Un informe de inspección de trabajo reveló en 2017 graves irregularidades en la empresa del auditor del gobierno

Un informe de inspección de trabajo reveló en 2017 graves irregularidades en la empresa del auditor del gobierno

A principio de mayo, Diario Rombe publicó una investigación periodística revelando cómo el Viceministro Encargado de Auditorías, Juan Aba Elo y Santiago Nve Nve, pagaban presuntamente sobornos a la Directora General Adjunta de EG LNG, Veronica Mikue Mba Eyang —esposa de Juan Aba Elo—, y un grupo de directivos de EG LNG como gratificación por adjudicar licitaciones a favor de Multi Business Center SL, popularmente conocido con el acrónimo de MBC S.L. La empresa Multi Business Center S.L se funda en agosto de 2005 ante el notario Pedro Nsue Ela con el número de protocolo 1.345, Santiago Nve Nve tiene el 33% de las acciones, Juan Aba Elo Nchama es el socio mayoritario con el 34% y el 33% restante pertenece a Ignacio Nsi Biko Etunu, alias Chiki Nene. 

Los presuntos sobornos servían también para que los directivos de EG LNG S.A miraran hacia otro lado, mientras estos directivos consentían graves deficiencias e incumplimientos en las obras realizadas, con el objeto de abaratar los costes de ejecución, y así poder repartir más dinero entre los miembros de la trama corrupta. Con estas presuntas prácticas corruptas, tal como reveló este periódico, al menos durante los años 2016, 2017 y hasta finales del año 2019, las petroleras norteamericanas que operan en Guinea Ecuatorial, adjudicaron contratos lucrativos a favor de la empresa del auditor del gobierno ecuatoguineano.

El departamento de Auditorías que dirige Juan Aba Elo Nchama fue creado por el dictador ecuatoguineano en el marco de la supuesta lucha contra la corrupción. El Viceministro de Auditorías rinde cuentas únicamente ante el Vicepresidente del Gobierno ecuatoguineano, Teodoro Nguema Obiang Mangue. A través del departamento de Auditorías, Teodoro Nguema Obiang Mangue selecciona a sus objetivos concretos para promocionar su lema contra la corrupción “la época de la corrupción en Guinea Ecuatorial ha terminado”.   

En la cuenta de twitter del Vicepresidente se han leído diferentes post publicitarios aludiendo a su supuesta imparcialidad en la lucha contra la corrupción, como dije desde el principio, no voy a dejarme llevar por familiarismo o favoritismos”. Sin embargo, las autoridades judiciales son selectas a la hora de enjuiciar y sancionar a los presuntos funcionarios corruptos cuando se trata de personas ligadas al vicepresidente ecuatoguineano como Juan Aba Elo. 

La empresa paralela

Durante el año 2016, periodo a partir del cual, Multi Business Center S.L (MBC S.L) empieza a ganar contratos para construir obras sociales, Juan Aba Elo y su socio, Santiago Nve Nve, se les ocurrió una peligrosa idea que les pasaría factura pocos meses después. Contactan con un empresario extranjero que en el momento de los hechos residía en Guinea Ecuatorial, proponiendo constituir conjuntamente una empresa que denominaron Malabo Business Center S.L, y que también utilizará el mismo acrónimo como la empresa inicial MBC S.L.

Llegados hasta este punto, habría que destacar unos hechos extremadamente graves, Multi Business Center S.L nunca pagaba ni declaraba sus beneficios ante la tesorería, “tampoco pagaban a la seguridad social las cuotas deducidas de las nóminas de sus trabajadores”. Y como siempre suele ocurrir entre presuntos delincuentes, la avaricia y la prepotencia hacen saltar por los aires el lucrativo negocio corrupto, y es a través de un trabajador de la empresa, que sintiéndose engañado al descubrir que no se está abonando al gobierno las cantidades retenidas en su nómina en concepto de Seguridad Social, Hacienda y PDGE,  decide comunicárselo al Instituto de la Seguridad Social ya que «el Director de Multi Business Center S.L.,  Santiago Nve Nve no quiere solucionarlo, ni pagar las cantidades deducidas y no ingresadas», declaró una fuente bajo condición de anonimato

