El Partido Popular aportó fondos de su contabilidad B a la campaña electoral de Severo Moto, dirigente de la oposición de Guinea Ecuatorial, según el testimonio aportado por Luis Bárcenas al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz.

Las buenas relaciones entre el PP de José María Aznar y Severo Moto han quedado acreditadas en múltiples ocasiones en el pasado hasta el punto de que existen sospechas bien fundadas sobre el apoyo del Gobierno de Aznar al fracasado golpe de Estado de 2004 contra el dictador Obiang Nguema. Moto era la persona que un grupo de mercenarios pretendía poner en el poder en Guinea Ecuatorial con la intención de que sus patrocinadores se beneficiaran de sustanciosos contratos con el nuevo Gobierno.

Severo Moto fue condenado a una pena de seis meses de prisión en enero de 2013 por intentar enviar armamento a su país cinco años antes. El fiscal pedía al principio dos años de prisión, pero llegó a un pacto con la defensa para que Moto reconociera los cargos y aceptara esos seis meses, lo que le permitió no ingresar en prisión. Las armas eran dos fusiles, una pistola y munición, y estaban en un coche que iba a ser transportado a Malabo en barco para ser desguazado allí.

Moto había sido detenido por este caso en 2008 cuando ya no gobernaba el PP. Durante la época de Zapatero, sus relaciones con el Ministerio de Exteriores y los servicios de inteligencia fueron mucho más problemáticas. En 2005, el Gobierno le quitó la condición de asilado político, aunque Moto consiguió recurrir con éxito ante el Tribunal Supremo.

Años antes, su situación era mucho más desahogada gracias al apoyo del Partido Popular. Si bien el PP financió la actividad política de su partido, según desveló Bárcenas, lo cierto es que sus posibilidades de arrebatar el poder a Teodoro Obiang Nguema por vías políticas eran muy reducidas. Cualquier amago de apertura quedaba siempre anulado ante la evidencia de que la dictadura de Obiang nunca aceptaría compartir el poder con la oposición.

Fue entonces cuando surgió la posibilidad de utilizar la violencia para acabar con el régimen. En marzo de 2004, 50 hombres armados fueron detenidos en el aeropuerto de Harare, en Zimbabue, cuando se dirigían a Guinea Ecuatorial con la intención de derrocar a Obiang. Les dirigía Simon Mann, un muy conocido mercenario británico, con estudios en Eton, experiencia militar en las fuerzas especiales británicas y participación, ya con su propia compañía, en las guerras de Angola y Sierra Leona.

El plan que Mann no pudo culminar consistía en trasladar a Severo Moto en avión desde España para que se hiciera con el poder. Las personas que financiaron el golpe –entre las que estaba Mark Thatcher, hijo de la exprimera ministra británica– pretendían obtener a cambio contratos en las explotaciones petrolíferas y de gas. Los mercenarios dijeron contar con el apoyo del Gobierno de Aznar, algo desmentido por el Ministerio de Exteriores.

En el juicio que le condenó a una larga estancia en prisión, pero también cuando fue liberado por Obiang y regresó a su país, Simon Mann confirmó que los Gobiernos de España y Suráfrica dieron su visto bueno al golpe en enero de 2004, dos meses antes de que se pusiera en marcha la operación. El Gobierno de Aznar estaba dispuesto a reconocer al nuevo Gobierno al día siguiente del golpe e incluso a enviar policías militares para mantener el orden.

Otro testimonio de una persona implicada en la preparación de la operación militar coincide en destacar el apoyo de Aznar y el PP al golpe. El piloto Crause Steyl comentó después que las autoridades españoles le permitieron a él y a Moto volar de vuelta a España tras el fracaso del golpe sin los documentos necesarios.

Fuente: http://www.eldiario.es/politica/PP-Severo-Moto-Guinea-Ecuatorial_0_154334776.html

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Un Comentario to: Bárcenas ” El PP financió la campaña de Severo Moto”

  1. julio 21, 2016

    El PP tuvo a sueldo al Opositor Severo Moto Nsa

    Severo Moto, el opositor guineano que ostenta el récord de acusaciones de participación en intentonas golpistas contra Teodoro Obiang Nguema, estuvo a sueldo del PP durante cuatro años, además de recibir financiación procedente de la caja B del partido para las elecciones de 1993, según dijo Luis Bárcenas en su última declaración ante el juez Pablo Ruz, a quien documentó las entregas en negro con un recibí.

