Por Migrañoza

Twitter: @migranoza

El gobierno de Guinea Ecuatorial mantiene en paradero desconocido al preso Alejandro Nguema Osa Nchama desde el pasado mes de junio cuando por última vez se tuvo noticias suyas. Este martes cumple su décimo aniversario en prisión. 

Según la información recogida por Diario Rombe a través de fuentes fidedignas, han transcurrido cinco meses desde que el desaparecido fue ingresado en el hospital general de Malabo para recibir asistencia médica por las lesiones y heridas de gravedad tras una brutal paliza recibida por parte del jefe de prisiones de la cárcel de Playa Negra, más conocida como Black Beach, una de las cárceles más peligrosas del mundo. 

Alejandro Nguema Osa Nchama postrado en la cama del Hospital General de Malabo después de la última tortura que le propinaron el 30 de junio 2020.
Alejandro Nguema Osa Nchama postrado en la cama del Hospital General de Malabo después de la última tortura que le propinó el administrador de la cárcel de Black Beach el 30 de junio 2020.

El estado de las heridas presentadas en el momento del ingreso y su drástica pérdida de movilidad indican que Alejandro Nguema permaneció varios meses sin un chequeo médico lo que derivó en el deterioro de su estado de salud. Aún no había terminado de recibir su tratamiento cuando repentinamente fue devuelto a las dependencias carcelarias y es entonces cuando se pierde su rastro. 

Sistema petinenciario corrupto y represivo 

Desde la propia cárcel el nuevo administrador asegura que Alejandro ya no se encuentra en Black Beach: “se le trasladó, pero yo no sé a dónde, soy el nuevo administrador y todo eso pasó antes de que yo estuviera en este cargo”. El anterior jefe de cárcel, Filiberto Ndong Envo, alias “Filiberto Tacataca”, autor de la paliza que envió a Alejandro al hospital, fue destituido por torturar a un militar presidiario hasta causar su muerte. Así ha pasado de ser carcelario a encarcelado a espera de juicio. 

Además de las torturas, violaciones y tratos degradantes contra los reclusos, la alternancia y el sicariato de la administración y sus funcionarios es un hecho habitual en Black Beach. Desde principios de año, cuando entrara como jefe de cárcel el alférez Filiberto Ndong Envo, Alejandro quedó privado del régimen de visitas estipulado en el reglamento penitenciario y las palizas y torturas se hicieron más frecuentes. 

Alejandro Nguema Osa Nchama 

Ingeniero agrónomo de profesión y natural de Mongomo (feudo político de Teodoro Obiang), Alejandro trabajaba en su proyecto de agricultura y ganadería “Asociación el Cayuco” en su poblado natal. La prosperidad de su modesto negocio despertó el interés del presidente de la república y su esposa quienes ordenaron la expropiación del proyecto pasando a ser propiedad de la primera dama. 

De esta manera, Alejandro terminó trabajando en la residencia privada de la familia presidencial en Mongomo donde construyó un campo de plantaciones, estanques de peces y diferentes proyectos que hoy llevan la firma de Constancia Mangue Nsue Okomo. En la actualidad, parte de la población ecuatoguineana se beneficia de los productos que proceden de estas granjas presidenciales. 

Detención arbitraria 

A mediados de 2010, al mismo tiempo que Alejandro se encontraba recibiendo un tratamiento médico para el que el propio Teodoro Obiang Nguema firmó una autorización con fecha del 13 de julio de 2010, tuvo lugar un episodio en el distrito de Mongomo en el que Isaac Nguema Ondo, más conocido como “Papi Isaac”, uno de los torturadores y criminales del régimen de Obiang, resultó herido de bala en el brazo izquierdo a manos de Tito Angó Osa, hermano menor de Alejandro Nguema. 

En una declaración escrita y firmada el 15 de junio de 2017 desde la prisión, Alejandro narra con detalle su detención y también explica que ni antes ni durante el enfrentamiento él residía en la misma vivienda con su hermano Tito, ni tampoco realizaban conjuntamente trabajos cotidianos. 

Condenado por un crimen que nunca existió 

El 24 de noviembre de 2010, Alejandro Nguema Osa Nchama fue juzgado y condenado por un tribunal militar a doce años de prisión menor en la causa sumarial N.º 30/2010 como “cómplice del delito de asesinato consumado”

Ni hubo “asesinato consumado”, prueba de ello es que en la actualidad Isaac Nguema Ondo está vivo y sumando crímenes a su historial delictivo junto a “Filiberto Tacataca”, este último cumpliendo órdenes del primero; ni nunca se demostró que Alejandro fuera “cómplice” de su hermano en el intento de asesinato de Isaac. 

Décimo aniversario en prisión 

Este mismo martes 24 de noviembre, Alejandro cumple diez años entre rejas por un crimen que no cometió. Desde entonces es un preso personal de Isaac Nguema Ondo, Director General Adjunto de la Seguridad Presidencial y de Operaciones, y por ende del régimen. La mayor parte del tiempo ha estado en la prisión de Black Beach, solo los primeros años los pasó en la cárcel de Bata. 

En más de una ocasión se ha solicitado sin éxito su libertad condicional ante el Ministerio de Defensa Nacional a pesar de que Alejandro ya ha cumplido más de la tercera parte de la condena, requisito indispensable para la aprobación de la condicional según el capitán general de la autoridad judicial. 

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)