GUINEA ECUATORIAL |

CLEPTOCRACIA | CAOS POLÍTICO

COMENTARIO

Etimológicamente, dice la enciclopedia libre Wikipedia, la palabra CLEPTOCRACIA – del griego clepto, ‘robo’; y cracia, ‘fuerza’ = dominio de los ladrones –  es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes, debido a que todos los sectores del poder están corruptos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico. Es un término de reciente acuñación, y se suele usar despectivamente para decir que un gobierno es corrupto y ladrón.

De cómo Guinea Ecuatorial puede rwandarizarse

La crisis política que impera en Guinea Ecuatorial, minada por ingobernabilidad, corrupción política y económica, violación sistemática de los derechos humanos, libertades públicas y fundamentales, luchas intestinales por la sucesión presidencial, está tocando techo. La continuidad de la tiranía, su constante huida hacia delante, menoscabando las reglas elementales de convivencia sociopolítica y sometiendo a la población a la pobreza y a la miseria, violentando a la disidencia política y organizando continuas elecciones fraudulentas puede desembocar, en cualquier momento, en una explosión social de consecuencias impredecibles.

 

PEDRO NOLASCO

20| MAYO | 2014

El caos sociopolítico provocado y mantenido por el propio régimen durante 35 años ha creado profundas heridas en la población difíciles de cicatrizar. En el peor de los casos, la pugna por la sucesión ha creado grandes divisiones internas y luchas intestinales en el seno de la familia presidencial. La tiranía guineana es, ante todo, personalista. El tirano hace y deshace a su antojo y no tiene que consultar ni menos rendir cuenta a nadie.

La pugna por la sucesión ante incesantes rumores sobre el mal estado de salud del déspota ha creado dos frentes opuestos en el seno de su familia. Por una parte, sus hermanos sanguíneos y consanguíneos, es decir, el clan de su pueblo Esangui-Akoakam de Mongomo. Los Esangui son los que copan todos los puestos de máxima responsabilidad en el Ejército y tiene una veintena de generales en el ejército. Todo el pueblo está militarizado y  son oficiales en distintas ramas del ejército. Sin embargo, en la actualidad están siendo marginados en la toma de decisiones políticas por la segunda familia, es decir, la la esposa Constancia Mangué y su hijo, Teodoro Nguema Obiang, vicepresidente segundo de la República, encargado Defensa y Seguridad Nacional.

  10367182_666046703474610_5558790900015758224_n

RAZONES DE RWANDARIZACIÓN

Los dos bandos. El frente Esangui y el frente Obuk, de Constancia Mngué Nsue Okomo y su hijo Teodoro Nguema Obiang Mangué, están armando fuertemente ante un desenlace imprevisible de Teodoro Obiang y han creado ejércitos paralelos dentro del cuerpo castrense.

 

LOS ESANGUI

Los Esangui están liderados por el capitán general, Armengol Ondó Nguema, hermano carnal del cleptómano. En torno a él están todos los primos de Obiang, sus hijos vástagos, cuñados, sobrinos, etc. El actual ministro de Defensa y general del Ejército, Antonio Mba Nguema. El director general de la Seguridad Nacional, Cayo Ondó Mbá Angué (un asesino convicto), también general del ejército. Los máximos responsables del Ejército pertenecen a la familia del presidente. Ellos conforman un ejército paralelo dentro del Ejército Nacional y son los que controlan las armas. El Subinspector general de las Fuerzas Armadas y encargado de todas las armerías de la Región continental del país y general del Ejército, Antonio Obama Ndong. La región natal del presidente, Mongomo, también contiene una importante población en el Ejército Nacional y muchos han sido promocionados a oficiales y mandos del ejército gracias a los hermanos y primos del presidente, fundamentalmente por Armengol.

Sin título

Sin embargo, en la actualidad, éste bando no tiene relevantes cargos políticos ni participa en decisiones políticas. Hoy, al margen del propio Obiang, las decisiones políticas las toman su mujer Constancia Mangué y su hijo Teodoro Nguema Obiang. También están haciéndose con adeptos en el Ejército, fundamentalmente entre los jóvenes.

LOS OBUK

Es el bando de Constancia y su hijo Teodoro Nguema. Ostentan el monopolio de las decisiones políticas, de modo que en Guinea Ecuatorial nadie ostenta cargo relevante en el Gobierno, en la Administración ni en el partido gubernamental si no cuenta con el apoyo de ellos. Están haciendo con adeptos en el ejército, como el ministro de la Seguridad Nacional, Nicolás Obama Nchama quien, a pesar de ser sobrino de Obiang y de Armengol, está del lado de Teodorín. Es su brazo ejecutor. Ese mismo bando está llevando a cabo desde hace tiempo reclutamiento de jóvenes que son adiestrados y entrenados por empresas israelíes. Esos jóvenes sólo actúan bajo las órdenes de Teodorín y sus secuaces.

