Alguien dijo alguna vez que “la caza no es un deporte, porque en un deporte las dos partes saben que están jugando”. Es lo más parecido a lo que tenemos en nuestro país, Guinea Ecuatorial, donde nuestro querido presidente Teodoro Obiang Nguema, eterno e inmortal donde los haya, persigue su sueño de no dejar que el pueblo pueda vivir en paz.high_1391193555

Vamos a suponer, tal y como de vez en cuando relatan algunos estómagos agradecidos, que en otros países también tienen sus penas padeciendo muertes, asesinatos y robos. Esas naciones de Europa, Estados Unidos, Asia o África donde se llevan a cabo numerosos delitos que podemos leer día y noche en la prensa nacional e internacional. Noche y día podemos oír y leer todo tipo de sucesos con lamentables desenlaces que sacuden las conciencias de casi toda la humanidad, o por lo menos reciben la condena social de aquellos que se sienten reflejados o conmovidos por el dolor del prójimo, temiendo que puedan ser ellos los siguientes o parientes, y quizás, algún conocido por el que pasen a sentir empatía hasta el punto de brindarles su consuelo.

Vamos a suponer que en todas partes existe el mal según éstos adoradores de la Obiang, aquellos que para justificar cualquier mal del que somos receptores, consideran que el mejor argumento es soltar la bobería de siempre diciendo que en todas partes hay dolor, pena y tragedias. La traducción de esas palabras viene a significar que si nos matan un día y otro también debemos considerarlo algo normal porque también se mata a ciudadanos franceses en Francia, Americanos en los Estados Unidos, Alemanes en Alemania y así podemos estar hasta nombrar a todos los países del planeta.

Para poder compararnos en un sentido ¿olvidamos el otro?, es decir, para situarnos en el mismo nivel de desgracias ¿Qué fortunas tenemos en común con esas otras naciones? Tenemos que pensar que en todo el mundo existen desgracias, pero ¿Cuándo podremos decir que DERECHOS como en otros países?

IMG-20150430-WA0023

Entierro de Bonifacio Nguema Esono testigo de los asesinatos de Obiang.

Decir a éstos pobres mentales, que para contarnos como mueren aquellos otros ciudadanos en sus otras naciones, a lo mejor se les pasa por alto reconocer que nosotros no tenemos ni la cuarta parte de las libertades que gozan en sus distintas patrias. Recordar a los rastreros de Obiang, que teniendo muchos más recursos, somos mucho menos que nada, y de eso se encarga y se enorgullece el mismo que maneja los hilos de nuestro país.

Un gobierno que no acepta ninguna crítica negativa hacía sus gestiones, no admite ningún error ni considera persona a otro ser humano que tenga principios ni valores, son aquellos que ponen de ejemplo a otras naciones a fin de considerar que vivimos mejor. Los bobos con patas que matan todo lo que temen. Un equipo de cobardes sin ninguna capacidad para afrontar de cara las cuestiones que el pueblo les expondría sobre la mesa. Sois todos vosotros, los del PDGE y sangre de Teodoro Obiang Nguema, una pandilla de acojonados sin valor ni pelotas para tratar con palabras vuestra incompetencia delante, ante el pueblo que decís gobernar. La porquería que la rata aparta porque no le supone digna de ser su comida.

Cuarenta años de gobierno no son pocos para una única persona. Tiene su mérito ser el mismo que gana las elecciones una y otra vez alegando una armonía que sólo existe en una mente perturbada. El secreto no es muy difícil de desvelar, puesto que sólo tienes que desconfiar de todos y cada uno de ese todo, como se suele decir, tener a tus “amigos” cerca y a tus enemigos más cerca todavía.Sin título

Bien le podemos cambiar a nuestro presidente Teodoro Obiang Nguema el nombre y bautizarle con uno que está más en la medida de su persona, le llamaremos MORGUE, que en medicina legal se traduce como DEPÓSITO DE CADÁVERES. Es lo que lleva cosechando desde antes de su presidencia.

Lo que se le suele olvidar a menudo al dueño y amo del poder, es que con eliminar físicamente a tus supuestos enemigos no implica borrar tu pasado ni tus llevados actos llevados a cabo en ese periodo, no señor presidente, familiares, allegados y ratillas. No debe subestimar a la gente de la que una vez usted se rodeó.

Desde un principio su propio tío Macías ya les advirtió que estaban en error al confiar en la palabra de una persona como usted ya que no conocían quién era Teodoro Obiang Nguema. Vamos a suponer que usted era la cabeza pensante a la hora de tramar el asesinato de su propio tío, y que para ello, usted mismo dio la idea a fín de que entre unas pocas personas pudiera circular el mensaje, el mismo recado del que fingiría no ser conocedor y de esa forma, usted podría comprobar quiénes serían fieles al gobierno de Macías y quienes serían leales a su propio gobierno. Una vez comprobado las reacciones que se fueron desencadenando, ya iba usted realizando la lista de aquellos que tendría que ir eliminando para que no pudieran hablar.

