Portada » Alfonso Nsue Mokuy » La policía tortura, desnuda y maniata públicamente a un supuesto delincuente en Lamper

La policía tortura, desnuda y maniata públicamente a un supuesto delincuente en Lamper

La policía tortura, desnuda y maniata públicamente a un supuesto delincuente en Lamper

La policía tortura, desnuda y maniata públicamente a un supuesto delincuente en Lamper

Recordamos aquel título honorifico de Notable Embajador Internacional que la Red Internacional de Conferencistas, bajo la influencia de CEDEPU, otorgó el pasado mes de septiembre de 2016 a Alfonso Nsue Mokuy, Viceprimer Ministro Encargado de Derechos Humanos por “su continuado trabajo en defensa de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial”.

Desconocemos los méritos realizados por el Viceprimer Ministro para merecer tal premio de organizaciones -cabe recalcar- de dudosa credibilidad, cuando se sabe que Alfonso Nsue Mokuy es totalmente consciente de la falta de respeto a los Derechos Humanos que existe en Guinea.

Durante una conferencia de prensa concedida por Nsue Mokuy en la legación diplomática de Guinea Ecuatorial en París, en el mes de octubre de 2015, este mismo expresó: “invitamos a todos los extranjeros que viajen a Guinea Ecuatorial para conocer la situación real de los Derechos Humanos”, añadiendo que, “hemos suprimido la tortura y el trato inhumano de las personas detenidas”.

El material que Diario Rombe ha obtenido sobre las 10 de la mañana demuestra claramente lo contrario a las declaraciones de Alfonso Nsue, uno de los principales colaboradores de Obiang Nguema, pudiéndose observar el trato inhumano del que son objeto unos supuestos delincuentes acusados de haber robado un bien no identificado.

En el operativo de detención, los efectivos de la seguridad, fuertemente armados, cortaron las calles para detener a los sujetos en su intento de escape y según testigos presenciales, “propinaron a uno de los delincuentes una brutal paliza y lo maniataron como un animal”. De igual forma, los militares amenazaron a los detenidos adivirtiéndoles de los golpes que aún debían recibir en la cárcel. Todo este incorrecto operativo fue inmortalizado por la multitud de gente que presenció los hechos.

Francamente en situaciones como éstas, no se puede adoptar una postura ambigua. La violencia física y psicológica presente en los eventos mencionados, debe ser repudiada y condenada de manera firme y decidida. Porque en efecto, la forma de actuar de las fuerzas que hacen cumplir la ley, debe apuntar al orden en la base de la convivencia y ser por ello ejemplificantes. Estas directrices no son comprendidas por Teodoro Obiang, con su medieval llamado a cortar el tendón a los delincuentes, que no aporta en lo más mínimo a construir un país, al contrario, sólo mantiene a la sociedad en penumbras, con todo este mal entendimiento de justicia y sociedad.

Es paradójico que siempre se defienda todo tipo vicio político, social y/o cultural con el emblema del Panafricanismo y el derecho a Guinea Ecuatorial a no ser intervenida por países occidentales, pero a la vez se busca el respaldo de los mismos occidentales, a través de organizaciones como CEDEPU, para defender aquello que no posee línea argumentativa posible.

Podemos identificar el perfil de los individuos y entidades afiliadas por el Régimen en el historial de esta agrupación chilena, reconocida en su país de origen como fraudulenta por ofrecer títulos sin ninguna validez académica y estar vinculada al establecimiento educativo, Universidad La República, acusado de estafar a sus alumnos.

CEDEPU ya no se desenvuelve más en Chile -por el reconocimiento público de sus faltas legales- y busca explotar otros países, en este caso el nuestro, para obtener a toda costa y sin ninguna ética, su objetivo final -el rédito económico de parte de la Dictadura-, mientras los guineanos son obligados a vivir en una sociedad donde la violencia es impuesta como norma desde la autoridad y la hipocrecía de nuestros diplomáticos niega esta realidad ante la comunidad internacional en forma tajante, con el respaldo de mercenarios de los derechos humanos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor