580818_3302439612409_947455153_n

Muchos, no todos, de los que llevan muchos años en el exterior siendo llamados exiliados políticos, nos llenan los oídos con el dicho: “llevo muchos años en el exilio haciendo esto”. “Esto” se refiera a la política. Algunos dicen, más de 30 años.

Como he podido observar en actitudes de ciertas personas de esas, he notado del por qué han perdurado tanto tiempo siendo llamados exiliados políticos. Yo no estaría tan orgulloso de estar en su lugar. ¿Para qué me sirve estar orgulloso del exilio? No me sirve, porque mi deseo no es envejecer en el exilio, sino de regresar a mi país y compartir con lo poco que tengo con los míos. Cuando digo los míos, no hay distinción, me refiero a todos los que pudieran estar en el mismo espacio que yo.

Noto que muchos que son llamados opositores en el exilio en tantos años, en base a sus comportamientos, no han podido llegar al objetivo porque nunca lo han tenido. La realidad de día a día de esa gente, es la que me conduce a esta conclusión. Cualquier lucha, para hacerla mejor y conseguir los resultados necesarios, hace falta tener un objetivo y trabajar para conseguir sus frutos y, por su puesto, en el tema que estamos, saber quién es el enemigo a combatir.

Mi andadura en las redes sociales, me ha hecho conocer cómo se comportan ciertos individuos, un comportamiento que no vale para bien sino para incrementar muchos años más a “El Dictador” en el poder. No quiero mencionar sus nombres, mejor así para no provocar más humo, algo que no es mi intención.

No es normal que cierta gente que dice tener mucha experiencia política en el exilio, que, cuando ocurren acontecimientos como los recientes, los que están al corriente sobre la vida socio-política de Guinea Ecuatorial, sabrán cuales me refiero- dichos individuos, no sean capaz de sentar (sentar sus cabezas) y buscar soluciones viable para el problema. Ni siquiera son capaces de utilizar su inteligencia, si es que de verdad la tienen, por medio de sus grandes artículos, para contaminar de bien al entorno.

He dicho que no voy a mencionar el nombre de nadie, no quiero ser el causante de la causa de lo que puede ser causado por mis palabras. Cabe decir, que hay un señor, él mismo, si es que de verdad es poco inteligente, descubrirá que me refiero a él; un señor, de uno de los considerados intelectos en el exilio; -me refiero a los exiliados guineo-ecuatorianos-, que no cansa de lanzar ataques a las personas que están en su misma condición (condición de exilio). Señor, me dirijo a aquel señor, ¿qué quieres para con tu país? ¿No estas notando que cada ataque que lanzas a tu/s compañero/s de lucha, es cada ataque que da más fuerza a la dictadura que dices combatir? ¿Por qué no dediques tu tiempo libre en buscar métodos para derrocar a la dictadura-Obian Nguema Mbasogo?

Que haya gente que toma la situación de nuestro país como un punto de diversión, mientras que se trata de vidas de las personas que está en peligro: de las que sufren cada día, de las que no pueden estar en sus pueblos, de las que han muerto y de las que han desparecido de una forma misteriosa sin ninguna explicación racional; todo esto, me parece amoral, no hay derecho a ello. Señores, voy acabar diciendo: mientras que los que decimos que estamos en contra del sistema dictatorial y criminal que reina en nuestro país, me refiero a Guinea Ecuatorial, no estemos consciente de lo que realmente está pasando en nuestro él (en el país nuestro), mientras que no sepamos quien es el verdadero enemigo de nuestra sociedad( la guineana), mientras que no sepamos de el por qué decimos que la cosa va mal en Guinea Ecuatorial… me parece que he dicho lo bastante, mientras que no estemos consciente de todo lo mencionado, nos va ser casi imposible entablar en nuestro país, ese sueño bien sano que sueñan muchos guineo-ecuatorianos como yo.

Soy de origen campesino y me gustaría estar en estos precisos momentos en mi pueblo cultivando yuca, cacahuete, etc. un sueño tan sencillo, me resulta tan imposible por el mal sistema que está apoderado en mi país, un sistema que no deja a nadie desarrollar su propio yo interior. Por favor, compatriotas, que calculemos las consecuencias de nuestros comportamientos antes de manifestar los al público. Buenas noches.

Ha hablado un campesino guineo-ecuatoriano afincado actualmente en Barcelona.

Luis Esono Eyoma Ona ( Oeel ).

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)