Usted mismo Teodoro Obiang Nguema, decidió acusar a gran parte delante de su tío, no era inteligente matar a todos porque los iba a necesitar para tal fin, ya mas adelante iría poco a poco quitando del medio a los que usted temía por su inteligencia, capacidad y competencia. Efectivamente los iba necesitando, y para ganarse su confianza decidió prometer elecciones libres cuando su hubiera muerto. De lo contrario ninguno cambiaría a un demonio por otro y usted lo sabía.Sin título

Su tío sabía de sus intenciones, y usted sabía que él estaba al corriente de que usted era el que encabezaba dicha idea pero para que otros lo hagan, ya que desde siempre has sido y serás siempre un animal cobarde.

Vamos a suponer que tres fueron las ocasiones donde su tío Macías le quiso matar, ¿lo recuerda? ¿Recuerda bajar las escaleras de cara (en lugar de hacerlo de espaldas) porque en ese momento sabía usted que su tío estaba dispuesto a pegarle un tiro en la nuca? Puede que le falle un poco la memoria, sin embargo, hubo otra ocasión donde una de sus hermanas, casi la que le amamantó, le avisó a usted de las intenciones de su tío. Se salvó usted por segunda vez. En otra ocasión, tu tío dio la orden de matarle y una niña (era una niña en aquel entonces), fue la que a escondidas andando por la noche hasta su residencia para advertirle de lo que le esperaba esa misma noche, le comunicó que no cogieron su vehículo porque le estaban esperando para eliminarle, ¿va recuperando usted la memoria?.

En España, donde usted se formó aunque ahora parece que son los responsables de todos los males que nos acechan, recibió usted unas 50.000 pesetas a cambio de matar a su tío Macías, nos gustaría que alguna vez nos cuente esa historia, y tranquilo, que si no se acuerda se lo podemos narrar en otra ocasión.Sin título

Lo que está claro es usted no tenía intención de convocar elecciones libres, usted aspiraba a la silla que actualmente ocupa, y todos aquellos que van en contra de lo que usted considera gobernar, piensa que es porque quieren el mismo taburete. Esos hombres se fueron dando cuenta, y usted ya contaba con ello, por lo que decidió separarles entre ellos y enviarles lo más lejos posible, porque no sería buena idea matarles a todos de una sola vez, poco a poco los podía ir asesinando con distintas formas tales como imputaciones falsas para dar lugar a su detenciones, torturas, inyecciones letales a corto plazo. Para no llamar la atención decidió construir el principal hospital del país tanto en la isla como en la península, no vaya a ser que el público internacional pueda sospechar que está plagado de los únicos médicos que no solo no curan, sino que abrevian el sufrimiento y de paso la existencia. Para reírse de ellos hace llamar al centro médico LA PAZ, podría llamarlo también Y CON TU ESPÍRITU. Procurando que de forma directa no se le implique con los sucesivos fallecimientos ausentándose del país, pero con la orden de ejecución dada. ¿Qué diferencia hay entre matar con un disparo y matar con una inyección? Ninguna señor Obiang Nguema Mbasogo, ¿Qué hay en común en esos actos?, pues mire, la muerte, o lo que es lo mismo LA MORGUE, que es usted. Le salió perfecta la jugada porque nadie admitirá la asistencia de un forense para determinar lo que todos sabemos. El único hospital que usted y sus familiares no pisan, pero recomiendan.

Sin títuloNo vamos a entrar en su dieta alimentaria, en su demoníacas actividades en concepto de rituales, ni mucho menos en sus ejercicios de mantenimiento que ya de todos es sabido, pues sus amigos, como Omar Bongo, le dieron suficientes consejos para poder llegar hasta donde está, incluyendo desestabilizar a los familiares de los que consideras enemigos para que le brindasen en bandeja la vida de su progenitor. Seres sin ningún tipo de moral ni inteligencia, porque se les olvida el detalle de pensar que nadie confiará ni se fiará de ti si vendes a tu padre, a tu propio padre por dinero, posición social o cargo. Te usan para poner el anzuelo a tu progenitor y pretenderás que mañana esas mismas personas te confíen sus vidas cuando junto con ellos cabalgas como un miembro más del escuadrón de la muerte.

