Imagínense esto, “Si de repente Guinea Ecuatorial fuera una carretera, tendríamos el mayor número de infracciones, porque los coches estarían circulando sin ningún orden, por todos lados y en todas direcciones”

El hecho de que se registren varios errores en el funcionamiento político, social, económico, cultural, etc, de la sociedad guineoecuatoriana, es fruto de ciertas actitudes, sujetas bajo el pretexto de que “así se ha venido haciendo” o “porque lo ha ordenado un superior jerárquico”, en muchos casos, de dudosa formación.

Un desorden total, y no es que el país no tenga recursos para salir de esta situación, es que estamos estancados en ideologías sociales erróneas basadas en irregularidades, donde la fuerza y el poder tienen autoridad sobre la ley y la inteligencia, donde nadie se ocupa de lo que debe, donde las decisiones inherentes al futuro del país surgen en reuniones de amigos bebiéndose una cerveza, si esto fuera una carretera, los coches estarían circulando por todos lados y a todas direcciones, sin ningún orden, y esto no es lo que quiere ni necesita aquel hombre de clase baja, que no va enchaquetado con coches grandes, no es lo que quiere aquella mujer que sale los 12 de octubre, 3 de agosto y 5 de junio de todos los años, con banderines, a las 05 de la mañana de su cama, para ir a aplaudir en los estadios del país, o en frente del palacio presidencial, no es lo que quieren. Es una realidad que está ahí, pero como estamos todos “drogados”, aparentamos satisfacción y preferimos bailar al son de la música, para no perder el pan.

Estamos inmersos en intimidaciones psicológicas, verbales o físicas, de forma que a veces el pueblo se ve condicionado a decir un SÍ, cuando piensa en un NO; tal es el caso del voto, que es aparentemente libre, pero hay que ver cómo los jóvenes que se adhieren a las filas del gran movimiento de masas, tienen puertas abiertas por todos lados, sólo con la condición de entrega, fidelidad y vigilancia en nombre del partido; cosa que no se pueden decir de los jóvenes que se aventuran en apostar por otra sensibilidad política, porque no tienen quien les redacte una carta de recomendación, con una antorcha poderosa de logotipo y esto, a todas luces, es injusto, pero como no está establecido oficialmente, siempre se puede tender a negar esta realidad.

Siempre se ha dicho que una cosa que comienza por error, acaba mal, y es lo que se está viviendo, se construyen infraestructuras, y luego se desgastan por falta de mantenimiento, ejemplos claros como la famosa feria construida en la Avenida Hassan II de Malabo, por ocasión de la CAN (Gabón –Guinea Ecuatorial), hoy se ha convertido en un vertedero, las famosas viviendas de Malabo II, que en menos de 10 años de su construcción, algunas ya están inhabitables por goteras y grietas, y así,  el país está como está por la tendencia de ignorar y menospreciar todo indicio de sensatez o inteligencia, los cargos decisorios del país están ocupados por personas, cuyos currículos académicos son un enigma, el tema de familiarismos, amiguismos y favoritismos está de moda, de ahí la creación de departamentos a lo loco, todo el mundo quiere integrarse, y para hacerlo, hay que pailar al son de lo ilógico, al son de la fuerza, y al son de la insensatez.

Por: Mira y Calla

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)