Este martes 11 de febrero una decena de uniformados se personaron en las inmediaciones de la vivienda del expresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Juan Carlos Angue Ondo, en Malabo con el propósito de detenerlo sin orden judicial con la que llevar a cabo dicha operación.

Tras la arbitraria intervención de los cuerpos de seguridad que forcejearon la puerta de la valla para entrar en el recinto privado del exmagistrado, los embajadores de España y Estados Unidos en Guinea Ecuatorial, Guillermo López Mac-Lellan y Susan Stevenson acudieron rápidamente a la residencia del expresidente de la CSJ para interesarse por los hechos y evitar su arresto injustificado. Por lo pronto, Juan Carlos Angue Ondo ha sido citado, por orden del Gobierno, este miércoles 12 de febrero a las 11 horas ante la gendarmería para tomarle declaración.

Este operativo coincide un día después con la fecha en la que el tribunal de apelación de París ratificara las penas impuestas en 2017 al vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang Mangue por corrupción, blanqueo de capitales y malversación de fondos públicos. Además, como ya lo adelantó el mes pasado Diario Rombe, esta intervención empezó a gestarse el mismo día que la madre de Juan Carlos Angue Ondo, Purificación Angue Ondo, fuera cesada como Embajadora de Guinea Ecuatorial en España y que su hermano, Miguel Anguel Ondo Angue fuera nombrado Embajador de Guinea Ecuatorial en Rusia el pasado 17 de enero.

En este sentido, es preciso recordar que durante la misma noche en la que las autoridades publicaban los decretos de cese y nombramientos, prohibían a Juan Carlos Angue Ondo abandonar el territorio ecuatoguineano. Según fuentes confirmadas, los allegados de Angue Ondo informaron a las legaciones diplomáticas del incidente emplazándoles a intervenir en una hipotética detención y así sucedió.

Ante todo este accionar estatal que se viene desarrollando entorno a lo que ya denominamos “La purga de los Obuk contra presuntos golpistas” cabe hacerse una serie de preguntas que saltan a la luz por lo intrusivo e imprevisible de los operativos y que lanzamos como reflexiones a nuestros lectores, que también son, cómo no, los protagonistas de todo lo aquí expuesto.

  • ¿Cuál es el sentido de la intentona represiva contra Juan Carlos Angue Ondo cuando lleva varios meses cesado de su cargo y residiendo en Malabo a merced de sus adversarios, especialmente de Juan Olo Mba Nse, Salvador Ondo Ncumu, David Nguema Mba y Nicolas Obama Nchama?

  • ¿Cuánto es el nivel de influencia de Purificación Angue Ondo dentro del régimen de Guinea Ecuatorial, para que Teodoro Obiang Nguema necesite calmar los ánimos, primero, cesándola en el cargo de Embajadora de Guinea Ecuatorial en España y posteriormente nombrando a su hijo, Miguel Ángel Ondo Angue Embajador de Guinea Ecuatorial en Rusia mientras trama detener a su otro hijo, Juan Carlos Angue Ondo?

  • ¿Qué amenaza significa para el régimen de Guinea Ecuatorial tener en libertad al expresidente de la Corte Suprema de Justicia y para el más que previsible proceso de sucesión que se traen entre manos con Teodoro Nguema Obiang Mangue?

Mientras no se den respuesta a estas preguntas seguiremos persiguiendo la verdad porque sin preguntas no hay respuestas y sin respuestas no hay reparación, solo queda la impunidad.

Finalmente el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Juan Carlos Angue Ono no acudió a la gendarmería para ser interrogado por las autoridades del Ministerio de Defensa.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)