Yezmin Cabrera
Santo Domingo

YEZMIN CABRERALa búsqueda de un acuerdo para poner fin a la violencia de Siria, en la cumbre del G8, en Irlanda del Norte, no arrojó resultados. El presidente estadounidense Barack Obama y el presidente ruso Vladimir Putin, coincidieron en la necesidad de contener la violencia y buscar una solución política, pero no así, en la forma de conseguirlo .

Luego de que la Casa Blanca anunciara que tenía pruebas de que el régimen de Al Asad empleó armas químicas contra sus oponentes, anunció que armaría a los rebeldes, pues se había cruzado la línea roja establecida por el presidente Obama .

Sin embargo, no especificó el tipo de material bélico, ni las cantidades, ni los plazos para su entrega. Lo que indica que el objetivo de armarlos es fortalecerlos, no así garantizar su victoria .

Asimismo, se discute la posibilidad de dar un paso más con el establecimiento de una zona de exclusión aérea .

Hay cierto apoyo de algunos países europeos para algunas medidas, pero para otras no, o ponen condiciones que saben son imposibles de conseguir .

Rusia, de su lado, condena la decisión de armar a los rebeldes, y con su poder de veto se niega a autorizar a la ONU para establecer un espacio de exclusión aérea .

Mientras continúa armando al régimen .

siria

Difícilmente Obama pueda convencer a Putin de que cambie de opinión con su poco convincente argumento de que el régimen de Asad finalizará antes o después, y una intervención de la comunidad internacional ahora permitiría a Rusia posicionarse mejor en relación a Siria, en el futuro .

Rusia ve en Siria la oportunidad de recuperar la influencia internacional de su país. Tiene allí su única base militar en el exterior, y su autoridad sobre este país le permite seguir siendo un factor relevante en Oriente Próximo .

Aun más difícil será la tarea de que ambos líderes se pongan de acuerdo sobre las condiciones para celebrar la conferencia de paz acordada el mes pasado. La condición de que Asad dimita y no pueda jugar ningún papel político en el futuro de su país es la mayor traba. Parafraseando a Jeremy Shapiro -anterior diplomático estadounidense en Siria- uno firma la paz con sus enemigos, no con sus amigos .

Es evidente que Occidente emplea una política basada en la moral más que en los compromisos reales que deben asumirse para solucionar el conflicto. Se im- pone la moralpolitik sobre la realpolitik, obviando las complejidades de la Guerra Civil. Además, será muy difícil negociar de forma ventajosa bajo las actuales circunstancias en las que el Ejército sirio ha mejorado su posición en el campo de batalla, con el apoyo cada vez más fuerte de Irán y la milicia libanesa Hezbolá .

EEUU tendría que aplazar la fecha para reequilibrar la situación militar .

El principio de no negociar desde una posición débil es tal vez parte del cálculo que hace EEUU para armar a los rebeldes. De este modo, en el futuro, con fuerzas bélicas más parejas, obtener mejores resultados .

 LOS EUROPEOS DIVIDIDOS SOBRE CONFLICTO SIRIO 
Mientras Gran Bretaña y Francia apoyan el envío de armas a los rebeldes, Alemania pide contención .

Sobre el establecimiento de una zona de exclusión aérea, Francia y Alemania requieren que sea aprobada por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y el Reino Unido que se imponga sin conocerse en esta instancia, y no descarta una intervención militar con una coalición de países

Fuente;http://www.listindiario.com/la-republica/2013/6/22/281702/Siria-en-el-ajedrez-de-las-potencias

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)