Por: Javier Fernando Miranda Prieto

Por lo menos una docena de rebeldes de la banda terrorista Boko Haram, fueron emboscados y asesinados ayer por la mañana por una columna de soldados de Camerún. Según la prensa camerunesa, que estuvo informando desde muy temprano esta acción militar de su ejército, los soldados de Camerún rechazaron el ataque de los yihadistas nigerianos y mataron a una docena de ellos, en un bien planificado operativo militar ejecutado por el Batallón de Intervención Rápida BIR, un casi desconocido grupo de élite del ejército camerunés. La acción se llevó a cabo en la ciudad de Bodo, una localidad situada no lejos de Fotokol, en el extremo norte del país, fronterizo con Nigeria. 11667378_1590726824525116_3388877709886158841_nEsta acción militar se realizó en horas de la madrugada y según fuentes militares, no hubo ninguna baja del lado camerunés. Este operativo militar llama la atención, porque el ejército de Camerún, no se ha distinguido precisamente por su eficiencia militar. Camerún gobernado por Paul Biya desde hace 33 años, dispone de un ejército de cuarenta mil hombres.

Pero son militares insuficientemente capacitados y escasamente equipados, en razón a dos motivos fundamentales: a la endémica corrupción de los generales cameruneses, que están acostumbrados a desviar buena parte de los presupuestos militares a sus bolsillos, y sobre todo a la desconfianza de Biya hacia los hombres vestidos de uniforme, lo que ha permitido, hasta ahora, evitar ser derrocado por un golpe de Estado. Por otra parte, Camerún, el otro aliado de occidente tiene un aparato militar de pacotilla, en comparación a sus vecinos africanos, como Chad o Nigeria.

Lo cierto es que este aparente ataque exitoso del ejército de Camerún, podría estar encubriendo las aspiraciones del presidente Biya, de aparecer en la foto de los vencedores de un hipotético triunfo militar contra la secta nigeriana. Esta lucha militar contra Boko Haram, sería la coartada perfecta para lograr otros intereses políticos.

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)