Sin títuloñ

Las empresas israelíes que operan en el sector son, entre otras: Israel Military Industries (IMI), Shipyards Ltd., International Medical Services GE, SA. La señora Yardena Ovadia es quien coordina los contactos entre empresas israelíes y el régimen de Obiang.El régimen cuenta también con ucranianos en aviación militar. Igualmente asisten tanto a Obiang como a su hijo, los mercenarios angoleños, libaneses, surafricanos, ghaneses, marroquíes, etc. Todos ellos están bajo las órdenes de Teodorín y de su padre, de modo que el ministerio de Defensa que dirige el primo hermano de Obiang poco o nada pinta al respecto.

 

LUCHAS INTESTINALES

Desde hace años Constancia y su hijo Teodorín están haciendo ilusiones en torno al poder ante cualquier percance de Obiang, sea por enfermedad o muerte. Teodorín ha sido promovido a la vicepresidencia de la república, encargado de Defensa y Seguridad Nacional. El cargo de vicepresidente segundo de la república no está contemplado en la Constitución que recientemente reformó el mismo Obiang. Lo cual hace creer en las presiones de su mujer para colocar a su hijo como potencial delfín.

Sin embargo, los Esangui se oponen a cualquier pretensión de que Teodorín sustituya a su padre. Las relaciones entre la familia de Obiang y la de su mujer están más que tensas en los últimos años, sobre todo cuando Teodorín fue promovido a cargos que ostenta actualmente.

Tras los problemas judiciales que tiene en Francia, Armengol propuso una reunión familiar en la que intentó persuadir a su hermano a que cambian la forma de gobernar el país, que fuesen más flexibles con la población e incluso que Obiang pidiera perdón al pueblo por los errores que haya podido cometer.  ‘Quien quiera que te perdone’, le dijo. La reunión, mantenida en su palacio de Mongomo a principios de 2013, estuvo a punto de estallar, pero un Obiang cauto dijo que respondería a su hermano en otra reunión, que nunca se produjo.

La sorpresa fue que meses después de dicha reunión, Teodorín aprovechando un viaje de Armengol en el interior del país, mandó precintar su oficina de la presidencia. La oficina no sólo fue precintada con hormigón armado sino fue saqueado por militares de Teodorín y de Nicolás Obama Nchama. Cuando Armengol pide explicaciones a su hermano, éste le respondió que no puede revocar las órdenes de su hijo. Armengol se retiró al interior del país y ahora está alejado de la toma de decisiones en el régimen de su hermano. Esta retirada voluntaria y obligada de Armengol no se puede interpretar como cobardía sino como una estrategia, quizás para preparar mejor su retaguardia y la de los suyos ante cualquier signo de cambio que situé a Teodorín en la presidencia.

En las mismas circunstancias, se ha retirado un sobrino de Obiang, prohombre del régimen, Melchor Esono Edjo, considerado uno de los más ricos de Guinea. Dirigió durante casi veinte años la Tesorería general del Estado y de allí proviene su fortuna. Ambos, Armengol y su sobrino Melchor mantienen una estrecha relación.

 

RESUMIENDO

10367182_666046703474610_5558790900015758224_nLa familia presidencial se encuentra actualmente enfrentada a dos bandos por la sucesión. Hasta circulan rumores de que Constancia y su hijo tienen un plan para eliminar de forma misteriosa a Obiang y así facilitar la subida al poder de Teodorín.

En toda esa pugna familiar, Obiang prefiere hacer más caso a la familia de su mujer, de la que teme poderes brujeriles. Se atribuye poderes satánicos y brujeriles a la madre de Constancia, la suegra de Obiang, la tal Okomo Mba Esono, muy poderosa en el país, que mantiene aterrorizada a media población de Río Muni con la apropiación forzosa de sus bienes y terrenos. Y como Obiang es muy dado a prácticas de la brujería y de la magia negra por creer más en ellas que en el poder militar que usa para reprimir a la población, es lógico que se incline por la familia de su mujer. También es consciente del inmenso poder que tiene su propia familia, lo que le convierte ahora en un presidente simbólico, porque en el fondo son su mujer y su hijo quienes deciden hoy sobre los guineanos.

