La profesional fue duramente castigada por expresar la ineficacia del sistema de salud de Guinea Ecuatorial en su círculo íntimo

En medio de la pandemia del COVID-19, el Primer Ministro del Gobierno, Pascual Obama Asue, en colaboración con el Ministro de Sanidad, Salomón Nguema Owono, ordenaron durante la jornada de hoy miércoles la detención de la enfermera Nuria Obono Ndong Andeme, empleada del Centro Médico la Paz de Malabo, por comentar en su esfera privada la ineficacia del Hospital de Sampaka para hacer frente a la crisis provocada por la actual pandemia.

Nuria Obono Ndong Andeme

Nuria Obono comentaba a su amigo Elalio Emi, que las enfermeras que trabajan en el Centro Médico la Paz sí están en una situación de extremo peligro, porque “el enfermo de origen filipino que ha dado positivo de Coronavirus se encuentra en estado grave en la UCI de la Clínica la Paz”. El paciente -según relata la profesional a su interlocutor y siempre desde la intimidad, sin ninguna intención de compartir el mensaje de audio en las redes sociales- fue llevado en primera instancia a la Clínica Loery Komba.

Al mencionado paciente de origen filipino -comenta la enfermera-, “le hicieron tres veces la prueba de COVID-19, hasta que dio positivo”, prosiguiendo con que “pusieron en cuarentena a todo el personal de la UCI. De hecho, han llevado a las de Juliana para someterlas al proceso de control”. El mensaje de audio que envió a su compañero, parece haber sido grabado después de una reunión a la que había asistido Nuria Ndong, en la que se encontraban tanto el Ministro como el Viceministro de Sanidad, y estaba siendo presidida por el Director del Centro Médico la Paz, Irvin Simbarashe, quien como declara la profesional, “nos pidió que extrememos las medidas de prevención”.

Nuria Ndong, ex empleada del Policlínico Virgen de Guadalupe, donde el Ministro de Sanidad Salomón Nguema Owono es Director General del mismo, comentó en su mensaje de voz la falta de eficiencia del Hospital de Sampaka para albergar a los pacientes con COVID-19, afirmando que “resulta que el hospital de Sampaka que tanto hablan por la tele, no tiene oxígeno; es inimaginable que la UCI del hospital de Sampaka no funciona, lo que deduce que allí no hay prácticamente nada”, añadiendo que “esa información nos lo ha confirmado el doctor Irvin, que ayer estuvieron ahí in situ en el centro de Sampaka”.

De igual forma, la enfermera confesó en su grabación que “en la televisión dicen mentiras, que si están preparados, etc.”. “Los de la televisión son incapaces de denunciar que el susodicho hospital de Sampaka que en teoría preconizan a bombo y platillo, no tiene ni oxígeno, su UCI no funciona, entonces pregunto, ¿de qué sirve hablar tanto por la tele de un hospital que no sirve”?

Estas declaraciones provocaron la ira del Ministro de Sanidad, quien ordenó la inmediata detención de la enfermera, la que será puesta a disposición judicial. Posterior a esto, la profesional fue llevada al despacho del Ministro donde fue interrogada y fuertemente amenazada frente a las autoridades, entre las que también se encontraba el Viceministro de Sanidad y Bienestar Social, Mitoha Ondo’o Ayekaba.

De igual forma, una fuente próxima a Sanidad, nos ha informado respecto a los insumos médicos recientemente exhibidos por la televisión pública de Guinea Ecuatorial, “que ese oxígeno enseñado en la televisión para engañar al mundo estaba guardado a buen recaudo para los VIP del Régimen en caso de que ellos enfermen, no son para la población general. Por eso la pobre enfermera ni nadie los había visto jamás, que lo sepa el mundo por favor. Estaban comprometidos sólo para los peces gordos. Ahora los han sacado para dejar mal a la pobre chica. Son muy bandidos, la población general de Guinea les importa muy poco.”

Desde esta editorial queremos ser claros y precisos. El país y el mundo pasan por momentos muy complejos, que requieren no únicamente de insumos e infraestructura médica -la cual evidentemente es esencial-, sino que además de una altura de carácter que los dirigentes guineanos no están teniendo y ciertamente, jamás han poseído. No existe -lisa y llanamente-, razón alguna para tomar detenida a una persona por expresar una opinión de lo que está directamente viviendo y observando de la destruida infraestructura de salud ecuatoguineana. Sea a través de un mensaje privado o aunque haya sido ésta una declaración pública, no es ningún tipo de traición el expresar la verdad de los hechos -al contrario- atreverse a retratar la realidad tal cual es, sobre todo en tiempos tan difíciles como éstos, es un acto de valentía más que necesario para sentar las bases de una salud verdaderamente eficiente, y más allá de eso, de instituciones más nobles y veraces.

Desde Diario Rombe, entregamos todo nuestro apoyo tanto a Nuria Ndong, como a todos los profesionales de la salud de Guinea Ecuatorial que siempre en precarias condiciones, entregan lo mejor de sí a los ciudadanos. Por otra parte, sólo sentimos vergüenza por el comportamiento amedrentador del Director del Centro Médico La Paz, Irvin Simbarashe, como también por el proceder del Ministro del Gobierno, Pascual Obama Asue y el Ministro de Sanidad, Salomón Nguema Owono, como de toda autoridad política y judicial involucrada en este triste suceso, que concluyó en la detención de una persona que no ha hecho más que colaborar con su país, cosa que difícilmente podemos decir de cualquier integrante del Régimen.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)