Portada » Denuncias » Pérdida de control del Gobierno – ataque indiscriminado a ciudadanos guineanos

Pérdida de control del Gobierno – ataque indiscriminado a ciudadanos guineanos

Pérdida de control del Gobierno – ataque indiscriminado a ciudadanos guineanos

El pasado 28 de febrero de 2016 un grupo de militares dispararon contra el vehículo de un taxista de nombre Bokung Mba Okomo. Los hechos ocurrieron sobre las 14 horas y según los inquilinos de las viviendas sociales que se encuentran en frente de la sede de Sonagas, el taxista se encontraba de compras con su mujer a la altura de Sierra Mongola, dirección Punta Europa, para cuando se cruzaron con un vehículo pardo que llevaba a bordo unos israelitas escoltados por un vehículo patrulla.10269456_10204041677219802_6641152444778627702_n

Cuando llegaron a las inmediaciones de la autovía Ela Nguema, concretamente en frente del nuevo edificio que alberga la sede social de Sonagas, el coche de los israelitas y la patrulla militar que escoltaba a los mismos, adelantaron al taxista y abrieron fuego.

Los testigos presenciales han informado a Diario Rombe – «escuchamos 7 tiros y por suerte sólo alcanzaron los neumáticos y rozaron el depósito del vehículo del taxi».

Cuando el Sr. Bokung Mba Okomo bajó de su vehículo, los israelitas ordenaron a los militares que se fueran del lugar. El Régimen está preocupado y no se fia de nadie, el cuerpo armado a su disposición, en gran parte conformado por extranjeros, tiene órdenes de fuego ante cualquier sospecha de lo que la misma Dictadura llama, una amenaza a la seguridad del Estado, lo cual no es otra cosa que un exacerbado miedo producto de las traiciones en las que han incurrido. Los ciudadanos se sienten inseguros, tienen miedo, sin embargo, eso no opaca el sentimiento de la necesidad de liberación, al contrario, lo tácito de esta violencia no da cabida a dudas respecto al camino a seguir.

Cuando un país ha perdido a sus fuerzas armadas en su sentido primario -la defensa del pueblo- las cuales han sido reemplazadas por oportunistas de múltiples países que funcionan sin ley ni dirección alguna, sin ningún respeto ni cuidado para con la ciudadanía -tal como podemos ver en este caso-, es hora de organizar y restablecer nuestro ejército original para alcanzar el orden que nuestra patria debe tener, un orden y un sentido propulsado desde la necesidad de la gente, los habitantes de Guinea Ecuatorial, no sobre los gobernantes y sus vínculos con Israel u otra nación interesada en obtener lo que más pueda de nuestra tierra y luego desaparecer; sabemos que abandonarán el país cuando ya no haya más que extraer de él.

Antes que eso suceda, hay que lograr una coalición entre las células dispersas de nuestra disgregada identidad, tenemos que lograr esta unión y su consecuente reacción ante los ataques de los que somos objetivo y lo seguiremos siendo, aun teniendo una actitud pasiva.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido está protegido por derechos de autor