Adolfo Suárez será despedido con los máximos honores y para ello el Gobierno pondrá en marcha, por segunda vez en la democracia, el ceremonial fúnebre del Estado previsto para los expresidentes del Ejecutivo. Todo se ha preparado teniendo en cuenta la voluntad de la familia. La Catedral de Santa María la Real de la Almudena, de Madrid, acogerá el funeral de Estado en memoria del expresidente del Gobierno, que se celebrará el lunes 31 de marzo a las 19 horas y que contará previsiblemente con la presencia de la Familia Real, las altas autoridades del Estado, la familia Suárez y los representantes de los distintos sectores de la sociedad nacionales e internacionales.

La organización de los actos corresponde a Presidencia del Gobierno, según el Real Decreto 684/2010, que establece los honores militares y los honores fúnebres militares que se deben rendir a las personalidades. En principio, se seguirá el mismo protocolo que se puso en marcha tras el fallecimiento de Leopoldo Calvo-Sotelo, que fue el segundo presidente de Gobierno de la Democracia (desde febrero de 1981 a diciembre de 1982) y el primero que falleció.

Pero habrá matices: el cariño que los ciudadanos le tienen a Suárez, y que quedó patente tras las largas colas de casi cuatro horas para acceder a la capilla ardiente del Congreso, obligará a la organización a permitir que accedean más autoridades y medios al templo. La ubicación y emplazamiento de los invitados seguirá las normas de precedencia que marca el protocolo, recogidas en el Real Decreto 2099/83. La familia ocupará, a su vez, un lugar privilegiado en el templo, situándose en las primeras filas de la parte izquierda del pasillo central de la Almudena. El cardenal arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, será quien oficie el funeral de Estado que estará presidido por los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, que ocuparán un lugar destacado junto al libro de los evangelios.

Detrás de ellos, los Príncipes de Asturias y el resto de la Familia Real. También en los primeros bancos de la Catedral y del lado del Evangelio, se situará el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a las altas autoridades del Estado: los presidentes del Congreso y del Senado, presidente del Tribunal Constitucional, el del Consejo General del Poder Judicial. Junto a ellos, la vicepresidenta del Gobierno y los ministros.

Le seguirán los expresidentes de Gobierno, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero. Detrás, según establece el protocolo, se situarán los presidentes de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, el jefe de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y otras autoridades institucionales, representantes de los partidos políticos o miembros del consejo de Estado. Las delegaciones internacionales seran emplazadas segun orden protocolario.

Entre los confirmados esta el secretario de la Marina de los Estados Unidos Ray Mabus, El Presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang con una alta delegacion y el representante del Emir de Qatar entre otros. Todos deberán acudir de riguroso luto y, previsiblemente, este funeral de Estado no estará abierto al público.

Fuente: Prensa Española,,,

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

2 Comentarios to: Adolfo Suárez será despedido con los máximos honores

  1. sipopo

    marzo 30, 2014

    Viva España .. ! Y viva la dictadura..! Por el dinero baila el perro.

    Responder
  2. democracia

    marzo 30, 2014

    Si Adolfo Suárez, se levantara y ve al DICTADOR OBIANG en su funeral, creo que se moriría otra vez.

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)