“El derecho al asilo es muchísimo más que el derecho a moverse entre países o continentes. Va mucho más allá de las barreras físicas; se sitúa en otro nivel: el de la supervivencia y la lucha contra la injusticia.”  

El 20 de junio fue el Día Mundial del Refugiado. ¿Lo sabías? ¿No? No te culpo. Desafortunadamente, es común el panel IAPSSdesconocimiento respecto a este tema. Habitualmente se interpreta la inmigración como algo voluntario; sin embargo, en la mayoría de las ocasiones el motivo no es otro que el de escapar a la muerte. «Cada minuto, ocho personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución o el terror y la mayoría tienen que elegir entre algo horrible o algo aún peor.» (Naciones Unidas).

¿Por qué el Día del Refugiado?  «Como una expresión de solidaridad con África, continente que alberga a la mayoría de los refugiados del mundo, la Asamblea General de las Naciones Unidas, adoptó la resolución 55/76 el 4 de diciembre de 2000, en la que declaraba el 20 de junio Día Mundial del Refugiado, haciéndolo coincidir así con el aniversario de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951.» (Fuente: Naciones Unidas).

Son muchos los argumentos en contra de las «políticas fronterizas de cuchillas». Para desmontar la de sus defensores, apuntar a la empatía sería demasiado fácil, así que, ante algunos que se empeñan en negar la mayor y hacer el debate estéril, yo hoy quiero enfrentarlos a uno de los derechos humanos más básicos y que busca garantizar la vida, como es el derecho al asilo y al refugio.

Este es un debate en la cual inevitablemente los argumentos xenófobos y racistas acaban cayendo por su propio peso. Tratarán de justificar su posición diciendo: “Pues mala suerte, ¿por qué no buscan protección en su país?” Entonces, una imagen vale más que mil palabras.

                                                                                                        Fuente: Acnur

El derecho al asilo es tan básico que no hay argumento que lo desmonte más allá de la falta de humanidad. El no serlo o el no percibir al “otro” como tal sí puede ser argumento en contra de este derecho pero, una vez reconocidos el uno al otro como humanos, no hay nada que justifique ignorarlo.

Alguien dirá que si quieren salir de su país, si quieren buscar un sitio mejor, que lo hagan como todos/as: con papeles. Los refugiados no tienen elección. Tú sí. No es cuestión de voluntad sino de necesidad y de lucha por la vida. ¿Qué papeles son válidos cuando eres perseguido por quién no tiene derecho a hacerlo?

El derecho al asilo es muchísimo más que el derecho a moverte entre países  o continentes. El derecho a encontrar refugio fuera de las garras del dolor, del sufrimiento, de la tortura y la persecución, va mucho más allá de las barreras físicas; se sitúa en otro nivel: el de la supervivencia y la lucha contra la injusticia. 

Fernando Ntutumu Sanchis. Politólogo y Coordinador del Grupo Afro Socialista del PSPV-PSOE. Miembro de la OSPD y de la Secretaría de Integración del PSPV-PSOE.

Agradecimiento a la Coordinadora del Grupo Federal Afro SocialistaConsuelo Cruz Arboleda, por su colaboración en la redacción de este artículo.

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)