• El gobierno de Guinea Ecuatorial alega que no puede pagarles debido a la crisis económica que sufre el país

Desde el inicio del curso en septiembre del 2017 los estudiantes no han recibido los incentivos prometidos y plasmados en los estatutos de la residencia. La falta de pago de estas asignaciones supone un incumplimiento claro del programa electoral del PDGE y de los objetivos del Horizonte 2020.

Reunión de los estudiantes residentes a las 23H

Según las normas básicas de la residencia universitaria Obiang Nguema Mbasogo estipuladas para el curso 2017-2018, los estudiantes deberán recibir una asignación mensual de 15000 Fcfa (22,87 €). Para el dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo esta escasa cantidad será suficiente para que cada alumno pueda hacer frente a sus gastos personales. La residencia universitaria en la capital de Guinea Ecuatorial tiene capacidad para albergar a 200 alumnos y actualmente cuenta con 116 inscritos.

Ante esta situación, los estudiantes amenazan con convocar manifestaciones en Malabo para exigirle al dictador el cumplimiento los acuerdos firmados. Asimismo, demandan que el rector de la universidad, Filiberto Ntutumu Nguema Nchama sea cesado en su cargo.

La situación es caótica y no podemos esperar más tiempo para cobrar nuestros incentivos ya que dentro de un mes nos vamos todos de vacaciones” denuncian los estudiantes. Para intentar calmar los ánimos, el director de la residencia, Severo Meñe Nsue, la subdirectora y el jefe del régimen interno, convocaron una reunión urgente a las 15.30 horas del pasado 23 de mayo. En dicho encuentro, que comenzó con retraso, el director le comunicó a los estudiantes la decisión del rector, Filiberto Ntutumu Nguema Nchama de no pagar dichos incentivos por la falta de financiación del gobierno.

Según Severo Meñe, los gastos que se están produciendo actualmente en la residencia se están sufragando con los propios fondos del rector. Acorralado y molesto por las quejas de los estudiantes, el director de la residencia les recomendó “lo que ustedes deberían hacer, en lugar de quejarse, es agradecerle al presidente los platos de comida que se os ofrecen cada día”. Unos comentarios que enfurecieron aún más a los asistentes, obligando al director a abandonar la reunión. Antes de marcharse, el director les dijo “el gobierno tiene información de que están organizando varias manifestaciones y tomará medidas para impedirlo”. Al parecer, semanas anteriores a este encuentro, el rector Filiberto Ntutumu se citó con algunos representantes estudiantiles para conseguir que estuvieran a su favor y se encargaran de persuadir al resto de sus compañeros para que abandonaran su idea de tomar las calles.

Una vez finalizado el encuentro con el director de la residencia, los estudiantes se reunieron a puerta cerrada en la residencia en torno a las 23 horas del mismo día para analizar lo sucedido y tomar las decisiones oportunas.  La asamblea fue intensa, aunque no sirvió para llegaran a ningún acuerdo, pues algunos proponían convocar una huelga de hambre y hacer uso de la fuerza para presionar y otros proceder por la vía administrativa, redactando una carta al rector. Los hechos acontecidos evidencian que los responsables del conflicto son los miembros del gobierno de Teodoro Obiang Nguema, que no quieren apostar por la educación de los jóvenes excusándose en la crisis económica que sufre el país. 

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

2 Comentarios to: Los estudiantes amenazan con convocar manifestaciones si no reciben las asignaciones acordadas para este curso

  1. papa wemba

    junio 4, 2018

    Me sorprende que el rector esté poniendose cada dos por tres grandes inmuebles millonarios en plena “crisis” y alega que no hay unos míseros 15mil francos para cada estudiante? VERGÜENZA le debería dar a FILIBERTO, SIN VERGÜENZA

    Responder
  2. Ndong

    mayo 25, 2018

    La vía administrative no va a funcionar, ni la huelga de hambre en silencio funcionará, porque a esos criminals les dará igual que uno mismo se decida no comer.

    SALIR A LA CALLE PACIFICAMENTE ES LA MEJOR OBCION.

    La residencia universitaria es la finca de Ruslán Obiang Nsué, dueño de los malos servicios de cocina de la misma desde unos 20 años atrás, y todos los años son iguales; los estudiantes de todas las generaciones han venido quejando de los mismos problemas, y por qué no le quitan el contrato? La respuesta es clara:

    Los rectores evitan perder sus puestos, a la vez que reciben de Ruslán su contrapartida por mantenele el contrato; VERGUENZA MAYUSCULA en cualquier caso.

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)