El proyecto de obra pública del gobierno para la construcción de una Fábrica de Atún fantasma mueve millones de euros a la empresa española

El proyecto de obra pública del gobierno para la construcción de una Fábrica de Atún fantasma mueve millones de euros a la empresa española
 En 2015 Guinea Ecuatorial quiso subirse al barco de la industria internacional pesquera entrando a uno de los mercados más lucrativos del sector: el atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus). La idea de los directivos del ministerio de Pesca y Medio Ambiente, con Estanislao Don Malavo a la cabeza, era crear en San Antonio de Palea (Annobón) varias jaulas para engordar el atún rojo salvaje y una fábrica para procesarlo.
Después de 7 años el proyecto para la “ejecución del proyecto de pesca y transformación de atún y especies afines en Annobón” apenas se ha ejecutado y sigue moviendo millones de euros a la empresa privada.
Las dos empresas españolas World Trading y Teaxul España estuvieron detrás del origen y desarrollo del proyecto de la que habría sido la primera fábrica de atún de África atlántica. En la actualidad  en todo el continente africano solo hay granjas en la franja mediterránea de Marruecos, Túnez, Libia y Egipto.

En 2015 Guinea Ecuatorial quiso subirse al barco de la industria internacional pesquera entrando a uno de los mercados más lucrativos del sector: el atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus). Los expertos estiman que es la especie de atún más valiosa del mundo por la que se paga por un solo ejemplar hasta 100 mil euros en los mercados de sushi de Japón.

La idea de los directivos del ministerio de Pesca y Medio Ambiente, con Estanislao Don Malavo a la cabeza, era crear en San Antonio de Palea, capital de provincia de la isla de Annobón, una jaula para engordar el atún rojo salvaje y una fábrica para procesarlo. Para llevar a cabo el proyecto en el plazo de dos años, el 26 de noviembre de 2015 el ministro de Pesca contrató a la consultora española World Trading y la empresa de ingeniería especializada en el sector pesquero Teaxul España.

La empresa valenciana World Trading (filial de Dilodallav SL), se encargaría de elaborar el informe del proyecto que incluía el diseño de la instalación de cinco jaulas estacionarias, dos copos de matanza, dos túneles de traspaso de atún, embarcaciones para el trabajo en la granja de engorde, sala de procesamiento para productos congelados y refrigerados con un rendimiento de 2 mil toneladas, fábrica de procesamiento de los atunes, entre otros compromisos. Por su parte, Teaxul España S.L, una de las principales empresas españolas especializadas en la construcción de granjas de atún y otras especies como la tilapia se encargaría del desarrollo  técnico.

El proyecto estaba presupuestado con una inversión inicial de 12 mil millones de Fcfa (lo que hoy son 18,3 millones de euros). De salir adelante este proyecto de acuerdo con el calendario de operaciones de World Trading, estaríamos ante la primera fábrica de atún de África atlántica. Según la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) el organismo internacional que regula el atún rojo atlántico—, en la actualidad en todo el continente africano solo hay granjas en la franja mediterránea de Marruecos, Túnez, Libia y Egipto, aguas por las que pasa la ruta migratoria de este túnido.

La financiación de la “granja acuícola de engorde de atún y fábrica de procesamiento de atún” no sería financiada únicamente por el régimen ecuatoguineano, sino también por la firma francesa Société Générale de Banques en Guinea Ecuatorial (SGBGE) quien aportaría una inversión del 25% y el Banco de Desarrollo de los Estados de África Central (BDEAC) quien haría la aportación mayoritaria del 50%. Fue en abril de 2016 cuando se firmó el acuerdo de préstamo millonario que ascendía a los 9 billones de Fcfa (13.713.309 euros) entre el BDEAC y el gobierno ecuatoguineano. El sistema de reembolso se fijó en 6 años con un año de gracia y una tasa de interés del 7% anual.

Una investigación conjunta de Diario Rombe y Moncloa.com que forma parte de los datos de GQLeaks, la mayor filtración de datos procedentes de un organismo oficial de Guinea Ecuatorial como es el Centro Nacional para la Informatización de la Administración Pública,  filtrados a DDoSecrets

 

Cambio de administración en el gabinete de Pesca

 

World Trading gestionaría también la supervisión de los trabajos de ingeniería civil, la formación del personal y la transferencia de los conocimientos prácticos a la empresa nacional de pesca de Guinea Ecuatorial SONAPESCA. También sobrevoló la posibilidad de crear una joint-venture entre SONAPESCA y World Trading, pero las diferencias entre los principales dirigentes del ministerio de Pesca y Recursos Hídricos acabarían antes con el fulminante cese de Estanislao Don Malavo en febrero de 2018.