Estamos seguros que usted señor Teodoro Obiang Nguema, alias LA MORGE, su vida terminará donde empezó, en manos de los suyos propios. Lo que también tenemos seguro es que no será su fin inmediato, pues verá, vivirá y padecerá en vida la cosecha de su amplio cultivo. Viendo cómo se matan por su silla aquellos que engendró. Lo mismo que su amada esposa, la más sabia de la nación, aquella que después de conocer a un sinfín de hijos suyos con otras mujeres, fue cuando se dio cuenta que no era ella la única mujer de su vida. Esposa celosa donde los haya, en un arrebato de discusión entre usted y su amada esposa, ésta mujer, Constancia Mangue de Obiang, supuestamente le agredió a usted golpeándole con una botella en la cabeza que le dejó a su excelencia sangrando y con una cicatriz de recuerdo. Esto fue suficiente para que la mandaran confinada a su pueblo durante un periodo de tiempo indefinido, ya estaba usted practicando el que sería uno de sus otros deportes. La mujer permaneció allí hasta nueva orden, la suya y la de sus hermanas.

Si en algún momento usted y la peste que le rodea consideran que estamos SUPUESTAMENTE faltando a la verdad, por favor, le rogamos nos lo hagan saber para poder extenderles más todas éstas noticias, pasadas pero noticias, pues si bien son antiguas, también es antiguo su mandato y aún le estamos viendo la cara de pan sin leche que le acompaña sobre sus hombros todos los días. Y si en lugar de insultarnos a nosotros y al medio en que nos movemos, logra usted pensar un poco más allá, se dará cuenta que nuestras edades nos hacen en teoría merecedores de ser desde sus nietos hasta sus primos pasando por hijos, tíos, y,…hemos dicho en teoría (para dejárselo claro a Nguema que éste como no se entera de nada todo hay que aclararlo, no llevamos tu sangre patrón, te debiste dar cuenta ya porque sabemos escribir). Lo decimos porque con la muerte, como le dijimos antes, no se borra su historia EXCELENCIA, todo lo contrario, se confirma, y aunque nos vayamos con los nuestros, que nada tememos al respecto, usted verá su vida relatada por fascículos, gota a gota y de forma escrita, donde usted pensó que borraba las letras aún queda tinta roja de la sangre que usted derramó antes, durante y después.

Entierro del fundador de UDS, Carmelo Modu Akuse Bindang

Entierro del fundador de UDS, Carmelo Modu Akuse Bindang

Recordar a sus afiliados, esos parásito que si usted les manda comer moscas lo hacen, que nosotros no nos alegramos de la muerte de nadie. Cuando alguien insiste en borrar las huellas de su pasado es por una razón, cuando vuestro amo lo hace es porque es un COBARDE, COBARDE, COBARDE ASESINO y sabe perfectamente cual ha sido su andadura hasta llegar hasta donde está hoy. Pero le podéis seguir hasta el mismo infierno si queréis, estáis en vuestro derecho, lo que no entendemos es la razón por la nos queréis comprar el billete para ir con vosotros. Habláis de libertad, igualdad y fraternidad cuando no tenéis ni puñetera idea de lo que significa. Abrís vuestras bocas para definiros en reportajes de otras televisiones que salen a la luz, y vuestra mejor defensa es emitir otro donde insultáis a otro gobierno de ser o no ser gay, ¿Eso nos hace mejores a nosotros o es que no encontrasteis a ninguna persona que hablase bien del PDGE?, o mejor todavía, ¿Porque no lanzáis ese reportaje a nivel internacional? Porque ese cinismo es la que no entendemos, cuando hablan de nuestra realidad decís que quieren desestabilizar nuestra paz, como en el hospital LA PAZ, pero cuando insultáis a otros gobiernos ¿Ellos han hablado como hicisteis voluntariamente vosotros? Como sabemos de quién es la cadena y conocemos su coeficiente intelectual no esperábamos que emitiese algo con sentido, todo debe estar a la altura de existencia, cada día su neurona muere un poco más.

En cualquier caso señor Teodoro Obiang Nguema, la historia se puede narrar en primera, segunda o tercera persona. Para que la que la suya no se cuente no basta con apagar su teléfono o no llevarlo encima cuando asiste a sus reuniones, viajes o cumbres, porque en aquel entonces usted escribía a mano y/o a máquina firmaba unos u otros documentos. Al igual que usted, nuestros seres queridos tuvieron mucho cuidado en no dejar vacías sus memorias con sus vivencias.

Como bien dijo una vez nuestro admirado Nelson Mandela, “no existe una cosa que se denomine LIBERTAD PARCIAL”. Y por si acaso, para los traductores oficiales de textos del señor patrón, no os molestéis porque no lo va a entender, pero decidle que no se preocupe porque TO BE CONTINUED….

LA NUEVA GENERACIÓN

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: info@diariorombe.es Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

One Comment to: Francisco Macias intentó deshacerse de Obiang Nguema en tres ocasiones

  1. Otra Guinea es posible

    mayo 3rd, 2015

    Grandes verdades.
    Quedó bien reflejada la deplorable psicología sádica-patológica del presidente Teodoro Obiang… Lamentablemente, el verbo que a él más le gusta, es el vervo MATAR, MATAR Y MATAR, lo que le convierte sin lugar a dudas en un depósito de cadáveres.

    Responder

Leave a Reply

  • (not be published)