiento, como ocurre en otros países donde se lucha contra la corrupción y la estabilidad de los ciudadanos, sino -tal como han demostrado con sus contínuos actos de corrupción- de conflictos internos orientados a la lucha por la obtención del capital de Guinea Ecuatorial. De esta manera, Anatolio Ndong Mba, viene a ser el ejemplo perfecto de cómo los colaboradores del Dictador hacen usufructo de sus posiciones de poder en sus respectivas legaciones diplomáticas, buscando constantemente vías para el desfalco a las arcas públicas del Estado, sea a través de la manipulación de dineros o a través de otras actividades ilícitas.

Es así, que la persistente inoperancia por parte del Gobierno de Guinea Ecuatorial en el control  del destino final de los fondos transferidos a las legaciones diplomáticas en el exterior, donde se suelen alterar comúnmente los presupuestos para beneficio personal, ha llevado a que se incrementen sustantivamente la cantidad de crímenes financieros en contra de los recursos de nuestro país.

Siguiendo esta misma línea, en otro caso diferente en el que el régimen de Malabo le encargó al Embajador Anatolio Ndong Mba la compra de departamentos para los funcionarios de la Misión Permanente ante las Naciones Unidas, se incurrió nuevamente en actos ilegítimos y fuera de la ley. En agosto de 2010, la Misión Diplomatica de Guinea Ecuatorial ante las Naciones Unidas firmó un contrato de compraventa con la inmobiliaria Menzie Group LLC por un monto de $1.400.000 de un edificio de cuatro apartamentos situado en el condado de Westchester, 20 Millington Street, Mt Vernon. En tal operación, el plenipotenciario representante de la Misión Permanente, Anatolio Ndong Mba, alteró el precio real del inmueble, incrementando su precio en $400.000 en el presupuesto que envió al Gobierno, siendo el costo final al Estado de $1.800.000.

A pesar de los hechos de corrupción en los que la Misión permanente de Guinea Ecuatorial ante las Naciones Unidas se ha visto envuelta, Teodoro Obiang Nguema sigue manteniendo a Anatolio Ndong Mba como persona de confianza, dando a entender a la opinión pública que la probidad no es un requerimiento para cargos de relevancia en Guinea Ecuatorial, donde el ilegal actuar de un diplomático converge de alguna forma con los intereses de la cúpula gubernamental y no necesita ningún replanteamiento.

Podemos recordar de esta manera el caso de Lino Sima Ekua Avomo (Q.E.D.), donde Obiang Nguema no tuvo reparo alguno para destituir a éste de sus funciones frente a la Misión Permanente, tras que un alto miembro de la Misión le informara que Ekua Avomo había manipulado el contrato para la construcción de la residencia privada del dictador situada en la 242 Est 51 Street New York, NY 10017. Pues, aquí logramos entender que, a diferencia del destituido diplomático, Ndong Mba cuenta con el favor de Teodoro Obiang Nguema, volviéndose así en un foco de relevancia para futuras investigaciones.

En las próximas semanas, este periódico traerá en exclusiva información documental que revela los nombres de las empresas que utilizó Anatolio Ndong Mba para transferir los fondos que consiguió alterando los prepuestos en la adquisición de inmuebles.

Dejar un comentario

  • (not be published)