Sin títuloEl  pasado día 9 de septiembre de 2014 tuvo lugar en la Sede de UGT-Madrid una reunión de activistas y políticos firmantes del Manifiesto de Madrid.

La participación fue muy alta aunque con ciertas ausencias notorias, entre ellos la del Grupo Bubi. La reunión era excluyente, se avisó con algunos días de antelación de que no tenían derecho a VOTO pero sí Voz aquellas personas que no firmaron el Manifiesto de Madrid.

Algunos miembros de entre los asistentes, solicitaron para su análisis el documento de la Propuesta del Sr. Obiang Nguema Mbasogo. El punto fue superado por la no existencia de dicho documento (Iba a ser tratado como punto del orden del día, pero como ese documento no existe como tal, fue inmediatamente superado). El documento no existe físicamente en la mesa. 

“No se puede debatir una propuesta que no se ha  visto en papel firmado por el Jefe de Estado” Afirmaron. Es decir, para debatir la propuesta de Obiang, estos exigen que se publique el documento firmado por el Presidente, su publicación en el Boletín Oficial del Estado o, en su defecto, que dicho documento, que contiene la propuesta de diálogo, sea enviado a todas las instituciones políticas. 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Por otra parte, los reunidos leyeron la nota de prensa de la reunión de los Firmantes del MM, que se celebró el pasado día 7 en Malabo en el que asistieron algunas formaciones políticas ilegalizadas en el interior del país. En Madrid, los reunidos estudiron las propuestas enviados por el grupo estos, hacen propias las concepción de la idea de la Mesa tras estudiar estos puntos, y afirmaron que no podían asumir todas sus propuestas y que se debería seguir negociando.

Por último los Firmantes del Manifiesto de Madrid, pretenden que sea su grupo quienes piloten el Dialogo Nacional y la reconciliación política, es decir, todo aquél que no firmó y/o no firma el Manifiesto de Madrid no debería formar parte del Dialogo Nacional.

No hay voluntad de exigir realmente una Amnistía General ya que entienden que, la mayoría de los exiliados políticos no tienen delitos en Guinea Ecuatorial. Y otros creen que exigir una Amnisitia General permitiría que ciertos miembros del exilio no puedan ser juzgados por delito de sangre” afirmaron algunos a Diario Rombe… 

Nota: (Todo lo publicado es lo que no figurará en el comunicado que emitirán)

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

4 Comentarios to: FIRMANTES MM “EXIGIMOS QUE OBIANG PUBLIQUE EL DOCUMENTO FIRMADO”

  1. Dr. Mba Mombe Samuel

    septiembre 10, 2014

    Soy exilado político reonocido oficialmente en el país de acogida. ¿Qué garantías me ofrece el régimen de Guinea Ecuatorial si llego a renunciar a mi estatuto y regresar al país? Pues un exiliado político no puede entrar ni salir libremente en su país de orígen y si fuera el caso, se supone que ya no hay ningún peligro que pese sobre él y por consiguiente, su estatuto puede ser revocado por el país de acogida. ¿Cómo es que un exiliado político reconocido puede retornar a su país cuando no existe algún compromiso y un acuerdo entre el organismo tutor de estos y el gobierno del país de procedencia? Todavía hay mucho camino que limpiar para que de verdad los exiliados puedan retornar libremente al país. Cualquier diálogo con el régimen y más concretamente con Obiang en persona debería desarrollarse fuera de Guinea Ecuatorial con la intermediación de los organismos encargados de los refugiados políticos y en este caso, el ACNUR. Si las cosas no se hacen así no vale la pena gastar ni tinta ni saliva hablando de Diálogo Nacional. El Acuerdo firmado entre el RENAMO y el Gobierno de Mozambique debería servirnos de ejemplo. Las negociaciones se llevaron a cabo bajo mediación de terceros pero Obiang se cree ser el Juez y Parte y esto es inadmisible. Si lo que se quiere montar es el paripé de siempre, allá aquellos que de nuevo se prestan a reirle las gracias al dictador para acabar después lloriqueando.

    Responder
    • ramón

      septiembre 10, 2014

      Obiang es un tahúr, además de cleptómano y asesino… Negociar con él es como negociar con una banda terrorista: siempre te engañarán, y si te pones chulo, te asesinarán impunemente.
      Lo que realmente me extraña mucho es el infantilismo de la oposición guineana, a la que sigue engañando desde hace muchos años. Se ve que están tan desesperados por tocar algo de poder, o por lo menos por tocarse con el poder, que están dispuestos a hacer cualquier cosa, aunque vaya en perjuicio de sus propios intereses.

      Responder
      • Un joven Bubi-Fang

        septiembre 11, 2014

        Si es que ya lo dije antes, yo no espero nada de ese diálogo porque la oposición ecuatoguineana es de risa. Tanto los de dentro como los del exilio, todos ellos son iguales independientemente de sus sensibilidades políticas, dan mucha pena. El día que guinea salga de la dictadura, será gracias al mismo pueblo, y me refiero a los que viven dentro del país y siguen sufriendo la dictadura, tarde o temprano ellos mismos acabaran con la dictadura y no estos señores que desde sus salones occidentales dicen luchar por la liberación el pueblo de guinea y no paran de caer en los juegos de Obiang, para ver si así ellos tambien optienen poder. Todos ellos solo quieren el poder y utilizan al pueblo como cortina de humo. Sólo hay que ver las distintas faciones bien marcadas en dichos partidos donde ideología y líder rillan por si ausencia.

        Responder
  2. OTRO BUBI QUE ESCRIBE FUMADO

    septiembre 10, 2014

    “……Los tiranos no han cambiado en los últimos 400 años. Siguen pisoteando la libertad de los ciudadanos y la libre expresión por temor a que aquellos a quienes oprime puedan intentar derrocarlo, como explicaba Mariana. Lo único que ha cambiado es que rara vez se considera al derecho natural como moralmente superior al poder del Estado. Eliminar a un tirano que exterminó y torturó a miles de personas, es considerado ilegal y políticamente incorrecto por los defensores de los derechos humanos de los déspotas.

    No obstante, un gobernante –incluso electo democráticamente– que persigue, tortura y asesina a sus adversarios, sabe que está expuesto al tiranicidio. Pues, no cabe duda que para los pueblos es legítimo y moral destruir a los tiranos que los esclavizan, roban y matan, como ilustrara el jesuita Juan de Mariana.”

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)