Con los problemas familiares que tiene y el caos en que ha conducido el país a lo largo de 35 años de poder omnímodo, es consciente de que la situación se le ha escapado de las manos. La pretensión de Obiang es que hágase con Guinea y con su familia lo que Dios quiera tras su desaparición, que como cualquier persona quiere morir tranquila y si con el poder bajo las botas, mejor. Cree que democratizar el país o crear un ambiente de reconciliación nacional para distender el clima político le resulta ahora imposible o que podría volver contra él. Es más que consciente del caos impuesto y sabe que quienes le aplauden ahora pueden volver contra él a la más mínima oportunidad. Sabe que en la actualidad ni sus propios familiares darían la vida por él, por el malestar que ha creado entre ellos.

 

EJÉRCITOS PARALELOS

En la concepción moderna y occidental de países sólidos, estables y organizados, en Guinea Ecuatorial no existe Ejército Nacional capaz de defender los intereses de la nación cuando están en peligro sea por una amenaza interna ni menos externa. Lo que en Guinea se denomina Ejército Nacional, está poblado por militares de poca preparación que reciben entrenamientos durante unos meses en academias que existen o han pasado por meros cursillos de entrenamiento en el extranjero. Los suboficiales, oficiales y mandos son nombrados por razones familiares y otras afinidades, al margen de los reglamentos militares sobre ascensión. Más de la mitad de los generales son familiares y parientes directos del presidente. En Akoakam-Esangui hay una veintena de generales y centenares de oficiales y  mandos militares.

Empero lo que hoy realmente existe en el seno castrense son grupos de afinidades, auténticos ejércitos paralelos, controlados por el propio presidente, su hermano Armengol, su esposa y su hijo. La situación puede describirse de la siguiente forma:

 

EJÉRCITO DEL PRESIDENTE

Está compuesto por un sector de la armada que ejerce como agentes y escolta presidencial. Junto a ellos están los mercenarios extranjeros, fundamentalmente israelíes, marroquíes, surafricanos, ghaneses y angoleños. Su única misión es defender al presidente y nada más. Desaparecido o ante cualquier estallido se verán obligados a huir del país.

 

EJÉRCITO DE ARMENGOL

Está compuesto por todos los militares de Akoakam-Esangui y del sector del Ejército nacional que no apoya las intenciones de sucesión de Teodorín. En caso de un estallido familiar estarían predispuestos a luchar contra el bando de Teodorín. Se cree que desde la sombra Armengol está preparando a su primogénito como posible sucesor. Santiago Nguema Ondó, estudió en Estados Unidos y se supone que tiene cierta preparación académica, en comparación con el iletrado y analfabeto Teodorín. No es miembro de Gobierno y de él se sabe poco o nada en el país, salvo que es el principal administrador de las variadas empresas que su padre tiene en el país y en el extranjero.

 

EJÉRCITO DE TEODORÍN Y SU MADRE

No cuentan con muchos adeptos en el seno del Ejército tradicional. Sin embargo, desde hace años han montado dos academias militares y los reclutas que salen de ellas están comandados por Teodorín y sus colaboradores inmediatos como Nicolás Obama Nchama. Esos militares sólo obedecen órdenes de Teodorín y están promocionando a algunos de ellos en puestos de responsabilidad en el seno del Ejército. Las dos academias, dirigidas por empresas israelíes antes señaladas, están ubicados en Mongomo, regional natal del presidente y en la antigua academia militar de Mussola, sur de la Isla de Bioko y en cuyas inmediaciones Teodorín ha levantado una amplia ciudad que seguro convertiría en la sede presidencial si llega al poder. La ciudad está construido entorno a la localidad de Moka. Los reclutas de estas dos academias, la mayoría jóvenes sin formación y que estaban desesperados están instruidos únicamente para defender a Teodorín y sus intereses. En la capital, Malabo, se ha podido constar que se dirigen a Teodorín como presidente. ‘Nuestro presidente’.

 

POLVORÍN

Tal como está desdibujado actualmente el panorama sociopolítico de Guinea Ecuatorial sin apenas una oposición interna ni un grupo capaz de hacer frente a al poder en plaza y con un tirano cuya edad biológica supera 70 años; unido a las pugnas familiares que hacen ilusiones en torno a la sucesión, todo ello convierte a Guinea Ecuatorial en una olla exprés que puede estallar en cualquier momento y producir un baño de sangre si no un genocidio como la que se registró en Rwanda en 1994.

Una muerte natural del cleptómano puede provocar una confrontación bélica de consecuencias incalculables entre los bandados familiares. Ni el bando de Armengol aceptaría la entronización de Teodorín y su madre ni esos aceptarían la entronización del hijo de Armengol.

La Constitución de Guinea Ecuatorial prevé que para esos casos el presidente sea sustituido por el Vicepresidente primero, pero Ignacio Milam Tang no es más que un muñeco en manos de Teodorín y de Armengol. O sea, no representa absolutamente nada, como tampoco los familiares de Obiang, que acumulan todo el poder militar lo permitirían, teniendo en cuenta el riesgo que corren sus vidas y sus intereses materiales cuando se vean sin el poder que ostentan actualmente.

