La querella criminal interpuesta por una docena de trabajadores ecuatoguineanos contra una de las principales agencias de contratación y gestión de personal, Fimac Services SL, podría dar un giro de 360 grados, tras conocerse desde fuentes extraoficiales de la existencia de un documento que demuestra conexiones entre una de las hermanas del dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo y la empresa querellada.

Desde hace varios años, como denunciaron los empleados de la referida empresa en un comunicado oficial reproducido en diferentes medios de comunicación, los trabajadores de Fimac Services han venido exigiendo a la compañía el pagó de sus liquidaciones, haciendo uso de todos los mecanismos institucionales existentes en el ordenamiento jurídico ecuatoguineano para hacer valer sus derechos, desde la solicitud de intervención de la Comisión de quejas y hasta peticiones al Parlamento y el Defensor del Pueblo, sin ser ninguna de estas entidades lo suficientemente capaces para exigir a los directivos de Fimac Services cumplir con sus obligaciones empresariales frente a sus empleados.

Y es que -en cada paso que se dio para el intento de reivindicación de los derechos laborales-, se encontró una potencial amenaza al que ninguna autoridad quería enfrentarse: Mónica Okomo Nguema, quien es la Delegada Regional de Sanidad y Bienestar y hermana del Dictador. Okomo Nguema, es igualmente la esposa del presidente de la Comisión de Seguimiento del PDGE, Marcelino Oyono Ntutumu -conocido por su alias, Abigui- quien es dueño de varias empresas beneficiarias de contratos públicos y de un importante patrimonio mobiliario adquirido en España. Actualmente, Oyono Ntutumu está siendo investigado por la Comisión Jurídica del Estado por haber afectado al Ministerio Fiscal en lo relativo al caso “Marseille Kliniken”, tal como se desprende de un dossier en el que se refleja un interrogatorio que le fue realizado a éste el 28 de abril de 2019, el que Diario Rombe publicará en detalle.

Es así, que la influencia de Mónica Okomo se hizo presente cuando el 12 de junio de 2019, los empleados de Fimac Services presentan en el Juzgado de Instrucción N.º1 de Bata una querella criminal por apropiación indebida, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales, fraude fiscal, falsificación de documentos públicos, entre otros delitos contra Ignacio Nzi Bico, y su socio, Carlos Mechembe Nsue Matota, dos directivos de la empresa en cuestión. El Magistrado Juez de Instrucción nº1, Nazario Oyono Ada, fue el primero en ser la víctima de las presiones de los gerentes de Fimac Service, quienes actúan detrás del presidente de la Corte Suprema de Justicia, David Nguema Obiang, obligado a transmitir las órdenes que provienen directamente de los dos empresarios. De esta manera, el 21 de agosto de este mismo año, por orden de la Presidencia de la República, se suspendió al Magistrado Juez Nazario Oyono, por supuestas irregularidades cometidas.

En una entrevista concedida por el Fiscal General del Estado -Anatolio Nzang- a la televisión privada AsongaTv -propiedad de Teodoro Nguema-, éste advirtió que el Ministerio Fiscal estaba en condiciones de hacer públicos los documentos confidenciales sobre la trama de corrupción de los directivos de Fimac Services. Entre los archivos a los que hace referencia el Fiscal, se encuentra un certificado firmado por el entonces Secretario General del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, Paulino Nguema Maná, fechado el 4 de noviembre de 2012, en el que se legitima que Mónica Okomo Nguema figura en el libro de registros de empresas como Directora Gerente de Fimac Services. De tal manera, Okomo Nguema actuaría como mediadora para la adjudicación de contratos públicos y privados en beneficio de tal empresa.

El simple hecho de que aparezca en la Instrucción el nombre de la hermana del Dictador, Mónica Okomo Nguema, complica el proceso que puede terminar en un archivo inminente. “Están constantemente obstruyendo e interfiriendo en el procedimiento penal a través del Presidente de la Corte Suprema de Justicia, quien da la cara por ella”  – revela un juez que pidió mantener su anonimato, mientras que la Fiscalía anticorrupción cree que los querellados, citando fuentes extraoficiales, son simplemente “hombres de paja” al frente de un conglomerado de empresas, donde actúan como intermediarios con el conocimiento del entramado delictivo subyacente y a cambio de una remuneración excesiva que les ha permitido un lujoso tren de vida en detrimento de los trabajadores.

El Fiscal General, Anatolio Nzang, advirtió también la importancia de investigar los presuntos delitos de fraude fiscal que habría cometido Fimac Services, propiedad de Mónica Okomo Nguema: “habría que preguntarse, dónde destinaron o para qué se utilizaron los dineros dejados de contribuir al Estado” -añadiendo que- “éstos podrían haberse utilizado para fines ilícitos…” Para ello, tanto la Fiscalía de investigaciones administrativas como el Fiscal general, estudiaron la posibilidad de solicitar una Comisión rogatoria a las autoridades españolas para obtener información sobre los supuestos negocios e inversiones de los involucrados -o de al menos, de Ignacio Nzi Bico Etunu– y así conseguir documentación sobre la empresa Autos Litoral SL, registrada a nombre de Bico Etunu y ubicada en el prestigioso Barrio del Carmen, en la calle La Corona 26 de la Comunidad Valenciana.

Este periódico realizó la diligencia de visitar el inmueble, sin encontrar tal empresa, que figura en forma espuria y/o equivocada en el registro mercantil. Lo que sí encontramos en tal dirección fue un edificio de un total de 17 inmuebles privados, en el que no existe ninguna oficina. Por otra parte, según fuentes extraoficiales de la Fiscalía de Investigaciones administrativas, en Boadila del Monto -Madrid-, Ignacio Bico tendría un inmueble, frente al que habría que conocerse el origen de los fondos que utilizó para su adquisición. Cabe mencionar que la Comisión rogatoria pretendía también extenderse al acceso de información detallada de cómo Okomo Nguema registró en 2015 la empresa ForoKosa SL con un capital social de 422.160 euros. Dicha compañía tiene su sede ubicada en una vivienda situada en la calle José Cadalso 17 -Torrejón de Ardoz-, y su objeto social es el alquiler de toda clase de inmuebles, teniendo de administradores a la conocida abogada Dulmila Bisila Córdoba Belope, Arnold Fortunato Okomo Oyono y a la misma Mónica Okomo Nguema.

El caso de los directivos de Fimac Services demuestra cómo el poder en toda su estructura -judicial, económica, política y por consecuencia, también militar- está bajo control absoluto del Dictador, debiendo resaltar que detrás del desfalco a los cotizantes de la empresa querellada, se encuentran los lazos familiares de Teodoro Obiang Nguema con su hermana Mónica Okomo Nguema -y el esposo de ésta-, Marcelino Oyono Ntutumu, quien ha sido durante los últimos 40 años la mayor interfaz para las actividades comerciales de Obiang. Es así, que se consolida nuevamente la maquinación familiar delictiva que ha marcado desde hace décadas la imposibilidad de movilización económica y social para los ciudadanos de Guinea Ecuatorial, limitando la lucha por la justicia y reivindicación social a una causa perdida para aquellos que han visto perjudicadas sus pensiones y honorarios por una cúpula gubernamental, que más allá de su comprobado comportamiento criminal, carece de toda formación cívica, al no tener pudor en manipular aquellos fondos propios del esfuerzo de los trabajadores de nuestro país.

Un Comentario to: Mónica Okomo Nguema, propietaria de la empresa querellada por corrupción, Fimac Services SL

  1. De menos

    septiembre 19, 2019

    Gracias por regresar con nosotros. Os echabamos de menos desde septiembre. Y regresais con un articulo de infarto.

    Gran trabajo. Menuda corrupción

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)