“Con el cese de Estanislao, el proyecto fracasó drásticamente”, comenta una fuente bajo condición de anonimato. La entonces Secretaria de Estado de Pesca Adoración Salas era una de las principales detractoras del proyecto. “Ella comentaba, sin temor a equivocarse en los pasillos del ministerio, la imposibilidad de ejecutar un proyecto de esta envergadura”, comenta la fuente.

Un año después de acceder al cargo como ministra de Recursos Hídricos por recomendación del entonces poderoso oligarca del régimen Gabriel Mba Bela, la nueva ministra de Pesca y Recursos Hídricos Adoración Salas adjudicó el proyecto a la empresa española Pescados y Conservas del Norte (Pesconor) S.L, propiedad del abogado y empresario Alberto Rey Nuñez, un empresario español conocido por sus vínculos con altos cargos del régimen ecuatoguineano, en particular con el ministerio de Hacienda, Economía y planificación.

 

No es la primera vez que un Rey Nuñez se hace con un negocio millonario en Guinea Ecuatorial. A mediados de diciembre de 2015, el hermano de Alberto, Santiago Miguel Rey Nuñez, en calidad de administrador único de la empresa Ecofibro Cemento SL (marzo, 2009 - octubre, 2014), envió una propuesta y presupuesto dirigido al entonces presidente del Consejo de Administración de la Sociedad Nacional de Pesca de Guinea Ecuatorial para la construcción de la fábrica de embarcaciones artesanales de Bata por un valor de 870.763 euros. 

En septiembre de 2016 los técnicos de la Sociedad Nacional de Pesca de Guinea Ecuatorial Andrés Ndong Micha, Mariano Efua Nchama y Dámaso Mba Nsuga, aprobaron la “oferta de venta de una fábrica de construcción de embarcaciones de pesca artesanal diseñada para los pescadores de Guinea Ecuatorial”.  Un mes después el primer ministro Pascual Obama Asue remitió una carta al dictador ecuatoguineano —a propuesta de los técnicos de Sonapesca— solicitando la liberación de fondos. En el mensaje el primer ministro le exponía sus argumentos de la idoneidad de esta alianza: “la oferta es apta para nuestra pesca artesanal, ya que, es el mismo tipo de embarcaciones que se usa tanto en Camerún como en Gabón para los pescadores artesanales”. 

Con cargo a la cuenta del tesoro público ecuatoguineano, el dictador autorizó al Banco Nacional de Guinea Ecuatorial la transferencia a favor de Ecofibro de 571.185.697 Fcfa (lo que por entonces equivalía a 870.763 euros). La operación se realizó en marzo de 2017 a través de su cuenta abierta en la entidad Caja Rural de Gijón, S.C Asturiana de Gijón. 

En octubre de 2017 la secretaria de Estado encargada de la Tesorería, Milagrosa Obono Angue, pidió explicaciones al entonces director general de la Sociedad Nacional de Pesca el justificante de haber adquirido la fábrica, confirmación de la llegada del material al país, la situación actual de dicho proyecto y el funcionamiento de la pesca artesanal a la que fue consignada dicha inversión. 

No fue hasta finales de 2020 cuando el ministerio de Hacienda de Guinea Ecuatorial autorizó la exoneración de derechos aduaneros, tasas comerciales y portuarias de dos contenedores importados por la empresa Ecofibro que iban a ser instalados en la ciudad de Bata. 

De acuerdo con varias fuentes con amplios conocimientos de estos hechos, “el presidente firmó todo el libramiento, cobraron el dinero e hicieron que el español se fuera del país sin dejar huella, para luego repartirse el dinero”. Según la misma fuente, Santiago Miguel Rey Nuñez habría dejado abandonados en Bata los dos contenedores de materiales con los que iba a dar inicio al proyecto y añaden: “Están implicados muchos peces gordos en el despilfarro de ese proyecto. Y la fábrica nunca se construyó” .
El proyecto de obra pública del gobierno para la construcción de una Fábrica de Atún fantasma mueve millones de euros a la empresa española

Pesconor hereda el proyecto con el cambio de administración

 

El 21 de enero de 2019, Alberto Rey Nuñez envió un correo electrónico al funcionario ecuatoguineano Paulino Nguema Mebeha con el borrador del contrato para la ejecución del proyecto de pesca y transformación del atún y especies afines en Annobón por indicación de Doña Adoración para su revisión”, recalca Rey Nuñez.El proyecto de obra pública del gobierno para la construcción de una Fábrica de Atún fantasma mueve millones de euros a la empresa española

El contrato fechado el 10 de enero de 2019 entre Pescados y Conservas del Norte (Pesconor) S.L, propiedad de Alberto Rey Nuñez y el gobierno ecuatoguineano representados por la ministra de Pesca y Recursos Hídricos, Adoración Salas Chongo y el entonces ministro de Hacienda, Economía y Planificación, Lucas Abaga Nchama, incluye la construcción de una fábrica de conservas en la Isla de Annobón, su equipamiento, la formación profesional del personal, la adquisición de buques de pesca que la puedan aprovisionar y la gestión de la misma.

