El Gobierno habilitará un “reformatorio” para la homosexualidad

Desde fuentes extraoficiales del Ministerio de Justicia, este periódico ha tenido acceso al borrador del Anteproyecto de ley prostitución y homosexualidad que regulará tanto la prostitución como los derechos de los homosexuales en la República de Guinea Ecuatorial. En julio de 2019, el Dictador constituyó una comisión mixta presidida por el Consejero de la Presidencia del Gobierno en materia de Asuntos Administrativos, Angel Ndong Micha, con el objetivo de -según las mismas fuentes-, aprobar la polémica ley a finales de año, con la que el consejero presidencial expresa la voluntad de Teodoro Obiang de institucionalizar la señalización, denuncias y detención de los ciudadanos homosexuales.

Consejero de la Presidencia del Gobierno en materia de Asuntos Administrativos, Angel Ndong Micha

El anteproyecto recoge duras medidas para quienes “realicen estos actos de prostitución y homosexualidad en espacios públicos, orientados a la exposición del cuerpo humano, o a la manifestación pública de otros comportamientos de similar naturaleza”. Es decir, sanciones que empiezan desde las leves, llegando hasta las graves y muy graves, que oscilan entre los 50.000 Fcfa hasta los 5.000.00 Fcfa.

En lo referente al libre ejercicio de la prostitución en Guinea Ecuatorial, el legislador ecuatoguineano promoverá un ciclo de conferencias, coloquios y medidas favorables adoptadas, según el borrador, a “prevenir el exhibicionismo de la propaganda de la prostitución, y posibilitar la inserción social”. Con estas medidas, el Régimen pretende prohibir la prostitución callejera con severas multas, no así, a los prostíbulos regentados por altos miembros de la sociedad civil, principales consumidores de servicios relacionados con el comercio sexual en un marco tan o más violento que el de la prostitución callejera, tal como lo denunció Diario Rombe en su artículo El negocio del comercio sexual de mujeres paraguayas para miembros del Régimen, referido a una trama de comercio sexual internacional que alude a varios episodios de violencia perpetrados por el hermano de la esposa de Teodoro Obiang, Teodoro Nsue Biyogo, en su condición de proxeneta y hasta donde debemos lamentar el fallecimiento de una de las mujeres explotadas.

A pesar que el artículo 19 del anteproyecto prohíbe la discriminación y persecución hacia las prostitutas y los colectivos LGTBI, en el fragmento “ni sometidos a tratos humillantes ni degradantes por su condición”, el legislador advierte que, el principio de no discriminación no ampara “toda manifestación que exprese sentimientos reivindicativos en el contexto del Orgullo Gay”, quedando de tal manera excluido el reconocimiento y la protección de esta minoría sexual en Guinea Ecuatorial.

Es así, que el partido conservador que dirige Guinea Ecuatorial con mano de hierro y protagoniza la realización de este anteproyecto de ley, se contradice cuando obliga a los ciudadanos denunciar “cualquier situación de exhibicionismo y propaganda de la prostitución y la homosexualidad que se realice en un espacio público”. Primero, por condenar el ejercicio del comercio sexual, mientras que son directa o indirectamente parte de éste, sea como gestores, facilitadores o consumidores del mercado de la prostitución a escalas internacionales, -y segundo-, por establecer como reprochable la sola expresión de una identidad afectiva, la cual se dice no perseguir.

En declaraciones de un alto miembro de la cúpula gubernamental a Diario Rombe, contrario al anteproyecto de Ley, “el Gobierno está permitiendo de manera indirecta las agresiones a los homosexuales”. La Ley obligará al Gobierno habilitar “un número telefónico gratuito para facilitar que cualquier persona pueda poner en conocimiento de las autoridades cualquier expresión de la homosexualidad en lugares públicos”. De esta forma, tal como establece el anteproyecto, las denuncias deberán expresar la identidad de la persona o personas que las presentan, el relato de los hechos que pudiera constituir la infracción y la fecha de su comisión”, buscándose con ello finalmente coartar el movimiento de las minorías sexuales en Guinea Ecuatorial a través del incentivo de un clima social adverso para ellas.

Por otra parte, como medida de prevención del exhibicionismo y propaganda de la homosexualidad, los legisladores plantearon al Gobierno “fijar una política de reinserción social”, para aquellos homosexuales que se hayan “propuesto voluntariamente abandonar la práctica de la homosexualidad o cualesquiera otras prácticas de similar naturaleza”, en la que el Régimen habilitará un “centro reformatorio” bajo la supervisión del Ministerio de Asuntos Sociales e Igualdad de Género, patologizando con esto una condición afectiva y sexual que por sí no significa una amenaza para ningún aspecto de la sociedad.

Guinea Ecuatorial necesita con urgencia políticas públicas sanitarias, entre ellas las de control de las enfermedades de transmisión sexual, y por ello se hace necesario tener leyes de mayor lucidez y proyección que aborden sin histerismo ni hipocresía la sexualidad de las personas y considere conscientemente las causas de sus formas de vida. La pobreza y la falta de oportunidades en nuestro país, han sido y son el principal motivo por el que la prostitución continúe extendiéndose -por lo que antes que un adoctrinamiento moral arbitrario y carente de estructura como el propuesto-, se requiere una educación que entregue herramientas a las personas para desarrollar su autonomía con dignidad, siendo desde esta misma educación, tanto formal académica, como de igual forma cívico- afectiva, desde donde nuestro país supere el oscurantismo del odio, en este caso enfocado en nuestros compatriotas homosexuales, que únicamente están siendo utilizados como un nuevo enemigo a presentar para desviar el foco de atención de los crímenes de Teodoro Obiang y su círculo, núcleo de la verdadera amoralidad que infesta y detiene el progreso de nuestro pueblo.

El arma más poderosa del hombre común es su consciencia. Siendo así, sabemos que no se requiere de un mecanismo de denuncia, ni centros reformatorios basados en el doble estándar del Régimen -el que explota y daña constantemente a mujeres en actos denigratorios y criminales, que incluyen violaciones y asesinatos de menores de edad-, sino que lo necesario y lo que exigimos, sin ambages, es el acceso para los ciudadanos de una verdadera educación, la cual sólo es posible con los integrantes del actual Gobierno fuera de cualquier forma de poder.

Descarga el anteproyecto:Anteproyecto de ley prostitución y homosexualidad

 

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)