Los precios de la cantina de la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial, no concuerdan con el estatus de los estudiantes; los cuales, recordamos, no trabajan y muchos de ellos viven bajo la responsabilidad de un tutor.

Lo más rápido que puede servirse en la cantina de un centro educativo, es un bocadillo y algún refresco, y los precios de estos artículos no bajan de los quinientos francos; de ahí las quejas de los estudiantes.

Ante esta situación, muchos de ellos encontraron más económico comer en los puestos de comida rápida de fuera del recinto universitario, en el barrio vecino campo yaunde (Ñumbily), donde el precio de los bocadillos oscila entre los cien a trescientos francos cefa. Al parecer esta actitud no le parece bien al recién nombrado rector, y no le tembló la boca en pedir el cierre inmediato de todos estos locales que se encuentran en las cercanías de la Universidad en Malabo, exactamente en el barrio Ñumbily; alegando que, los estudiantes se dirigen a estos lugares para consumir bebidas alcohólicas y después crear situaciones de alboroto en las aulas de clase y en el recinto universitario.

La máxima autoridad de la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE), no ha prometido tratar el tema de los escandalosos precios de la cantina de la Universidad, siendo que con ello, podría lograr que los estudiantes dejaran de frecuentar en los locales que según él, les corrompen. Los estudiantes aseguran estar firmes en su decisión de comer en las cantinas de Ñumbily, ya que, “ello les permite ser más cuidadosos con los gastos en estos momentos de precariedad económico que atraviesa el país”

La actitud de silencio de la directiva de la UNGE ante este atropello, refuerza las sospechas de que la camerunesa dependienta de la cantina, mantiene relaciones amorosas con algún o algunos directivos de la universidad.

Los estudiantes siguen manteniendo su actitud de acudir a las cantinas que se propone cerrar Filiberto, el Rector y según ellos, “seguirán frecuentándolas, hasta que el rector consiga cerrarlas, entonces se enfrentará a una nueva manifestación”. Hace algo menos de dos meses, se abrió en el recinto universitario un puesto de venta de bocadillos y refrescos, cuyos precios estaban al alcance de los pobres, pero los directivos de la UNGE se encargaron bloquearlo, porque eso le quitaba clientes a la cantina y la dependienta camerunesa se quejó ante ellos.

Informa: La Viuda Ngomo

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)