El eterno Ministro Alejandro Evuna (EL PODER EN LA SOMBRA) y sus compañeros del Rotary Club, la secta oficialmente instalada en la República de Guinea Ecuatorial controlan el país, tanto como Obiang.

“Rotary se fundó en Chicago (USA) el año 1905; uno de sus fundadores Mr. Paul Harris se convirtió rápidamente en el líder de la Organización y elemento de referencia por sus planteamientos e ideas. Hoy 32.000 clubs en 200 países seguimos los enunciados fundacionales que se pueden resumir en: “DAR DE SI ANTES DE PENSAR EN SI” Se puede leer en la web del Club.

Alejandro Evuna fue la conexión de los traidores del 79 con el exterior, por eso fue el primer nombrado por ellos, de camino a España, cuatro meses después el organizador del golpe de Estado Juan Carlos I aterriza en Guinea Ecuatorial, para ver como sus chicos han logrado los objetivos. “Hay un articulo del país que corrobora esta afirmación de que Evuna fue el primero en ser nombrado por la junta militar“.

Alejandro Evuna fue la persona que introdujo a Teodoro Obiang Nguema Mbasogo en el mundo de las sectas, miembro de la masonería francesa, lo que le granjeó la amistad con Ahidjo, y luego más tarde con Bongo. “Ser miembro del Rotary Club y Presidente en varias ocasiones no es broma”

De hecho cuando la mujer de Obiang es enviada a Gabón en la ante sala del golpe del 79 es Evuna quien se pone en contacto con su hermano masón Bongo para que acoja a la mujer del actual dictador, Obiang por aquel entonces no conocía a Bongo ¿cómo es posible que le ayudará a él antes que a Macias con el que tenía buena relación? simple porque se lo pidió su hermano masón Alejandro Evuna. No olvidemos que los rotarios son masones o mejor dicho hermanos menores de la masonería. Teodoro Obiang Nguema al único que teme es a Severo Moto, porque él tiene al Opus Dei de su parte y el opus es muy fuerte.

994722_198279037033909_634812068_n 1560613_198279040367242_63913836_n

Si os fijáis bien en estas fotos sin importancia y que algunos dirán ¿a mi que me aportan?, esas son las gafas que los españoles le suministran a Obiang después del 79 para aparentar más seriedadEsas gafas Obiang las utiliza hasta mediados o finales de los 80. Luego las cambia por unas más finas y pequeñas. El 15 de septiembre del 79 Alejandro Evuna es nombrado como embajador en España. Hasta el 10 de octubre de 79 Obiang no es investido como Presidente del Consejo Militar, pero en Septiembre Evuna ya estaba en España.

El Pais publicó el 16 de septiembre de 1979 “Alejandro Evuna Owono fue nombrado ayer por el Consejo Supremo Militar, Embajador de Guinea Ecuatorial en España. Evuna Owono, nacido en Mongomo y formado profesionalmente en España, ocupó durante el antiguo régimen cargos diplomáticos en la embajada ecuatoguineana en la Organización para la Unidad Africana y en las Naciones Unidas, donde hasta ahora estaba destinado como embajador”

Guinea dejó a Barreiro la explotación de petroleo, Barreiro fue un inútil y no encontró nada y España le retira la financiación, lo que le lleva a salir de Guinea Ecuatorial. Tiempo despuês donde estaba buscando Barreiro los Yankees (Americanos) encuentran petroleo y España quiere volver, pero no puede.

 
Financian duramente a la oposición apostando por Severo Moto, pero la cosa no va bien porque Severo Moto fue incapaz de hacer su trabajo sin hacer mucho ruido. Guinea Ecuatorial tiene problemas con el gobierno de España, no con la Jefatura del Estado (Juan Carlos I).

Hasta aquí, la próxima entrega dentro de dos semanas con mas datos y fotos. En la siguiente entrega publicaremos una carta donde el sobrino de Bongo reconoce que fue Evuna quien ordenó a Obiang instalar el francés en Guinea Ecuatorial como lengua oficial. A través de Diario Rombe contaremos a la juventud de Guinea Ecuatorial lo que se esconde detrás del poder y quienes realmente lo ostentan.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)