La multiculturalidad reina en LaLiga Santander con 47 nacionalidades presentes en la temporada 2019-20 entre los más de 400 futbolistas inscritos. África jugará un papel importante, ya que la competición cuenta con 24 jugadores africanos. Ansu Fati, guineano de nacimiento y recientemente nacionalizado español, está siendo el más destacado en este primer tramo del curso.

Globalización al poder. Desde que la ley Bosman entrase en vigor en Europa, la multiculturalidad es el denominador común de todos los vestuarios de Primera División. En total, son 47 nacionalidades las que juegan actualmente en Primera, de las cuales hasta ocho nos hacen viajar hasta el continente africano. Lidera la clasificación Ghana, con siete futbolistas, y le siguen en segundo lugar Marruecos y Nigeria, cada país con cuatro. Un poco por debajo aparecen Camerún y Senegal que aportan tres, mientras que Guinea Bisau, Togo y Costa de Marfil tienen todos un representante. De todos, el Leganés es el equipo con más africanos al contar en nómina con tres, los nigerianos Kenneth Omeruo y Chidozie Awaziem y el marroquí Youssef En-Nesyri.

Fati, ¿el nuevo Eto’o?

«Samuel Eto’o – Inter Mailand» by Steindy [CC BY-SA 3.0]

Entre este listado un nombre sobresale por encima del resto, el de Ansu Fati. Con solo 16 años, el extremo se ha hecho un hueco en la primera plantilla del Barcelona llamando la atención de todos por su gran desparpajo con el balón. En ausencia de Leo Messi, ha tirado del carro y lideró el ataque culé, como sustentan los números. Es el tercer máximo goleador del equipo con dos tantos tras Luis Suárez (4) y Antoine Griezmann (3), por lo que se ha ganado un papel más importante del que se esperaba en pretemporada.

Hace unos meses más de uno se lo imaginaba disputando la Copa África en 2021, pero la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha movido ficha, porque ha acelerado el proceso de nacionalización y ya ha recibido la primera llamada por parte de la sub-21. De hecho, si sigue en la línea actual, Robert Moreno, seleccionador nacional por España, no descarta citarle para la próximo Eurocopa. Dicho de otra manera, podría ser una de las jóvenes promesas a seguir en el torneo de fútbol a través de la retransmisiones en directo, como lo está siendo en la presente campaña de LaLiga. Su mera presencia elevaría las opciones de España de llegar lejos y aspiraría, por tanto, con más argumentos al trofeo, uno que ganó por última vez en 2012.

Tiene todo para ser algún día el mejor africano de LaLiga. Dicho rol lo ostenta en la actualidad Samuel Eto’o. Es más, el camerunés está considerado por la prestigiosa revista France Football como el segundo de la historia de África solo por detrás del también delantero George Weah, quien desarrolló la mayor parte de su carrera entre la Ligue 1, la Serie A y la Premier League. Eto’o triunfó en el Barça, con el que llegó a conquistar, entre otros títulos, tres correspondientes a LaLiga (2005, 2006 y 2009) y dos a la Champions League (2006 y 2009). Fati aún no ha estrenado su palmarés, pero está en el lugar adecuado para superar los registros de Eto’o.  

En pocas palabras, África brilla de nuevo en LaLiga. Lo hizo en el pasado con Eto’o y ahora con Fati, quien se está mostrando como el africano más en forma entre los 24 que empezaron el campeonato.

Dejar un comentario

  • (not be published)