La hipotética intervención de la comunidad internacional, en ese caso, como en otros registrados en África, siempre será tarde.

 

DESESTABILIZACIÓN COMO SOLUCIÓN

Perdón. Quería decir DIPLOMACIA PREVENTIVA. Pero cualquiera viviente sabe hoy hasta qué punto esa palabra tiene alcance efectivo. En Guinea, la comunidad internacional y los países democráticos occidentales y Estados Unidos se han rendido ante el sátrapa en saqueo del petróleo.

Todo lo expuesto hasta ahora en ese ‘panfleto’ es lo más previsible en Guinea Ecuatorial en caso de una muerte natural del tirano.

Teniendo en cuenta que Obiang jamás democratizará el país ni organizará elecciones libres y transparentes, como tampoco admitiría un partido político interno capaz de poner en riesgo su continuidad en el poder, conviene detenerse que la única forma que queda para democratizar Guinea Ecuatorial y sobre todo para evitar que el caos imperante desemboque en un genocidio, es la desestabilización. Es decir, un cambio radical con el pasado.

La ventaja que tendría cualquier resistencia interna para desestabilizar el régimen, instaurar la democracia y la reconciliación nacional, es que de  todos los ejércitos paralelos ya citados no estarían dispuestos a dar sus vidas por sus amos actuales porque  cualquier guineano, aun los que ostentan privilegios en el régimen, saben que con Obiang y su familia Guinea siempre irá a la deriva total. La pobreza y la miseria son patentes en todos los ámbitos de la sociedad. La desigualdad, las discriminaciones en los sectores de la administración, la falta de elementales servicios sociales, en definitiva, un país con tantos recursos pero con más del 70 por ciento de la población por debajo del umbral de la pobreza.

Dentro de este contexto, cualquier resistencia interna siempre tendrá el apoyo de la población e incluso de algunos sectores del Ejército. Nadie se mataría por Obiang y por su familia, si bien cabe advertir que cualquier desorden en la resistencia puede ser aprovechada por los ejércitos paralelos antes mencionados para sembrar terror, masacrar a la población inocente y recuperar el pánico.

 

LA OPOSICIÓN

La oposición guineana tanto del interior como la del exterior no está preparada para crear una desestabilización a corto y mediano plazo por varios factores fundamentales.

En el interior prácticamente ya no existe oposición como tal. Todos los partidos políticos están sometidos al férreo control del régimen y casi todos prefieren colaborar con el régimen para conseguir status y privilegios personalistas. Sí hay constancia de ciudadanos radicales contra el sistema, pero estos tampoco están organizados para crear un frente común y desestabilizar el régimen.

 

RECOMENDACIÓN

La comunidad internacional y concretamente los países occidentales con fuertes intereses en el país, como Estados Unidos y Francia, deben tener muy en cuenta la actual situación de Guinea Ecuatorial y tender la mano a la oposición para que ésta sea reconsiderada y ejerza la presión necesaria sobre el régimen. Es el único camino que puede obligar a Obiang abrir un espacio de diálogo con la oposición y otras fuerzas vivas y a partir de ahí reconducir el caos para que no desemboque en un escenario violento y sanguinario.

Pero un Obiang que cree más en sus dioses que en los hombres se ha situado entre el bien y el mal sin importarle un ápice el deseo de su pueblo de vivir en paz y en libertad. Como tiene bien planificado y aquí queda reflejado para que el día de mañana nadie alegue motivos de ignorancia: ‘HAGÁSE DE GUINEA ECUATORIAL LO QUE DIOS QUIERA CUANDO ME MUERA”.

La rwandarización de Guinea puede ocurrir, va a ocurrir y sólo entonces veremos lo que será de ese accidentado país.

La solución está en manos de Obiang y si cabe de sus socios internacionales. Como nunca van a hacer nada mientras continúan cegados por el oro negro… “hágase de GQ lo que Dios quiera”.

LOS QUE TIENEN OÍDOS PARA OÍR, QUE OIGAN.

Diario Rombe
En coherencia con nuestro compromiso con la verdad y el derecho a la información apelamos a la participación ciudadana para que nos hagan llegar sus historias documentadas sobre sus experiencias como ecuatoguineanos bajo el longevo mandato del clan Obiang. Nuestro compromiso es escucharlas, investigarlas, curarlas y publicarlas para cerrar el círculo de la libertad de prensa del que está privado nuestro país. Email: [email protected] Signal/Telegram/ Whatsapp: 0034 634 79 78 38

Dejar un comentario

  • (not be published)