El cónclave de Toledo y otros conglomerados internacionales definen el plan de transición democrática para Guinea Ecuatorial

Nuestra África ha comenzado después de muchas décadas de refriega política y social, a conocer el espíritu y el lenguaje democrático -y por consecuencia-, a emprender economías que hubiesen sido imposibles con los modelos financieros monolíticos propios de los Tiranos, preocupados del crecimiento de sus propias inversiones, pero sin la visión o la formación de estadistas necesaria para administrar de forma confluente aspectos de un país que van desde la entrega de oportunidades laborales dignas para sus ciudadanos, hasta la salud pública, donde Guinea Ecuatorial es considerado -literalmente- el país peor preparado del mundo para enfrentar la pandemia actual del Coronavirus, y esto, simplemente, por la paupérrima inversión en infraestructura médica y la carencia total de una ayuda social que entregue autonomía y capacidad de crecimiento a los más necesitados. Y es que todo liderazgo tiene su fin, cuando éste sólo fue construido sobre el rédito y los beneficios inmediatos del engaño y el abuso, siendo aquel el caso del clan Obiang, el que ha perdido su posicionamiento de privilegio dentro del continente africano y fuera de éste, tras pasar a convertirse en un serio tema de conversaciones de grandes autoridades internacionales, incluyendo a líderes de nuestro propio continente, que consideran inviable, sea para el mismo pueblo guineano, como para la estabilidad financiera internacional, que Teodoro Obiang y el resto de su familia se continúe perpetuando en el poder, considerando su complejo historial delictivo del que tanto la economía francesa y estadounidense han sido víctimas, sin existir ya ningún tipo de disposición a cualquier trato paliativo. Esto es sencillamente el fin del apoyo internacional a la Dictadura de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

Quiebre en los nexos de poder

Indignado y enfurecido, Teodoro Obiang Nguema convocó urgentemente a los partidos políticos a una reunión de “carácter confidencial” el pasado 21 de marzo. El Dictador, según se desprende de fuentes de absoluta solvencia, trasladaría a los partidos políticos su indignación y rechazo de aceptar la propuesta que le trasladó el expresidente de Nigeria, Olusegun Obasandjo, durante la audiencia que le concedió el pasado 20 de Marzo.

El expresidente habría acudido a Guinea Ecuatorial para transmitir a Obiang lo que sería un mensaje del políticamente poderoso Centro Internacional de Toledo para la Paz (CITpax), una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es contribuir a la prevención y resolución de conflictos, y la construcción de la paz, mediante la puesta en práctica de acciones de transformación social, desarrollo y fortalecimiento institucional. “En mi país existe una armonía entre las fuerzas políticas y no existen conflictos para recurrir a la mediación internacional”, habría contestado el dictador al “mediador”, según revelan fuentes extraoficiales del Gobierno.

Según información disponible en su página web, el CITpax realiza actividades de diplomacia paralela y cuenta con destacadas personalidades con influencia internacional, entre ellas, el expresidente Obasandjo, quien fue claro y directo en su mensaje: “Guinea Ecuatorial necesita cambios y una transición política sin exclusión”.

Teodoro Obiang y sus leales colaboradores debieron asimilar así que se estaban gestando conversaciones de alto nivel entre determinados partidos políticos de la oposición (interior y exilio), sociedad civil (clandestina), el Centro Internacional de Toledo para la Paz y además la agrupación IDEA Internacional -del que forman parte diferentes expresidentes y personajes políticos de todo el mundo- para negociar su salida del poder y la de su familia -no así la de sus colaboradores-, con la condición de que publique una ley para la reforma política, más conocida como “Ley de Transición Política”.

El contenido de las conversaciones entre Obiang y Obasandjo era un secreto a voces del que con el paso del tiempo se fueron conociendo sus detalles, siendo esta información satisfactoriamente recibida por la población ecuatoguineana, al reconocer por fin una respuesta concreta a la histórica necesidad de una transformación sociopolítica en nuestro país, la cual cuenta con el apoyo de aun más figuras destacadas que secuencialmente harán sentir su peso al Dictador.

La reunión clave

La negativa de Teodoro Obiang de aceptar la mediación de la comunidad internacional, surge tras los acontecimientos que tuvieron lugar durante el último fin de semana de Noviembre en Toledo (España), donde el Centro Internacional de Toledo para la Paz con la colaboración de Idea Internacional (organización que promueve y defiende la democracia a lo largo de todo el mundo), reunió a 8 políticos de la oposición ecuatoguineana del interior y el exilio.