La inspección de trabajo

Con el objeto de verificar el grado de cumplimiento de las normas laborales vigentes en el país, los inspectores de trabajo Gabriel Ndong Esono Oyono y Angel Erundino Ngomo Mba, se presentaron en la oficina de la empresa, Multi Business Center S.L (MBC S.L) situado en el lujoso complejo de chalet “Juver’s Complex” propiedad de Juan Aba Elo Nchama y su mujer, Veronica Mikue Mba Eyang. En la misma oficina también estaba establecida Malabo Business Center S.L (MBC S.L)

Por alguna razón inexplicable, los inspectores desconocían la existencia de Multi Business Center S.L (MBC S.L). El 13 de septiembre de 2017, los dos inspectores fueron recibidos por Santiago Nve Nve, administrador de los negocios del auditor del gobierno ecuatoguineano, Juan Aba Elo Nchama. Preguntado por las supuestas actividades de Multi Business Center S.L (MBC S.L),  astutamente Santiago Nve les dijo que allí operaba la inoperativa sociedad Malabo Business Center S.L (MBC S.L), y no Multi Business Center S.L (MBC S.L), con la clara intención de evitar que fuera sancionada, y acusada de morosa del gobierno la empresa del cerebro de la trama, el Viceministro Auditor Juan Aba Elo. 

En un claro intento de engañar, dijo que se trataba de una empresa cuyo objeto social consistía en la construcción de obras, “hacemos trabajos muy puntuales y casi siempre que tenemos una obra solemos contratar un personal por obra o por trabajo realizado, ya que no tenemos un contrato firma y de larga duración”.  Aquí el presunto testaferro del auditor del gobierno ecuatoguineano reconoce sin lugar a duda —al menos esto es lo que parece— que Multi Business Center S.L tenía trabajadores que prestaban servicios sin contratos. En un supuesto intento de tranquilizar a los inspectores, Santiago Nve alardeó que la inoperativa empresa, Malabo Business Center S.L (MBC S.L) “está muy bien documentada”, pero, prosiguió Nve Nve, “sólo que por ahora oficialmente tenemos una empleada como secretaria ejecutiva”. No era cierta está información facilitada a los Inspectores, Malabo Business Center jamás realizó ninguna actividad empresarial, estaba inoperativa, no tenía ni cuenta bancaria y jamás contrató a ningún trabajador.

Ante la existencia de numerosas contradicciones en las declaraciones de Santiago Nve Nve, fruto de una persona consciente de las irregularidades en las actividades de Multi Business Center S.L, los inspectores solicitaron tener acceso a los archivos y registros de la empresa que probase que Malabo Business Center S.L era una empresa que cumplía con los requisitos legales para operar. La única documentación que Santiago Nve Nve entregó a los inspectores fue el estatuto de creación con número de protocolo 1.765, autorizado por un notario de Malabo al que no se cita en el informe al que ha tenido acceso Diario Rombe. Pero ocultó deliberadamente a los inspectores la existencia de Multi Business Center S.L, la empresa clave en el entramado societario del auditor del gobierno a la que las petroleras adjudicaban contratos millonarios.

La sanción

En lugar de cumplir con las exigencias de los inspectores, Santiago Nve Nve prefirió resistirse y obstruir el trabajo de la inspección, tanto es así que, se negó a entregar la documentación solicitada como la lista de todo el personal clasificado en nativos y expatriados, sus categorías profesionales y sus salarios bases, así como, el decreto de establecimiento de Malabo Business Center S.L autorizado por la presidencia del gobierno. Según fuentes consultadas por este periódico, “entregarlos, sería poner en bandeja a Multi Business Center S.L, que era la empresa que aparecía en todos los documentos legales”

Respecto del resto de la veintena de documentos requeridos a Santiago Nve Nve, se negó a entregarlos, los inspectores revelaron que existían numerosas infracciones en las actividades de la inoperativa Malabo Business Center S.L. Y ante estas circunstancias, propusieron imponer una sanción económica de 2 millones de Fcfa a Malabo Business Center S.L (MBC S.L) a ingresar en las arcas del Estado. 

Teniendo en cuenta de las graves anomalías encontradas durante la inspección, los inspectores concedieron un plazo de 90 días para regularizar la situación de Malabo Business Center S.L, por este motivo, según el mismo informe “no se ha liquidado las infracciones conforme establece el artículo 100 de la Ley Nº 10/2012 de fecha 24 de diciembre sobre reforma del ordenamiento general de trabajo”. Pero una vez vencidos los tres meses, “se procederá a la verificación de la situación de la documentación de la empresa”, concluyen los inspectores. 