Entre las obligaciones de la empresa de Alberto Rey Nuñez, Pescados y Conservas del Norte Sociedad Limitada por el citado contrato también estaban, el suministro de maquinarias y equipamiento, impartir un curso de formación profesional para el personal de la fábrica, el suministro de barcos de pesca y la gestión y puesta en marcha de la instalación.

En el contrato, las autoridades ecuatoguineanas y Alberto Rey Nuñez parece no hacer mención a la granja de engorde de atún y entre las exclusiones está la obra civil del proyecto, es decir, la nave de la fábrica, al menos eso parece, “Cualquier instalación, obra o elemento relacionado con la obra civil que no esté vinculada con el aprovisionamiento o actividad a desarrollar por Pesconor a tal fin se entienden excluidas las acometidas eléctricas, saneamiento, agua, etc.“. 

 

Cabe resaltar que, nueve (9) meses después de que ambas personalidades compartieran el borrador del contrato, el BDEAC escribió el 9 de septiembre de 2019, una carta dirigida al entonces Ministro de Hacienda, Economía y Planificación, César Augusto Mba Abogo, con un preaviso de que iban a cancelar el préstamo del proyecto de annobón (cosa que luego no sucedió) porque el ministerio de Pesca y Recursos Hídricos no había realizado desde 2016 las diligencias administrativas correspondientes a la obtención de dicho préstamo.

 

El monto del contrato negociado entre Adoración Salas Chonco y el empresario español, Alberto Rey Nuñez, ascendía a los 4.702.234.086 fcfa (lo que equivale hoy a 7.184.010 euros, aunque en el borrador del contrato dice que equivalía entonces a 7.168.509 euros). Como parte de la obtención del crédito, el gobierno ecuatoguineano autorizó en mayo de 2019, la transferencia a favor del BDEAC la cantidad de 45 millones de Fcfa en concepto de comisiones de intervención relativas a la financiación del proyecto. Semanas después de ejecutar la transferencia de los fondos, siempre según los registros de GQLeaks, se abrió en junio de 2019 una cuenta bancaria de no residente en el Banco Nacional de Guinea Ecuatorial (BANGE) a favor de la empresa española Pescados y Conservas del Norte (Pesconor) S.L.

En el mismo mes en el que el BDEAC avisaba sobre la probable cancelación del préstamo, la ministra de Pesca y Recursos Hídricos, Adoración Salas, solicitó la urgente necesidad de desbloquear los fondos a favor de Pescados y Conservas del Norte SL por un importe de 4.702.234.086 Fcfa (equivalente ahora a 7.184.010 euros). 

 

Vínculo entre la ministra de Pesca y Pesconor

 

Los estrechos lazos entre la ministra Adoración Salas Chonco y el abogado español Alberto Rey Nuñez se habrían concretado presuntamente por mediación de Magdalena Ava Bokosa, directora general de Estudios, Contratos y Mercados del Estado en el Ministerio de Finanzas, Economía y Planificación. Magdalena Ava ha sido desde 2015 asesora y administradora de los negocios del alto cargo del régimen ecuatoguineano César Augusto Mba Abogo.

La funcionaria ecuatoguineana, Magdalena Ava Bokosa y el abogado español, Jose Alberto Rey Nuñez, fundaron en julio de 2015, la consultoría jurídica Ava & Rey S.L. con un capital social de 3.390.933 Fcfa. Al menos en 2015, Magdalena Ava Bosoka figuraba como accionista mayoritaria con un 50% de participación. El exdirector general de Organismos Autónomos en el Ministerio de Hacienda, Arturo Nguema Abogo —nombrado a dedo por su hermano, César Augusto Mba Abogo, entonces Ministro de Hacienda—, controlaba el 20% del capital social, aunque se cree que, éste estaría representando presuntamente a su hermano César Augusto Mba Abogo en el accionariado de la consultoría. Sin embargo, el abogado español Alberto Rey Nuñez controlaría supuestamente el 30% del accionariado.

La lista de los poderosos clientes de la consultoría Ava & Rey es larga y sus nombres aparecen en los datos de GQLeaks, la filtración más grande de la historia de Guinea Ecuatorial. La consultoría Ava & Rey S.L, también dirigió la constitución de una empresa vinculada directamente con el ahora ministro de Hacienda, Valentín Ela Maye, por lo tanto, no cabe duda de los presuntos tratos de favor que recibe los Nuñez en Guinea Ecuatorial.

