La familia Kokorev, presuntos testaferros del presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang, simuló préstamos ficticios mediante una maraña de sociedades radicadas en paraísos fiscales y defraudó a Hacienda 18 millones de euros, según informe de la Agencia Tributaria al que ha tenido acceso EL PAÍS. Vladimir Kokorev, su esposa Julia y su hijo Igor, fueron detenidos en Panamá en septiembre de 2016 tras una larga investigación judicial del Juzgado de Instrucción número cinco de Las Palmas que investiga a la familia por delitos fiscal y presunto blanqueo de capitales. Los tres permanecen en prisión y Vladimir, otro de sus hijos, de 38 años, continua escondido y en búsqueda y captura por los mismos hechos.

La investigación contra los Kokorev se inició hace más de 12 años tras detectar el Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (SEPBLAC), dependiente del Banco de España, que la pareja rusa había recibido más de 30 millones en una cuenta en Las Palmas procedentes de las arcas públicas guineanas. Ahora, un informe remitido al Juzgado por Carmen Guillen, delegada especial de la AEAT, desmenuza en 16 folios las operaciones millonarias de esta familia en España y concluye que durante años simularon préstamos inexistentes. Lo hicieron a través de una larga y compleja cadena societaria en numerosos paraísos fiscales para evitar el pago de impuestos y defraudar dieciocho millones de euros cuyo origen está siempre en el exterior y es un enigma para los inspectores.

Vladimir Kokorev, profesor de historia de 62 años, su esposa Julia, de 64, periodista, y sus dos hijos movieron más de 30 millones de euros con varias sociedades participadas entre sí que, según la inspección tributaria, emplearon para adquirir un complejo de apartamentos en Lanzarote llamado Sands Beach Resort, adquirir varias viviendas de lujo en Madrid y hacer obras en sus propiedades.

Es evidente que al estar unas sociedades participadas íntegramente por otras la titularidad última de las mismas es común”, dice el informe que analiza las sociedades Kuralee-Sand Beach Resort, Phase Invest S.L, Blue Profile S.L, Troust Invesment Corp y Prelag Holding (Antillas Holandesas), entre otras. La investigación determinada que la familia ejerce un control “directo y efectivo” sobre estas sociedades.

 La inspección de la Agencia Tributaria habla de simulación en los supuestos préstamos que unas sociedades se conceden a las otras por la ausencia de amortización de principal e intereses, otorgamiento de contratos privados que no se elevan a público, ausencia de garantías o afianzamiento, mínimo soporte documental e incapacidad del prestatario para hacer frente a la deuda al no realizar actividad alguna que genere recursos.

El documento destaca que el dinero siempre procede del exterior, que la financiación bancaria es inexistente pese al importante volumen de las operaciones y que la financiación cesa cuando los Kokorev, acosados por la investigación policial, abandonan España y se establecen en Panamá donde fueron detenidos.

En el caso que nos ocupa se acudió a la simulación de préstamos para justificar el movimiento de fondos a través de la cadena societaria”, dice Hacienda. “ Con dicha operativa se pretende desvincular la titularidad de los fondos y justificar movimientos de fondos para colocar los mismos en la sociedad deseada. Se entiende que se trata de fondos de los miembros de la familia Kokorev (cuyo origen último se desconoce por completo), muy posiblemente obtenidos en el exterior, que se introducen en España a través de la mencionada operativa y que se destinan principalmente a satisfacer necesidades de carácter personal…, realizar inversiones inmobiliarias de las que se benefician casi en exclusiva los miembros de la familia y capitalizar sociedades, principalmente Sands Beach Resort”.

 La delegada especial de la AEAT concluye que estos fondos pueden ser calificados como “incrementos de patrimonio no justificados” y establece la cantidad presuntamente defraudada por los cuatro miembros de la familia desde el ejercicio de 2005 al 2012.

El caso dio un giro al aparecer recientemente en escena un abogado de Panamá que durante años trabajó para los Kokorev y que ha revelado a la juez Ana Isabel Vega y al fiscal anticorrupción Luis del Río las propiedades y negocios del matrimonio en distintos países, en especial en EE UU, y sus sociedades en paraísos fiscales. La Policía investiga un edificio de apartamentos ubicado en la calle Mulberry de Manhattan (Nueva York) y otras propiedades. El matrimonio ha denunciado al letrado panameño al que acusar de apropiarse de parte de sus bienes.

Los Kokorev abandonaron España en 2013 al conocer que la Policía preparaba un operativo para detenerlos en su casa de la calle Ferraz. La pareja aprovechó la lentitud y apatía judicial y policial para huir de España donde obtuvieron la nacionalidad en 2011. Según informes policiales, son dueños de seis pisos, 25 apartamentos y 10 sociedades.

Fuente:Elpais.com

Las identidades de todas nuestras fuentes de DIARIO ROMBE están absolutamente protegidas, no hay forma de que sean reveladas. Seremos nosotros, Diario Rombe, quienes asumamos todo el peso de las situaciones que se generen y ya hemos estado antes en dificultades, sabemos lidiar con los problemas, cargar con la responsabilidad, como también mantener el silencio adecuado ante la presión. Email: [email protected] Telf:0034632844638 (signal, imo, telegram, etc).

One Comment para: Los presuntos testaferros de Obiang defraudaron a la Hacienda española 18 millones

  1. Whuito 🌍

    Marzo 8th, 2017

    Y luego dicen que es españa y paises de occidente quien roba a guinea jajajajaja segun el presidente y sus aduladores.
    Impresionante lo de este gobierno cada dia hay mas paises sacando pruevas de todo lo robado por estos impresentables y encima se enfadan por ser investigados jajajaja

    Responder

Leave a Reply

  • (no será publicado)