La manipulación de las escrituras de Multi Business Center S.L

Según las fuentes consultadas en el entorno de Santiago Nve Nve, la gendarmería nacional dispone de suficiente información documental, relacionada con las presuntas actividades corruptas de Multi Business Center S.L., en el que aparecen las maniobras que habrían realizado durante muchos años, pero hay demasiados intereses en juego que pueden perturbar la paz de Nguema Obiang”, sentenció la fuente, por este motivo, según la misma fuente, “el Vicepresidente Nguema Obiang ordenó a la Gendarmería archivar la investigación”

Entre los documentos que obran en poder de la Gendarmería Nacional, se encuentran las escrituras falsificadas que la trama de corrupción utilizó para obtener contratos públicos adjudicados por las petroleras norteamericanas. Según las escrituras falsificadas que también están en poder de los accionistas de EG LNG en la empresa de Juan Aba Elo Nchama aparece las firmas de los tres socios fundadores, Juan Aba Elo Nchama, Santiago Nve Nve e Ignacio Nsi Bico que firman ante el notario, Pedro Nsue Ela Eyang. Ninguna de las firmas que aparece en las escrituras es la del denunciante que dió a conocer los hechos a los directivos de EG LNG. 

El documento de constitución de la empresa Multi Business Center S.L  se firmó en agosto de 2005, sin embargo, según los archivos de llegadas de Guinea Ecuatorial,  la primera vez que llegó a Guinea Ecuatorial la persona que figura en la escritura falsificada fue en el 2014. Además, en la página 13 de las escrituras falsificadas, aparece misteriosamente el nombre del denunciante extranjero y un sólo apellido, ya que no cabía su segundo apellido en el hueco que quedaba al borrar el nombre de Juan Aba Elo, con el fin claramente de ocultar ante las petroleras norteamericanas que Juan Aba Elo, era el verdadero accionista miembro del gobierno, y también el marido de la Directora General Adjunta de EG LNG, Veronica Mikue Mba. 

Y como suele ocurrir frecuentemente entre los inexpertos aficionados a la delincuencia, el propio Viceministro de Auditorías Juan Aba Elo, se delata torpemente asimismo al reconocer en su declaración de bienes e intereses presentada el 18 de julio de 2022, que él es accionista del 50% de la empresa Multi Business Center S.L, “el subconsciente le delató”, dijo una fuente anónima.  No hay por dónde coger las escrituras falsificadas, hasta un ojo inexperto se da cuenta de los llamativos remiendos que contiene, entre ellos, los caracteres del nombre del denunciante son más pequeños que los de los otros dos socios, y la palabra  nacionalidad «Española», tampoco coincide ni el tamaño, ni el tipo de fuente. 

Según los expertos consultados por Diario Rombe, la mayor chapuza de la falsificación se hace en la página 14 de la escritura, donde realizan un corta y pega. Y para evitar borrar el sello y firma original del notario, se queda junto al sello, visible, subrayado y en negrita la palabra SEGUNDO, que pertenece al texto de la escritura original. Ya en la página 15, Juan Aba Elo y su socio, Santiago Nve Nve, terminan de rematar la gran chapuza haciendo nuevamente un corta y pega. En está ocasión dejan una letra en negrita sin borrar de la escritura original, y como colofón final al estilo de una banda de amateurs con un afán de obtener dinero rápido sin miedo a las consecuencias, suman mal el capital total. Si sumamos en esta página los porcentajes del capital social, suma el 102%, y no el 100%, porque se equivocan al asignar un 34% a Santiago Nve Nve e Ignacio Bico, en vez del 33%. Vayan ustedes a saber cómo serían los repartos de las suculentas ganancias entre los tan ilustres matemáticos.

No obstante, es tremendamente grave e inmoral que quien ostenta el cargo de auditor de un gobierno que supuestamente está luchando contra la corrupción, se dedique en la sombra y mediante todo tipo de artimañas ilegales, y chapucerías a lucrarse con dinero proveniente de fondos públicos destinados a obras sociales para los más necesitados del país, y que la vicepresidenta de la empresa que adjudicaba esas obras sociales, y administraba desvergonzadamente esos fondos públicos sea su propia esposa. “Si tuvieran un mínimo de decencia moral y respetasen el legítimo dinero que le corresponde al pueblo de Guinea Ecuatorial, los miembros de esa banda corrupta de malversadores deberían devolver al pueblo de Guinea Ecuatorial hasta el último franco ganado de forma tan obscena y despreciable”. sentencia un alto cargo del gobierno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos similares.