AsodegueVoy aceptar anticipadamente el calificativo de polémico o de incendiario. Pues cuando se trata de la problemática de Guinea Ecuatorial no voy a tener pelos en la lengua para denunciar y/o exigir a los que en activo o pasivo han aprovechado y aprovechan la situación de nuestro país para sus intereses oscuros. Algunos se forrado utilizando el tema de nuestro país como trampolin y nunca tuvieron la gentiliza ni mucho menos el respeto hacia los guineanos para rendirles cuenta de sus actividades supuestamente en solidaridad con nuestra causa.

 

Al contrario, nos siguen despreciando, marginando e incluso tomándonos el pelo cuando alguien, algunos se atreven a cuestionar su actividad en pro de lo que a bombo y platillo declaran por los cuatro puntos cardinales que es como se ha dicho, supuestamente solidarizarse con el pueblo de Guinea Ecuatorial. En vez de solidaridad lo que se vive es una especie de control a los guineanos, un paternalismo heriditado de los tiempos de la colonia cuando se creía que los negritos no éramos que unos niños grandes que necesitan siempre el amparo del colono.

Quiero resaltar en esta mi reflexión el caso de ASODEGUE (Asociación de Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial) que presidía Adolfo Fernández Marugán como un ente privado. Esta Asociación ha desaparecido de la noche a la mañana sin que se supiera a ciencia cierta cómo se produjo su disolución. Para cualquier observador imparcial y en base a lo que se venía diciendo hace años, Marugán era ASODEGUE ASODEGUE era Marugán. Que alguien me demuestre lo contrario.

 

Cuando se disuelve una asociación ésta se reune en Asamblea para tal cometido y los socios o miembros deciden sobre la disolución o no. ¿Cuando y dónde tuvo lugar esta Asamblea? A mí me importaría un bledo si esta asociación no se ocupase de los temas relacionados a mi país pero como se fundó justamente para ayudar a nuestro pueblo para salir del impasse político, económico y socio-cultural en el que se encuentra, por eso me asiste el derecho de pedir explicaciones y creo que los guineanos merecemos que nos rindan cuenta de lo que ha pasado.

Los datos hablan por sí solos. A finales de los años 80 y con el pretexto de ayudar al proceso de democratización de Guinea Ecuatorial se creó ASODEGUE que estaba integreda en principio por casi todos los grupos parlamentarios del Congreso de Diputados español. Se desblqueó en un principio según algunas estimaciones, unos 600 millones de de las antiguas pesetas para ayudar a la oposición guineoecuatoriana a estructurarse.

 

El reparto de este dinero no sólo que no fue proporcional sino que no se sabe cómo se gestionó porque a día de hoy con la desaparición de ASODEGUE tampoco se sabe si se hizo las auditorías para saber cóm se manejó las finanzas que gestionó Marugán.

 

Es bien sabido que algunos partidos políticos de la oposición guineana recibieron unos cuantos millones de esos 600 millones el que más el que menos pero nunca ese dinero fue totalmente utilizado para el fin que se propuso. ¿Quién se quedó con el resto de dinero y qué utilización se ha hecho de él? La respuesta la tiene sólo y exclusívamente Adolfo Fernandéz Marugán.

En vez de venir a las redes soicales a pelearse con los guineanos que comparten sus opiniones, debería tener el mismo coraje explicando al mundo sus tejemanejes en ASODEGUE lo dejaría de suscitar sospechas sobre su gestión al frente de su Asociación.

 

Fuente: Redes Sociales Facebook 

 

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)