Hace muchos años en el mundo ya existía el respeto a los derechos humanos y el respeto al prójimo, otra cosa es que las personas que cohabitan en este mundo hagan buen uso de estas normas vitales, para  que permita al ser humano hacer uso de sus derechos con total normalidad.

Tras las secuelas que dejaron  la colonización en nuestro país, no se ha podido distinguir el ser humano con lo que representa, seguidamente llegó el régimen actual que tras varios años hay personas que siguen empeñándose en despreciar a las etnias minoritarias que habitan en el país africano, donde por desgracia o por falta de buen uso de la razón, se emplean términos como BILOP, que es el término típico que emplean algunos miembros de la etnia FANG que carecen de cultura y de educación. Según los entendidos del tema es la forma en la que se refieren a las personas que no son de la etnia FANG, donde muchos apuestan por  el exterminio de las etnias minoritarias.

Al parecer estos individuos no les bastan tanta calamidad y tanta desgracia que ha generado la trata de negros en nuestras vidas, la esclavitud y los dos regímenes que hemos sufrido o estamos sufriendo.

Es impensable que a día de hoy se pueda decir que cada individuo vaya a su tierra, debido a que cada vez más el mundo está sufriendo cambias, cambios de los que deberían ir acompañadas con la correcta forma de pensar de las personas que viven en esta parcela del planeta.

Resulta muy lamentable tener que ver a unos jóvenes de diferentes etnias tratando de mantener una guerra abierta sobre el tema del tribalismo, llamando a otros de forma despectiva BILOP, con estas expresiones podemos ver que estas personas no están nada actualizados, debido a que aún no se dan cuanta que todos  hemos compartido la misma tiranía y las mismas calamidades, y si no apuramos nuestros hijos también sufrirán lo mismo que nosotros.

Guinea Ecuatorial es hoy un país formado por varias etnias, los jóvenes de ahora deberían buscar un mecanismo para que no se lapide más a nadie solo por pertenecer a una etnia diferente a otras, que trabajemos en formar una Guinea mejor, un país donde se respeten los derechos de cada individuo. Quiero recordar que en las tantas charlas de mejora del país que se realizan en la diáspora, participan muchas personas de otras etnias, pero en este momento no se les llama BILOP, sino más bien con su nombre. Con estas actitudes podemos ver la hipocresía que existe en nuestras sociedades y partidos políticos, donde primero se miran el ombligo y ya después dar la razón al compañero de la misma etnia, o simplemente emplear la opinión del BILOP para poder llegar a la cima para luego decir a este señor que “ si te vi no me acuerdo”. Luchemos por un cambio de mentalidad y que la evolución del mundo vaya al mismo ritmo de nuestra forma de pensar.

FUENTE: Radio el eco del sur (http://www.bouex.com/news/ELECO/6425_LA-VIOLACIc393N-DE-LOS-DERECHOS-HUMANOS-EN-GUINEA.htm)

Dejar un comentario

  • (not be published)