Según la vigente Constitución de Guinea Ecuatorial, surgida de la reforma promovida por el señor Obiang,  para ser elegido Presidente de la República, el candidato, entre otros requisitos, debe conocer y saber interpretar la Constitución, conocida también por Ley Fundamental. Tanto es así que el Presidente Electo, a la hora de jurar el cargo, debe declarar respetar la Constitución. Es cierto que:

¿El presidente Obiang conoce y sabe interpretar su Constitución, la cual recoge el cargo de un Vicepresidente, cuando nombra como Vicepresidente Segundo a su hijo?.  

¿El presidente Obiang conoce y respeta la Constitución, cuyo artículo 1º reconoce el PLURALISMO POLÍTICO,  cuando prohíbe la legalización de más partidos políticos en Guinea Ecuatorial?

¿El presidente Obiang respeta el ordenamiento jurídico de la CPLP cuando aún mantiene en su legislación  LA PENA DE MUERTE, contrariamente al resto de países miembros de dicha Comunidad?

¿El presidente Obiang es esclavo de sus compromisos cuando, después de aceptar la convocatoria y celebración de la Mesa de Diálogo Nacional Incluyente, luego instruye a su Ministra de Justicia declarar que el gobierno de Guinea Ecuatorial no admitirá la legalización de más partidos políticos, y a su ministro del Interior boicotear las iniciativas de la Oposición participante en el DN?

El materialismo dialéctico,  aprendido durante la primera dictadura de once años del lenguaje del estado comunista de Corea del Norte, sigue vigente en en los COMUNICADOS del gobierno de Guinea Ecuatorial, en los cuales, lo que brilla es la MENTIRA y la prefabricación de ATENTADOS para crear confusión en la comunidad nacional e internacional que sigue de cerca su baile macabro.

Las apariencias engañan, porque el señor Obiang, con el cargo de Presidente Vitalicio que ostenta, al que debe sumarse los títulos de honoris causa que coronan su figura, no es otro personaje que un soldado integrante de la Guardia Colonial del Generalísimo Franco destacada en Guinea Ecuatorial en la época de la pre-independencia, cuya mentalidad no podrá erradicarse hasta su muerte, ya que no se aviene a abandonar el poder y prefiere morir con las botas puestas.

Para ello utiliza como rehenes a sus ministros para atropellar al pueblo y a la oposición en contra de sus propias convicciones. La ministra de Justicia, Evangelina Filomena Oyó, y el ministro del Interior, Clemente Engonga Nguema Onguene, conocen y saben interpretar la Ley de Partidos Políticos, pero… prefieren defender su pan en evitación de perder los cargos que detentan con toda amargura.

Un súbdito, y no ciudadano, víctima de la Dictadura Obianguemista

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)