Los archivos de Ava & Rey que forman parte de los datos filtrados de GQLeaks, establecen que, la consultoría estaba presuntamente relacionada con el proyecto de construcción de la granja acuícola de engorde de atún y fábrica de procesamiento de Atún. 

El proyecto de obra pública del gobierno para la construcción de una Fábrica de Atún fantasma mueve millones de euros a la empresa española

 

De acuerdo con los datos del registro mercantil de España, la contratista Pescados y Conservas del Norte (Pesconor) S.L, es una empresa constituida el 15 de julio de 2016, dos meses después de que el régimen ecuatoguineano firmara el acuerdo de préstamo con el Banco de Desarrollo de los Estados de África Central (BDEAC) para la construcción de la fábrica de atún en la Isla de Annobón. 

Por lo tanto, no se conocía experiencia anterior de Pesconor en la ejecución de proyectos de esta envergadura: “nos resultaba surrealista que una empresa recientemente creada con un capital social de 3000 euros, la ministra la adjudicase un contrato millonario frente a la conocida empresa Teaxul España S.L con una larga experiencia probada”, comenta otra fuente bajo condición de anonimato. 

Entre las actividades de Pesconor, está la explotación industrial de todas las actividades relacionadas con productos destinados al consumo humano o animal incluso su producción, transformación, distribución y comercialización. En su sitio web, Pesconor dice tener más de 20 proyectos del sector pesquero en 4 continentes y que también se dedican a la búsqueda de financiación para la ejecución de proyectos, “el nivel de éxito de los proyectos tanto nacionales como internacionales es el 100%”, se puede leer en el sitio web. 

El canal de transferencias para el proyecto fantasma

 

La promesa de la granja acuícola y la fábrica de transformación de atún en San Antonio de Paléa, capital de la isla de Annobón, venía acompañada no solo de la creación de nuevos puestos de trabajo para los locales, sino también de la reducción de déficit de recursos haliéuticos ofreciendo a la población ecuatoguineana y al resto del mundo, pescado de calidad a bajo costo.

El gobierno ecuatoguineano había previsto concluir la ejecución de las obras en un plazo de 14 meses, a partir de la fecha de recepción de los fondos. En diciembre de 2019, el BDEAC informó en un escrito dirigido al entonces ministro de Hacienda, César Augusto Mba Abogo, las transferencias por un monto de 3.107.524.054 Fcfa (equivalente a 4.669.364,19 euros) para la construcción de la fábrica de transformación de atún así como la granja de engorde a favor de la empresa de Alberto Rey Nuñez, socio de la funcionaria ecuatoguineana Magdalena Ava Rey. También se transfirió fondos para la obra civil a favor de la filial marroquí Somagec Guinea Ecuatorial.

Aunque en el contrato se acordó un pago integro, el BDEAC representado por el ecuatoguineano Fortunato Ofa Mbo Nchama transfirió el 17 de diciembre de 2019 la cantidad de 1.410.670.226 FCfa (equivalente hoy a 2.154.015 euros) a la cuenta de Pesconor abierta en la entidad financiera española Caja Rural Gijón Sociedad Cooperativa de Crédito y no en la cuenta de no residente abierta del Banco Nacional de Guinea Ecuatorial. En la misma carta a la que tuvo acceso Diario Rombe, el BDEAC recuerda también que quedaban por disponer otros 5.892.475.946 Fcfa (8.978.371 euros en la actualidad) para ser desembolsados el 31 de diciembre de 2022.

Las cuentas anuales de Pesconor del año 2019 año en el que la institución bancaria africana transfirió los 2.154.015 euros no parece haber sido declarada ante el Registro Mercantil; una inconsistencia que contempla la ley de Sociedades de Capital prohibiendo a las empresas inscribir en el Registro Mercantil más documentos mientras persista el incumplimiento. Los periodistas contactaron en varias ocasiones con Alberto Rey Nuñez para ofrecerle la oportunidad de responder a nuestros hallazgos, sin embargo optó por no contestar. 

Diferentes fuentes consultadas por Diario Rombe comentan que, a fecha de la publicación de este artículo, el proyecto para la “ejecución del proyecto de pesca y transformación de atún y especies afines en Annobón” apenas se ha ejecutado y va con mucho retraso.“No se ha construido prácticamente nada en realidad”, asegura un funcionario del Estado bajo condición de anonimato. 

La explicación que dio la ministra ecuatoguineana a Diario Rombe fue que “si la obra no avanza, es como muchas cosas por la pandemia… Pero que si la obra va muy bien y dentro de poco la Isla tendrá su primera fábrica”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias similares