Durante la jornada de hoy viernes, el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Juan Carlos Angue Ondo, acudirá finalmente al departamento de Seguridad Nacional acompañado de su abogado Ponciano Mbomio para ser interrogado por el Ministro de Seguridad Nacional, Nicolas Obama Nchama en el marco de las «investigaciones» sobre el fallido golpe de estado de diciembre de 2017, información que se desprende de fuentes próximas al Ministerio de Seguridad Nacional.

Ministro de Asuntos Exteriores, Simeon Oyono

Angue Ondo acudirá al interrogatorio sin ninguna orden judicial, sin tener en cuenta su derecho constitucional a la presunción de inocencia y a un proceso justo con todas las garantías procesales. Las únicas garantías con las que cuenta Angue Ondo según las mismas fuentes, es el compromiso del régimen que habría acordado con las legaciones diplomáticas de “respetar los derechos constitucionales del expresidente de Justicia”.

Lo más probable es que los embajadores de España, Francia y Estados Unidos acompañen al expresidente de la Corte Suprema para asegurarse de que “el gobierno respetará su palabra de realizar un proceso judicial justo con todas las garantías y no se le detenga”, un hecho que está lejos de realizarse dado el historial del régimen.

Los embajadores de España, Francia y Estados Unidos cedieron a las presiones del Ministro de Asuntos Exteriores, Simeon Oyono y del Ministro de Seguridad Nacional, Nicolas Obama Nchama para que entreguen al expresidente de la Corte Suprema de Justicia a fin de que las relaciones entre ambos gobiernos “no se deterioren o sean declarados personas non gratas”.

El régimen de Malabo amenazó igualmente a los embajadores con represalias si persistían en proteger al expresidente de la Corte Suprema de Justicia, así se desprende de las declaraciones del Fiscal General del Estado, Anatolio Nzang, donde esté amenazó con querellarse contra los embajadores de España, Francia y Estados Unidos por “su insistente obstrucción a la justicia cárcel”.

Fuentes próximas al ministerio de seguridad nacional han asegurado a Diario Rombe que el régimen consigue con este acuerdo engañar a los diplomáticos, pues, si Juan Carlos acude a la oficina de interrogatorio se buscaran artimañas para ser trasladado por Isaac Nguema Ondo en un avión privado a Mongomo donde será internado en una prisión de Oveng Asem y cruelmente torturado.

Si el gobierno consigue su objetivo, el expresidente de la Corte Suprema solicitó en un comunicado que el Comité de los Derechos Humanos de las Naciones designe una comisión de observadores para que supervisen todas las diligencias que vayan a instruirse contra su persona. Persiste además en la mediación de la Unión Europea y las legaciones diplomáticas europeas y de los Estados Unidos de América acreditadas en Guinea Ecuatorial

 

Dejar un comentario

  • (not be published)