    Moto, líder del Partido del Progreso (PP) de Guinea Ecuatorial y gran admirador de José María Aznar, con quien compartió durante años ideología y contactos políticos, cobró una asignación mensual del PP español entre 1994 y 1997, según la contabilidad A del partido que obra en el sumario de los papeles de Bárcenas, aportada por el Tribunal de Cuentas.

    El opositor guineano, que aceptó este año una condena de conformidad del Tribunal Superior de Justicia de Valencia por intentar enviar armas y munición a su país desde el puerto de Sagunto en 2008, comenzó a cobrar 117.000 pesetas mensuales del partido de Aznar desde junio de 1994 –antes, ese mismo año, se le abonaron algunos gastos–; siguió cobrando una cantidad similar los doce meses de 1995; se le subió la asignación a 122.353 pesetas al mes en 1996; y cobró los cinco primeros meses de 1997 unas 125.000 pesetas mensuales.

    En total, según la contabilidad A del PP que maneja el juez Ruz, cobró unos 4,2 millones de pesetas, es decir, unos 25.300 euros. También se le pagaron los gastos de un viaje a Estados Unidos en noviembre de 1994.

    Poco antes de que comenzará a recibir estos pagos periódicos reflejados en la contabilidad oficial del PP, Moto y su partido percibieron dinero de la Caja B para la campaña electoral de los comicios que se celebraron en Guinea Ecuatorial en 1993, y que Obiang trató de vender ante la opinión pública como una apertura democrática del régimen.

    Según un recibí aportado por Bárcenas al juez en la abundante documentación que le facilitó el pasado 15 de julio, cuando asumió la contabilidad B y la autoría de los denominados “papeles de Bárcenas”, se señala, en un papel escrito a bolígrafo azul, “he recibido la cantidad de 200.00 pesetas para entregar a Severo Moto y Justino Mba”, más una firma y una fecha: 30 de julio de 1993.

    Poco antes, el 23 de marzo de 1993, precisamente Moto y Mba se reunieron con José María Aznar en la sede central del PP en la calle Génova, de Madrid. Aznar era entonces presidente del partido conservador y líder de la oposición parlamentaria al Gobierno del socialista Felipe González.

    El motivo del encuentro fue el ‘padrinazgo’ por Aznar de una declaración de unidad de las formaciones que lideraban entonces Moto y Mba, respectivamente, el Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial, y la Unión Popular de Guinea Ecuatorial, para dar lugar a un solo partido: el Partido Popular del Progreso de Guinea Ecuatorial. Moto y Mba, que pronto recibirían las ayudas en B del Partido Popular, se estrecharon la mano ante la prensa con Aznar sonriendo en medio entre ambos.

    En 2004, Severo Moto fue relacionado con un espectacular golpe de Estado que se preparaba en su país por una cincuentena de personas lideradas supuestamente, entre otros, por un hijo de Margaret Thatcher y varios mercenarios, con algunos de los cuales Moto coincidió en esas fechas en un hotel de Canarias. Se dijo que el objetivo era que, una vez que el golpe triunfase, Moto volase en avión a Guinea para hacerse cargo del país, y se lanzaron informaciones de que el Gobierno español veía con buenos ojos el golpe. Dos fragatas españolas navegaron cerca de Guinea en aquellas fechas, aunque el Ministerio de Defensa dijo que era un viaje de rutina en dirección a Canarias.

    Moto, que lideró unos años un autoproclamado Gobierno de Guinea Ecuatorial en el exilio, ha tenido problemas internos en su partido, que en 2012 le suspendió cautelarmente de militancia argumentando que había convertido la formación política en “instrumento de su megalomanía”. Ha estado 30 años al frente del Partido del Progreso, que Obiang ilegalizó en 1997.

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)