• El vicepresidente de la República escribió un post en Facebook que borró horas después

Verba volant, scrīpta mānent que significa “las palabras vuelan, lo escrito queda», dijo Cayo Tito. Un verdadero estratega nunca revela la identidad de sus enemigos, menos aún si son de su entorno más cercano o miembros de su propia familia. Una lección que tiene bien aprendida Gabriel Mbega Obiang Lima.

Se desconoce el estado en el que se encontraría su hermanastro, Teodoro Nguema Obiang Mangue cuando publicó en su cuenta de Facebook, Teo Nguema un post atacándole y acusándole de ser un traidor. Lo que sí está claro es que horas después se arrepintió de sus palabras, al menos públicamente.

El vicepresidente de la República encargado de la Defensa y Seguridad del Estado, Teodoro Nguema Obiang Mangue borró durante la mañana de hoy, el post tras haber recibido un aluvión de críticas por parte de los internautas y de miembros de su propia familia.

Los traidores empiezan a salir a la luz”, reza el mensaje que Teodoro Nguema Obiang Mangue compartió durante la madrugada del 8 de junio en su cuenta de Facebook, adjuntando la noticia publicada por neoafricanews.com cuyo titular es “Guinée équatoriale: Gabriel Obiang Nguema Lima, ministre des Mines et des Hydrocarbures à Paris”. En este artículo detallan el viaje de Mbega Obiang Lima a París para entrevistarse y firmar importantes contratos a largo plazo con los directivos de la compañía francesa de hidrocarburos.

Al parecer, esta visita le ha sentado fatal al vicepresidente de la República de Guinea Ecuatorial, ya que considera que su hermanastro no ha sido leal con él. Hay que recordar que aún está latente el asunto de los bienes mal adquiridos, pues hace dos días la Corte Internacional de Justicia le dio la razón a sus homólogos franceses, rechazando la inmunidad de Teodoro Nguema Obiang Mangue en un asunto que ha supuesto una larga tortura judicial para él.

Esta sentencia desfavorable para el vicepresidente ha hecho que sospeche de que detrás de todas las maniobras y enredos judiciales que se están ejecutando en su contra esté de una manera u otra un traidor. La persona que le podría estar perjudicando intencionadamente no sería otra que su propio hermanastro y adversario político, Gabriel Mbega Obiang Lima, actual ministro de Hidrocarburos y sucesor favorito del 90% de los miembros del Gobierno y del dictador.

«No temas al enemigo que te ataca, sino al falso hermano que te abraza»

No solo Teodorín mantiene estas dudas. La misma prensa africana que se hizo eco de la noticia también se pregunta si la presencia del ministro en Francia se trataría de una nueva etapa de entendimiento entre ambos países.

Hasta hace poco, la enemistad entre los dos hijos de Obiang, candidatos a sucederle en el poder, no eran más que rumores. La familia del dictador ha intentado siempre disimular la guerra que se vivía entre ambos por conseguir relevarle en el cargo tras su desaparición, pero ahora esta lucha se ha hecho pública.

Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

7 Comentarios to: Nguema Obiang Mangue acusa a su hermanastro, Mbega Obiang Lima de ser un traidor

  1. Obama Ndong

    junio 13, 2018

    Hermanastro, es hijo de tu madrastra que no es hijo de tu padre o viceversa.
    Por tanto, Gabri y Teodorín no son hermanastros sino medio hermanos o simplemente hermanos.
    Me duele cuando se emplean palabras sin conocer sus significado.

    Gracias.

    Responder
  2. Obama Ndong

    junio 13, 2018

    Hermanastro?
    Hay que buscar la definición de esta palabra en el DLE.

    Responder
  3. GOLPEAR DE REGRESO

    junio 8, 2018

    A estas alturas todo lo que esperan las personas es la desaparición de estas historias entre hermanos, padre e hijo, etc. Está bien que se informen, porque dan contraste de situaciones, pero en el fondo hay un gran cansancio de todos los guineanos que necesita ser resuelto y compensando.

    Toda aquella violencia, todo aquel mal que muchas veces arrojamos sobre nosotros mismos, con más orden y foco, puede significar terminar con los Obiang y no se tratará de ser igual que ellos, de ninguna manera se está siendo igual, será un acto de legítima defensa el acabar con ellos de una vez por todas, porque llega un punto en que ya no tienes otra mejilla que poner, no tienes lugar donde estar en paz, no hay manera en que tu búsqueda legítima de libertad no sea castigada y ya no quieres saber más de cómo escala una batalla que sabes únicamente es librada para que otros se beneficien.

    Golpear de vuelta, nunca será ser igual que ellos, será una legítima defensa y más allá de eso, un deber con el destino de nuestros seres queridos.

    Responder
  4. Fin de la Dinastía

    junio 8, 2018

    Hay que deshacerse de los Obiang por completo, ninguno de ellos califica para llevar adelante a Guinea. Si se terminan matando entre ellos, bien, pero si no es así, de cualquier manera hay que sacarlos a todos del camino sea por la vía que sea, por el bien de la nación.

    Responder
  5. Macias Nguema

    junio 8, 2018

    Let them kill each other. We are not interested. Let them disappear from our beautiful land. That the thief (GABRI) kill the Marchoso (TEO) is not a problem of EQUATORIAL GUINEA but their ass. Let them take the whole damn family with them. What the fuck!

    Responder
  6. Macias Nguema

    junio 8, 2018

    Laissez-les se tuer. Nous ne sommes pas intéressés. Laissez-les disparaître de notre belle terre. Que le voleur (GABRI) tue le Marchoso (TEO) n’est pas un problème de GUINEE ÉQUATORIALE mais de ses ânes . Laissez-les emmener toute la famille avec eux. Que diable!

    Responder
  7. Macias Nguema

    junio 8, 2018

    Que se maten entre ellos mismos. A nosotros no nos interesa. Que se desaparezcan de nuestra hermosa tierra. Que el ladrón (GABRI) mate al Marchoso(TEO) no es problema de GUINEA ECUATORIAL sino de sus CULOS. Que lleven a toda la maldita familia con ellos. Qué mierda!

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)