Por Consta Nguema Mansogo

Cuando aún estaba trabajando en Guinea, un amigo mío americano, me pidió que le llevara a tomar las bebidas tradicionales de Guinea Ecuatorial, en aquellos tiempos, no sé si aun existe, había cerca del mercado de Fishtown un lugar abierto, donde se consumía Malamba.

Una tarde, cogí a mi amigo y lo llevé al mercado de Fishtown donde se consumía Malamba y empezamos a tomar, pasados unos 30 minutos, mi amigo empezó a notar síntomas de alguien que había tomado demasiado, a lo que me dijo, me gusta la bebida típica de vuestro país, pero tiene un solo problema, uno no sabe cuanto alcohol consume.

La razón por que la he querido traer este tema a colación es porque hace unos días el gobierno de mi país encabezado por el Viceministro de sanidad, lideró una delegación que viajó hacia Madagascar para traer un producto llamado COVID Organics, hecho a base de plantas medicinales típicas de esta preciosa isla del océano Indico, particularmente la artemisia.

En las palabras del joven investigador Dr. Munyangi, fabricante del milagroso medicamento, este brebaje es la cura y el antídoto para la prevención de los estragos que causa en el cuerpo el COVID 19.

Vicemnistro de Sanidad de Guinea Ecuatorial y el Ministro de Interior Malgache

Ayer, muchos jefes de estado africanos, organizaron una videoconferencia donde se abordaba el tema del COVID 19 y en particular el medicamento que había inventado el Instituto Malgache De Ciencias y unos de sus investigadores, el Doctor Muyangi. Una de las intervenciones que me llamaron la atención por sus acertadas palabras fueron las del presidente de Senegal, Macky Sall, quien felicitó a su homologo malgache por el descubrimiento, y que apeló a los demás jefes de estados a “encontrar soluciones africanas a los problemas africanos”.

Es importante que los gobiernos africanos usen debidamente los recursos humanos y naturales que tienen para afrontar sus desafíos. En los Estados Unidos y en muchos países europeos, existe una gran cantidad de científicos africanos en instituciones educativas de alto prestigio, pero la queja que tienen todos es la misma, no pueden trabajar en África porque no se les da las condiciones ni los incentivos económicos necesarios o idóneos para que pueden desarrollar sus conocimientos. Por tanto, por un lado, debemos todos felicitar al gobierno de Madagascar por disponer de un verdadero Instituto Científico y Tecnológico, capaz de hacer investigaciones médicas.

Quiero subrayar aquí, que es vital que los gobiernos africanos inviertan más en la investigación y en la ciencia y utilicen los recursos humanos que tienen para que en África no vuelva a existir la importación de vacunas y medicamentos de otras partes del mundo.

El Doctor Muyangi, descubridor del COVID Organics, no es cualquier persona, es Diplomado en Medicina de la Universidad de Kinshasa, tiene una maestría en Biotecnología de la Universidad de Paris, y otra de la Universidad de Otawa. Por tanto, tienen los conocimientos adecuados, para hacer descubrimientos de este calibre, cuando dispone del material, los recursos y las circunstancias idóneas para conducir tales exploraciones. Sin embargo, lo que no se ha explicado a los podemos cuestionar todo descubrimiento científico, es si este COVID Organics, ha pasado por el desarrollo de las pruebas idóneas, para que pueda suministrase sin que haya efectos secundarios en la salud de los consumidores.

En los Estados Unidos, por ejemplo, las vacunas y los medicamentos están obligados a atravesar unas secuencias y procesos obligatorios con el fin de controlar la calidad de los medicamentos para asegurar el bienestar de los ciudadanos. Esta Supervisión cae bajo el paraguas del FDA, la agencia encargada de la Administración de Drogas y Alimentos. En al Unión europea por otro lado, la Agencia Europea de Medicamentos, es la encargada de regular las vacunas y las medicinas. En el contexto global, la Organización Mundial de la Salud tiene la responsabilidad de velar por la administración y la seguridad de los medicamentos y las vacunas.

Varios gobiernos del mundo han adoptado las regulaciones emanadas de las OMS. Las etapas en el desarrollo y las pruebas de vacunas y medicamentos pasan por, la exploración, prácticamente es la fase de investigación donde los científicos y académicos identifican en el caso de las vacunas los antígenos que ayudan a prevenir o curar una cierta dolencia. Después, pasan a la fase clínica, donde se usan las pruebas en animales, especialmente ratones para evaluar la seguridad de la vacuna. Después la vacuna o el medicamento pasa por tres fases de pruebas de ensayos en humanos, para estudiar con mucha mas profundidad el impacto de la medicación o la vacuna en los humanos. Y luego, finalmente, se procede a la aprobación de la vacuna o el medicamento.

Incluso después de su aprobación, se sigue haciendo una vigilancia posterior hacia los efectos de la medicación. Todos estos ensayos y vigilancia tienen el objetivo de analizar y estudiar los efectos adversos en los pacientes, identificar algunos factores importantes de riesgo, en definitiva, cerciorarse de la seguridad de la vacuna o el medicamento. Son pruebas meticulosas que se ejercen para proteger la salud de los consumidores. Es cierto que, vivimos ante una pandemia que ha causado muchas muertes en el mundo, y en tiempos desesperados se requiere medidas desesperadas, pero también es totalmente importante que el Instituto Malgache descubridor del COVID Organics, informe a los consumidores, especialmente a los gobiernos de los países africanos, si este medicamento pasó por este riguroso procedimiento científico importante para la protección de la salud de aquellos que vayan a consumir este remedio. El Dr. Muyengi debe informar al mundo, los componentes de esta medicación, y asegurarnos de que condujo los ensayos clínicos necesarios, para que este medicamento pueda ser administrado a la población.

Diario Rombe
Si quieres compartir información sensible o enviar documentación para su investigación y posterior publicación, contacta con nosotros: Email: [email protected] Telf o Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)