Al encuentro, por parte de los opositores ecuatoguineanos, asistieron Buenaventura Monsuy Asumu (Coalición Socialdemócrata de Guinea Ecuatorial); Tomás Mecheba Fernández Galilea (Partido Socialista de Guinea Ecuatorial); Avelino Mocache Mehenga (Unión de Centro Derecha de Guinea Ecuatorial); Weja Chicampo (Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko); Armengol Engonga Ondo (Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial); Antonio Nsue Osa (Acción Popular de Guinea Ecuatorial); Faustino Ondo Ebang Nchama (Unión Popular de Guinea Ecuatorial) y Andrés Esono Ondo (Convergencia Para la Democracia Social). Por parte de los organizadores del encuentro, estuvo Emilio Cassinello, Director General de CITpax y Adebayo Olukoshi, Director Regional de África y Asia Occidental de Idea Internacional.

La reunión no se habría realizado sin antes comunicar a las autoridades ecuatoguineanas a través de la embajada de Guinea Ecuatorial en España. Y eso, supone, según nuestras mismas fuentes, que el Dictador tenía ya conocimiento del cónclave que se desarrollaba en Toledo, pero que no contaba con la información de las resoluciones que se estaban definiendo, las que se le habrían de comunicar posteriormente.

Teniendo en cuenta la crisis política y contando además con el apoyo de las potencias occidentales, dentro de varias formas también manifestadas a través del amparo de las dos principales ONGs que coordinarán la posible transición en Guinea Ecuatorial, los líderes ecuatoguineanos coincidieron en la necesidad de negociar con Teodoro Obiang una transición ya sin él en el poder, ni nadie de su formación política, la que supone como primer paso constituir un equipo de mediadores internacionales que tendrán la misión de plantear al Dictador las peticiones de los opositores y sociedad civil. Guinea Ecuatorial tiene que ser partícipe de los cambios que se desarrollan en el continente africano, encontrándose ahora en un momento histórico clave, en donde las negociaciones relacionadas a la democratización de nuestro país habrían avanzado en un 60%.

Uno de los puntos más importantes que debatieron los reunidos, es la predisposición de Obiang de aceptar los 16 puntos que compone el documento final, que los mediadores internacionales tratarán de plantear al Dictador para su salida del poder de manera pacífica, al igual que la recuperación de la Constitución de 1968, la primera que tuvo nuestra nación. El resto de los puntos, a los que ha tenido acceso Diario Rombe, son de carácter técnico, como es el caso del retorno en libertad de los exiliados. Un retorno que contaría, probablemente, siempre que Obiang lo acepte, con la supervisión de autoridades internacionales que harían igualmente el seguimiento de las elecciones libres sin el Tirano en el poder.

El encuentro de Toledo fue caracterizado -según fuentes extraoficiales del Gobierno, con las que este periódico mantiene contacto-, como “un trabajo de esperanza e inicio de lo que será Guinea Ecuatorial”, cuyas fases, este medio irá reproduciendo con la colaboración de nuestra red informativa. Hemos tenido en conocimiento igualmente que este proceso cuenta con el apoyo de la Unión Africana, la Unión Europea y una importante fundación norteamericana de la que la fuente no quiso revelar su nombre, al igual que con la participación de una destacada sociedad civil ecuatoguineana que por razones de seguridad este periódico ha preferido mantener en anonimato.

En miras del proceso

Sin duda la crisis política, económica y social que ha azotado a Guinea Ecuatorial bajo el dominio de los Obiang, tiene un profundo arraigo en la pobreza moral de estos mismos gobernantes, por lo que pasar a una nueva fase, democrática, representaría una renovación del espíritu de nuestro pueblo, que en su libre albedrío podrá escoger a sus líderes, sin presiones ni amedrentamientos de ningún tipo, y con una nueva forma de hacer política, donde los diferentes partidos, creados en libertad de pensamiento, no sean perseguidos ni financieramente extrangulados como ha sucedido bajo la actual administración.

Es el mismo Teodoro Obiang el que ha declarado que únicamente dejará el poder siendo asesinado, lo cual, lejos de ser una ostentación de poder político, da cuenta de su nula formación tanto cívica y educativa, junto a su absoluta falta de preparación para los nuevos desafíos que se abren para África en su era post-tiránica, en donde nuestro continente, debido a múltiples factores geopolíticos, tiene la posibilidad de ponerse a la vanguardia internacional en crecimiento económico; un desarrollo que para estar a la altura de alcanzar, necesitamos líderes con un férreo sentido democrático que hayan sido escogidos por los ciudadanos de Guinea Ecuatorial, en elecciones reales y con Teodoro Obiang y su cúpula totalmente fuera de cualquier forma de poder.

Más allá de este encuentro, apoyado fuertemente por la comunidad internacional, son muchas las opciones que se barajan para desplazar a los Obiang definitivamente de nuestro país, siendo la vía más pacífica la ya relatada, donde se le entrega al Dictador y a su cúpula la posibilidad de no ser juzgados por la Corte Penal Internacional, con la condicionante de someterse a los requerimientos que concluyen en su irrevocable salida y el comienzo de un proceso democrático.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)