Susana Milagrosa Epichi, de 57 años, es oriunda de Rio Campo (Guinea Ecuatorial). Una abuela que, desesperada por el estado de salud de su nieta de 9 años, grabó un vídeo en el que aparece solicitando urgentemente ayuda a las autoridades ecuatoguineanas y a la sociedad civil para que intercedan por su nieta que padece de una “parálisis cerebral total”.

Margarita Ondo Mapane

Soy la abuela de esta niña que se llama Margarita Ondo Mapane. Por favor, pido ayuda a mis hermanos guineanos por la situación en que me encuentro con mi nieta”. Así inicia el relato de Susana, que ha conseguido captar la atención de algunos internautas de buena fe que se han volcado con ella para pedir al gobierno su intervención.

Según la propia abuela, “Margarita Ondo Mapane, sufre esta discapacidad desde los 6 meses de nacer”. Cuando cumplió los 3 años, sus padres preocupados por el avance de su discapacidad agotaron todos sus ahorros para llevarla a la Clínica privada Virgen de Guadalupe en Malabo donde les comunicaron que no disponían de la tecnología necesaria para diagnosticar la enfermedad de Margarita. Después recurrieron al Hospital Clínico La Paz de Malabo donde los médicos, basándose en “su propia experiencia” (sin haber realizado pruebas específicas para diagnosticar la enfermedad), concluyeron que Margarita Ondo Mapane, nacida en 2011, padecía de una parálisis cerebral y les recomendaron someterla a un tratamiento de rehabilitación en el Hospital General de Malabo.

Con todo, no sólo no han tenido la posibilidad de que un médico evaluase durante su crecimiento los signos y síntomas de la niña que ha ido empeorando a lo largo del tiempo, sino que “no le han realizado las pruebas que se realizan para estos casos para hacer un diagnóstico y así descartar otras causas posibles” comenta un familiar a Diario Rombe.

Al parecer, la enfermedad que le fue diagnosticada en el Hospital General de Malabo no concuerda con las pruebas realizadas en las diferentes clínicas privadas de Guinea Ecuatorial, donde algunos certifican que, la niña podría tener “un problema en la columna vertebral” y necesitaría ser operada en el extranjero. Lo cierto es que los niños que padecen de estas enfermedades requieren cuidados a lo largo de su crecimiento, seguimiento del que no se ha podido beneficiar Margarita debido a la falta de medios económicos.

Además, el tratamiento para la rehabilitación de Margarita Ondo Mapane se convirtió en un dolor de cabeza para la humilde familia. En 2017 iniciaron los tratamientos de rehabilitación en el Hospital Público de Malabo donde cada tratamiento cuesta 2000 Cfa. Los padres sólo pudieron costearlos hasta que se quedaron sin trabajo en 2018.

En diversos intentos desesperados por mejorar el estado de Margarita, los familiares intentaron llevarla a la República de Camerún para buscar un tratamiento tradicional por recomendación de los propios médicos de Guinea Ecuatorial quienes les dijeron que la enfermedad que padece la niña no se puede tratar en el país y habría que trasladarla al extranjero, concretamente a Europa.

Más tarde, tal y como hacen muchas familias de escasos recursos, optaron por llevarla a un curandero cuando ya no tenían medios para poder seguir pagando el tratamiento de rehabilitación.

Al finalizar el vídeo, Susana Milagrosa Epichi apela a la solidaridad de las personas y deja unos números de teléfono (+240 222 22 96 71) donde quien desee puede comunicarse con la familia de Margarita).

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)