No conozco Guinea in situ –ganas no me faltan-, pero la verdad es que en la actual situación del país no me atrevo a ir, para que vamos a engañarnos. La dictadura escudriña diariamente todas las homenaje-alinformaciones que se publican sobre Guinea, y estoy seguro de que figuro ya en sus listas de aspirantes a desaparecidos o accidentados, si visitase la nación.

Tampoco me gusta escribir por segundas o terceras fuentes, pues las informaciones normalmente llegan tergiversadas, cuando no son falsas, y siempre interesadas, por parte de quien las facilita.Es cierto que hay algunos portales informáticos de una cierta seriedad que dan noticias sobre África en general y Guinea Ecuatorial en particular, de entre los que podemos destacar por su profesionalidad y competencia GuinGuinBali, o diario ROMBE, que me parece muy fiable y bien informado…

Por lo tanto pienso que debo reflexionar en voz alta sobre Guinea y la necesidad de que España se moje ante la futura transición que debe realizarse en el régimen guineano, por la previsible muerte del dictador, tanto por su edad como, sobre todo, por su grave enfermedad.

Al igual que España tras el fallecimiento por muerte natural del anterior jefe del estado, General Franco, Guinea tendrá que vivir una transición hacia la democracia. Y no sería precisamente la solución, sino generar una nueva dictadura sangrienta encomendar la presidencia de la república a su hijo Teodorín, del cual nadie habla bien, y se le acusa de todo lo imaginable e inimaginable…

España tiene una obvia y grave responsabilidad, por haberles dejado literalmente tirados, sin tutelar la transición hacia la democracia, como han hecho todos los países descolonizadores.

Resulta evidente que intervenir en Guinea es imposible, pues lo impide la soberanía de que disfruta, al menos nominalmente. Pero España si puede, y creo que debe, apoyar económicamente a la oposición democrática, al gobierno en el exilio de guinea ecuatorial, y poner medios de toda índole, presiones tanto directas como indirectas, por medio de los organismos internacionales, ONU, UNESCO, etc., para que las cosas vayan cambiando en Guinea.

El aplazamiento sine díe del premio internacional que iba a conceder la UNESCO con la “generosa” aportación de Obiang, con el dinero procedente del petróleo, y previamente sustraído a los guineanos, es un primer paso en esta dirección. Pero que no ha dado en absoluto España, pues el innombrable ministro de exteriores que tuvimos la desgracia de padecer durante los últimos seis años y medio se llevaba a partir un piñón con Obiang, y tuvo que ser don Mario Vargas Llosa y otros centenares de escritores e intelectuales quienes presionaron a la UNESCO para que no patrocinase un premio sobre derechos humanos que llevase el nombre de Teodoro Obiang, un conocido represor y torturador ya desde los tiempos de su tío, Francisco Macías, el primer presidente del país.

En resumen, y como colofón, España tiene que significarse activamente en la defensa de la democracia y los derechos humanos en Guinea Ecuatorial, apoyando a los grupos de la oposición, presionando a la dictadura actual para que respete a los presos, perseguidos y represaliados –y preferiblemente los libere-, y para que celebren elecciones libres cuanto antes.

Y tenemos que estar dispuestos a apoyar el proceso de transición hacia una verdadera democracia en el país, a ver si de una vez por todas consiguen vivir en paz y libertad, como se merece el noble y pacífico pueblo guineano.

Nuestra transición, con sus luces y sombras, puede ser un modelo de hacia donde debe caminar Guinea cuando se produzcan las previsiones sucesorias, como decía nuestra ley orgánica de sucesión a la jefatura del estado. Pero eso sí, sin establecer autonomías como en España, que ya sabemos que no sirven más que para encarecer la administración pública y duplicar o triplicar servicios, siendo además el germen de futuros movimientos separatistas. Que de los errores también se aprende. 

Ramiro GRAU MORANCHO,

Abogado, Profesor Universitario de Derecho y Académico Correspondiente Real Academia de Jurisprudencia y Legislación.

 

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

2 Comentarios to: ESPAÑA Y GUINEA ECUATORIAL, MEDIO SIGLO DE ABANDONO

  1. OTRO BUBI QUE ESCRIBE FUMADO

    septiembre 4, 2014

    En cierta ocasión, un muchacho español se dirigió a mí en los siguientes términos:
     ¿Tendrías la amabilidad de decirme qué pensáis –en general- las personas de raza negra de nosotros los blancos?
     ¿Por qué me haces esa pregunta? Balbucí, sorprendido.
     Es que a nosotros los europeos, aunque nunca hayamos estado en África, nos gusta pontificar sobre África y sobre los negros
    ……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

    “………Tuvo que acudir a Siquem a recibir la corona de Israel de manos de los ancianos. Según el relato de I Reyes 12: 1-24, el encuentro comenzó con la queja de los ancianos de la pesada carga y el yugo que les había impuesto Salomón, pidiendo al nuevo rey que les aliviara esos tributos económicos. Roboam…………. rechazó con dureza la petición, por lo que los israelitas se sublevaron y se apartaron de la dinastía de la Casa de David, …..”
    …………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
     Si los aborígenes de Fernando Poó y Annobón tenemos que obtener una victoria militar, para tener un poco de libertad en la futura Guinea Ecuatorial de usted don Ramiro GRAU MORANCHO, las autonomías ya no nos bastarían.
     Ahora bien, es posible que, a las buenas, fuesen dichas autonomías suficientes, para que todos nos sintiéramos cómodos.
     NO TRASLADE USTED LOS PROBLEMAS DE ESPAÑA AL ÁFRICA CENTRAL

    Responder
  2. ramón

    septiembre 3, 2014

    Hoy por hoy, Guinea Ecuatorial es un país al que es mejor no ir…, al menos hasta que haya otro régimen político, y más seguridad.
    En estos momentos te arriesgas a ser detenido, apaleado, torturado, e incluso asesinado, por las propias “fuerzas del orden”, que actúan como tonton macoutes del régimen…

    Responder

Dejar un comentario

  • (not be published)