La capital de Guinea Ecuatorial ha amanecido hoy sin taxis activos, en protesta contra las disposiciones adoptadas por el Gobierno de Teodoro Obiang Nguema acerca de la documentación de los vehículos personales o de servicio de transporte público. Esta demostración de fuerza y poder de convocatoria del Sindicato Clandestino de Taxistas pone en rídiculo al Régimen de Obiang, el cual pierde fuerza ante un pueblo cansado de las humillaciones, chantajes y corrupción de la familia presidencial.

Las relaciones del Director General de Tráfico Rodado y Seguridad Vial, Jesús Ngomo Nvono y el gremio de los taxistas, se encuentran totalmente rotas. El Presidente de la República de Guinea Ecuatorial durante su gira nacional, la que inició en la capital de nuestro país el pasado 4 de abril, arremetió contra el colectivo de los taxistas, resaltando en su discurso un violento corolario: “la delincuencia creciente en nuestra sociedad, protagonizada mayoritariamente por los jóvenes, extranjeros y taxistas”.

Con el fin de pretender erradicar este fenómeno, el dictador recuperó los servicios de su primo Jesús Ngomo Nvono, considerado como uno de los Directores de Tráfico más agresivos de Guinea Ecuatorial, quien suele hacer uso de su revólver para intimidar a los conductores. Ngomo Nvono prometió ante su primo Teodoro Obiang que tomará medidas drásticas contra los taxistas e incluso contemplando la posibilidad de prohibir los servicios de taxis y sustituirlos por otros similares, probablemente propiedad de miembros directos de la familia del Régimen.

Al parecer el proceso de sustitución del servicio de taxis ha empezado tras la publicación de los nuevos requisitos que el Régimen de Malabo exige a los conductores para ejercer su servicio en Guinea Ecuatorial. Una documentación según denuncia el Sindicato Clandestino de Taxistas, abusiva. “Las cosas van muy mal, ya saben ustedes como los ciudadanos hemos estado viviendo en Guinea Ecuatorial, soportando la miseria y decir a los ciudadanos que tienen que hacer otros documentos, es cruel, porque ya no hay empleo, los taxis no ganan dinero para gastar ahora más de 1 millón de Fcfa”, denuncia un taxista.

Muchos ciudadanos que se ganan la vida desde hace años con el servicio de taxis habrían abandonado el servicio, alegan, por la mala situación económica que azota el país, “nos piden muchos documentos que nos cuestan 10.000 francos Cfa, la tarifa está por encima de la lógica en estos momentos de crisis económica.

Durante el fin de semana, el Gobierno se reunió con el colectivo de taxistas en la Capital de Guinea Ecuatorial para obligarlos a cumplir la nueva normativa impuesta por el Director General de Tráfico Rodado y Seguridad Vial. Para el Régimen de Obiang “los taxistas deben realizar alrededor de 8 documentos, mientras que los coches privados deberán disponer de 6 documentos para poder circular”.

En su intervención el Director de Tráfico Ngomo Nvono se sorprende de la negativa de los ciudadanos a cumplir los requisitos que su departamento exige, expresando que “no entiendo por qué esto da un mal impacto en la población”. Por su parte el Ministro Delegado del Interior -según información disponible en el sitio web del Gobierno- afirmó no estar en contra de los taxistas, estableciendo que “el objetivo es apoyar al sector, para que ejerza con normalidad su actividad, respetando las normas legales que regula el Consejo General de Tráfico”.

La reunión entre las partes terminó sin acuerdo y el Sindicato Clandestino de Taxistas en Malabo convocó una huelga en la Región Continental, la cual se realizó a partir de las 6 de la mañana del presente día 2 de Mayo. “Rogamos a todos los taxistas de esta parte insular, que si la dirección de tráfico no deja un acuerdo final con nosotros, reduciendo así el precio y la cantidad de la documentación, que paren la circulación de sus vehículos, el martes día 2 de mayo del año en curso, sobre las 6 de la mañana”, agregando que “todo aquel que incumpla esta orden, perderá su vehículo y nos nos haremos responsables de lo que le suceda”.

La huelga, según fuentes del entorno del Sindicato Clandestino de Taxistas, podría durar más de una semana, hasta que el Gobierno decida sentarse de nuevo a negociar el número de documentos para circular. “No estamos en contra del criterio de la Dirección General de Tráfico, es más, estamos todos de acuerdo de que traten de regularizar la situación para controlar mejor el servicio, porque los delincuentes se camuflan entre los taxistas, pero son demasiados documentos con precios muy altos que el 90% de los profesionales del servicio no podemos pagar”, denuncia el Sindicato.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

3 Comentarios to: Malabo amanece sin taxis en protesta contra las normas de Jesus Ngomo Nvono

  1. mayo 2, 2017

    Las normas se dictan habiendo llegado en acuerdo con los que deben respetarlas. Estamos sentados en una olla explosiva y que podemos evitar apagando sus activos átomos y/o moléculas reduciendo esos papeleos a cinco (5) – 1. Inspección Técnica (para asegurar que reunen condiciones para circular); 2. Obras Pública (por ser el departamento que pone las carreteras para que puedan circular); 3. Hacienda (pago de impuestos); 4. Ayuntamiento (por la actividad en su ciudad); 5. Seguro (por siniestros que assume la empresa aseguradora porque para para eso se hace el seguro). Y todos estos papeles no deberian ser más de 150,000.- fcfas. Lo curioso, es que no se habla de las “normas a respetar” por esos tantos de vehículos que circulan con matrículas de fanfarronía y otro montón de no pintados hacienda taxi. UN BUEN GOBIERNO ESCUCHA A SU PUEBLO

    Responder
  2. ANTONIO

    mayo 2, 2017

    Los taxistas tienen toda la razón – el goberno debe negociar, no más dictámenes ilógicos; ANIMO TAXISTAS, AUNQUE DURANTE UN MES!!

    Responder
  3. Nsi Mba

    mayo 2, 2017

    Y es posible que este gremio de los taxistas, sean los que nos saquen las castañas del fuego, por tener lo que hay que tener, tienen acorralado a la dictadura; no me acuerdo siquiera quienes antes, se hubieran enfrentado así y de forma directa contra la putrefacta dictadura que tiene sometido a todo el país, es de agradecer lo valiente y decididos que demuestran estos ciudadanos, la mayoría procedentes de las capas sociales mas bajas del país, y de los suburbios más insalubres. Auténticos luchadores, sin grandes recursos que sus destartalados coches de mala muerte, pero suficientes para sostener económicamente a sus familiares; estos no son politicos, ni presumen de grandes estudios; solo son unos pobres labradores, obreros que lo único que pretenden es ganar su kilo de yuca diariamente. Es mucho pedir?…Fuerza al sindicato de los taxistas.

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)