mauritaniaseleccion

Si los jugadores de la selección nacional de Mauritania de fútbol han considerado mal trato el haber encontrado crucifijos en el hotel donde se alojaban, siendo ellos musulmanes, entonces se concluye que los cruficijos en cuestión debían ser quitados antes de que ellos ocuparan sus habitaciones. Esta exigencia tendría cierto sentido extremista, porque un crucifijo, siendo un símbolo religioso, y estando su uso en el marco de la libertad religiosa según la Ley Fundamental de Guinea Ecuatorial, puede ser colocado por un particular, persona física o jurídica, donde quiera, en su cuello, bolso, coche, casa u hotel. Por tanto, el referido hotel no tenía ninguna obligación de retirar los referidos crucifijos para no incomodar a los mauritanos.

El mal trato se hubiera producido si ese hotel les hubiera forzado rezar conforme a los ritos del Cristianismo utilizando los crucifijos, o lo aún más grave, obligado a convertirse al Cristianismo durante su estancia allí. Si no, los hermanos mauritanos podían perfectamente haber estado rezando en Islám en sus habitaciones aun estando los crucifijos colgados; o taparlos si les incomodaban tanto; pero nunca ver su presencia como un acto inamistoso.

Insistimos: se podía hablar de mal trato si mediara obligación y no libertad: ellos no estaban obligados a utilizar los símbolos cristianos, ni siquiera a mirarlos. Ahora bien, en Protocolo Internacional es conveniente respetar las costumbres del huésped para no herir su sensibilidad. En este sentido, si el hotel les hubiera ofrecido carne de cerdo o alcohol –lo que hubiera comportado la intención del hotel de hacérselos comer y beber sí o sí– sabiendo que los musulmanes no los consumen, eso sí hubiera sido un mal trato, una provocación o un insulto graves. Pero, ¿un simple crucifijo inmóvil por allí? Esto es intolerancia religiosa.

A nosotros no nos molestaría ver el Corán o algún símbolo de esa religión o de cualquier otra, como el Hinduismo o el Budismo, en un hotel, más en un país predominantemente musulmán, hinduista o budista. Todo lo contrario, sentiríamos curiosidad por mirarlos atenta y repetidamente lo más cerca que podamos.

Como hay que quitar los símbolos religiosos de los hoteles siempre que vengan visitantes de otras confesiones, que se saquen también las estatuas e imágenes religiosas. Brasil tome nota, se acerca el Mundial 2014. El ejercicio de las libertades, proclamado con pomposidad, sigue siendo más teórico que práctico entre mucha gente.

El Observador

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

2 Comentarios to: ¿Los mauritanos se han quejado de la colocación de los crucifijos en el hotel?

  1. junio 4, 2014

    que se vayan a la mierrdda los mauritanianos. guinea ecuarorial es un pais cristiana y no musulmana . que nos respeten tal y como respetamos su religion. acaso ellos nos trataron bien alla . terroristas musulmanes

    Responder
    • junio 14, 2014

      Esas palabras salen desde el respeto hacia los demás, ¿verdad?

      Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)